POLICIALES

Femicidio de Tacumán: “Había un consumo muy marcado de alcohol por parte de la pareja”

Ayer prestaron su testimonio médicos, psicólogos y peritos que intervinieron en las pericias por el crimen ocurrido a mediados de marzo de 2019 en Paso de Indios. Se indicó que el estado de embriaguez en esos momentos de Luis Gerardo Currumil, el único imputado, le había alterado su conducta.

15/12/2020 02:00

El femicidio de Andrea Tacumán, ocurrido en marzo de 2019 en Paso de Indios, es abordado en Trelew.

906

Ayer se realizó en los tribunales de Trelew la segunda jornada del juicio oral y público por el femicidio de Andrea Mónica Tacumán, causa en la cual está como único imputado Luis Gerardo Currumil.

El hecho ocurrió el 19 de marzo del año pasado en Paso de Indios y al joven detenido se lo imputa como autor del delito de homicidio agravado por el vínculo en estado de emoción violenta y en el marco de violencia de género.

En el inicio de la audiencia se incorporaron nuevas pericias a través de convención probatoria entre las partes, entre las que se incluyó la planimetría realizada en la vivienda donde ocurrió el crimen y el informe de autopsia.

En el mismo se detalla que Tacumán falleció a causa de una hemorragia cerebral masiva y se da cuenta de múltiples lesiones en distintas partes del cuerpo, incluyendo cráneo, cuello, torso, espalda y también en algunas extremidades, entre las que se destacan contusiones provocadas con un elemento duro y romo -que no tiene punta ni filo- las cuales serían compatibles con la culata del arma de aire comprimido que Currumil habría utilizado para atacar a quien era su pareja.

También se incluyeron por convención probatoria los análisis genéticos realizados a las muestras obtenidos del hisopado de las uñas de la joven asesinada, en los cuales se habría obtenido coincidencia con el perfil del acusado.

A través de videoconferencia, por sistema Webex Meeting, declaró el médico Milton Benjamín García Sánchez, quien intervino en el lugar del hecho y constató la muerte de la mujer como así también las lesiones que presentaba la misma. Pero además atendió en el Hospital a Currumil horas después de ocurrido el crimen. “Ingresé por la parte posterior de la vivienda y recuerdo claramente una escena de violencia, había muchas cosas tiradas en toda la casa y al ingresar a la habitación estaba el cuerpo sin vida de la mujer”, dijo el médico a los jueces.

La doctora Vanina Botta y el licenciado Daniel Schulman dieron testimonio sobre la evaluación requerida respecto del imputado por parte del Ministerio Público Fiscal.

Botta indicó que a raíz del estado de embriaguez de Currumil, certificado por el resultado del dosaje alcohólico que arrojó 2.17 gramos por litro de alcohol en sangre, se pudo constatar que si bien al momento del hecho no se encontraba en un estado de inconsciencia, existía una alteración de su conducta.

Schulman por su parte afirmó que al momento de realizarse la entrevista estaba “lúcido y orientado, tanto en tiempo como en espacio”. Tras hacer una breve descripción de la historia de vida de Currumil, contó como dato particular que según los datos obtenidos en la entrevista, “había un consumo muy marcado de alcohol por parte de la pareja” cuando el acusado estaba en el pueblo, que podría extenderse durante varias horas del día.

Sostuvo que el imputado pudo “ubicar varias escenas” de esa noche, pero que otras no las recordaba.

En cuanto a su estado emocional dijo que habría estado alterado, y si bien no “hubo una suspensión de la conciencia, sí se presentaba una obnubilación o disminución del estado de conciencia” al momento de ocurrido el hecho. Por ese motivo es que Luis Currumil pudo recordar momentos de esa noche, como cuando fueron a tomar a casa de un vecino o cuando encuentra a Tacumán con López en una situación íntima, pero no del momento del ataque a la mujer.

Según la acusación formulada por la fiscal Carolina Marín al iniciarse el juicio, tanto la víctima como el acusado eran pareja desde hacía por lo menos dos años al momento del crimen de la mujer.

Aquel día ambos estuvieron bebiendo desde temprano con Adrián Ezequiel López, para luego ir los tres hasta la casa de otro vecino.

En ese lugar siguieron bebiendo y tras un entredicho con la mujer, Currumil se retiró del lugar, volviendo Tacumán y López a la casa en la cual ocurrió el crimen.

Según el relato de la Fiscalía, Currumil habría regresado al hogar y al no poder acceder por ninguno de los dos ingresos a la vivienda, habría observado a través de la ventana a la víctima junto a López en una situación íntima. Tras forzar el acceso a la vivienda por una puerta posterior ingresó a la casa y golpeó a López, quien huyó del lugar prácticamente desnudo, mientras Currumil atacó a la mujer, primero a golpes de puño y luego con la culata de un rifle de aire comprimido.

Producto de las lesiones sufridas, principalmente en el cráneo, la mujer murió en el lugar, en tanto que Currumil se entregó posteriormente ante los efectivos de Policía que realizaban los primeros peritajes en el lugar del crimen, indicó un parte de la Agencia de Comunicación Judicial. El juicio continuará hoy con más testimonios y los alegatos de las partes.#