POLICIALES

La familia de las víctimas habló tras la condena y detención de Juan Luis Ale

El 23 de diciembre la Cámara Penal de Puerto Madryn, por mayoría, ratificó la condena por abuso sexual contra Juan Luis Ale que fue detenido y alojado en una dependencia policial de Esquel. La resolución fue una bocanada de aire fresco para Fernanda Murua, su hermana Belén y toda la familia que transitaron por este sinuoso y complejo camino que les permitió en Nochebuena realizar un brindis diferente y lleno de paz.

27/12/2020 02:00

DetenciĆ³n. La primera imagen del exjefe detenido en la cordillera.

2.592

“Hace muchos años el día de mi cumpleaños al momento de pedir los deseos pedía justicia. Fueron muchos años haciéndolo pero el brindis de esta Navidad fue distinto, con emociones encontradas porque Dios o el universo se apiado y se solidarizó con nosotras” dijo emocionada Fernanda Murua, horas después de haberse conocido la resolución de culpabilidad

“La resolución la tomé tranquila y muy conforme con la actuación de la fiscal Alejandra Hernández que lo viene haciendo de manera impecable desde el minuto 0” indicó Fernanda, quien reconoció que la decisión de la Cámara Penal “trajo alivio fue una bocanada de aire para mí, para toda mi familia y todas las personas que durante años acompañaron este proceso. Esto fue una alegría para la familia que esperaba justicia y para muchos otros que están en todo el mundo expectantes con lo que sucedía”.

Junto a ese nuevo aire, el fallo acercó “paz” al hogar de la familia de las jóvenes porque “hay alivio, hay un encuentro de emociones pero no deja de ser satisfactorio” expresó Fernanda. Esas sensaciones ambiguas pasaron porque “nosotros denunciamos de grande, en mi caso tuve muchas secuelas del stress postraumático y en mi vida todo rondaba en mejorar la calidad de vida que tenía porque fue un proceso muy duro. El fallo da un empujón en mi vida personal y, además, a la lucha colectiva que llevamos los sobrevivientes de abuso sexual en la infancia”.

Asimismo, tuvo un párrafo especial para sus padres que “siempre me creyeron, me acompañaron y me devolvieron la vida” aunque reconoció que “en la mayoría de los casos esto no sucede y lo pasan en soledad”.

En sus palabras sintetizó todo lo sucedido durante estos años en la frase que “necesitábamos que está persona que cometió uno de los delitos más aberrantes en la infancia y que para mí es un delito de tortura este tras las rejas” afirmó Fernanda Murua. En sus palabras, reiteró que la ratificación del fallo de primera instancia y la detención de Juan Ale “era lo que todos esperábamos porque los pederastas y pedófilos jamás cambian y hoy esta tras las rejas es una lucha ganada. La paz que me trae a nivel personal es saber que durante 8 años no estará en la calle, no va a tocar a ningún niño/a y adolescente. Para los que estamos en esta lucha colectiva es un alivio muy grande y, además, fortalece la lucha contra el abuso sexual en la infancia” afirmó la joven que sufrió junto a su hermana los abusos cuando tenían entre 8 y 10 años.

Ratificación

Uno de los aspectos donde Fernanda Murua puso el acento fue en la decisión de los miembros del tribunal de no hacer lugar a la impugnación de la prescripción del delito, aspecto que se debatió a lo largo de todo el proceso. Eso genera un antecedente muy relevante porque “no somos un caso aislado sino que es algo que se repite en Puerto Madryn, en Chubut, en Argentina y en el mundo. No denunciamos cuando queremos sino cuando se puede, cuando uno mental, emocional y físicamente esté preparado para afrontar una denuncia. El primer paso es romper el silencio y poner en palabas lo que nos pasa porque cuando uno va a denunciar va con la limitación que te ponen de la prescripción de la causa. La decisión que un tribunal ratifique que la prescripción no proceda Esto representa mucho para nosotros y para muchísimos sobrevivientes. Esto es aire y esperanza para tantas y tantos”.

Uno de los aspectos donde pidió se intervenga y se logre mejorar está ligado al momento en que la víctima radica la denuncia porque se está en un proceso de “total indefensión” agregando que “eso se tiene que analizar”. En el caso específico de ella, Fernanda revaloriza el rol que ha jugado la familia porque “desde el primer momento en que puse en palabras lo que me paso tuve una contención absoluta de mis padres que siempre me creyeron y acompañaron en cada uno de los procesos”. No obstante ello, aclaró que en un alto porcentaje las personas que llegan a hacer una denuncia lo hacen “solos y sin ningún tipo de contención y acompañamiento porque las familias se dividen y destruyen. Esta indefensión de la víctima se tienen que revertir, más allá que en mi caso personal hubo un grupo de contención pero eso no basta porque nunca es suficiente porque siempre se requiere de ayuda psicológica o psiquiátrica que no está o es menor.”, indicó al hacer declaraciones tras el fallo.

Juan Luis Ale.

Juan Luis Ale.