SOCIEDAD

Otras 152 personas murieron y 8.222 fueron diagnosticadas con coronavirus en el país

Otras 152 personas murieron y 8.222 fueron reportadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, donde el presidente Alberto Fernández advirtió que existe el "riesgo de que todo vuelva a paralizarse" porque la pandemia aún "no se ha disipado".

04/01/2021 20:45

529

Según los fallecimientos y los nuevos casos reportados , suman 43.634 los fallecidos registrados oficialmente a nivel nacional y 1.648.940 los contagiados desde el inicio de la pandemia, según informó el Ministerio de Salud.

La cartera sanitaria indicó que son 3.502 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 53,3% en el país y del 57,3% en la Área Metropolitana Buenos Aires.

De los 1.648.940 contagiados, el 88,42% (1.458.083) recibió el alta y 147.223 son casos confirmados activos.

El reporte vespertino consignó que murieron 87 hombres, 30 residentes en la provincia de Buenos Aires; 6 en la Ciudad de Buenos Aires; 4 en Chaco; 7 en Córdoba; 1 en Entre Ríos; 5 en La Pampa; 1 en La Rioja; 7 en Río Negro; 1 en Salta; 2 en San Juan; 1 en San Luis; 6 en Santa Cruz; 14 en Santa Fe; y 2 en Tucumán.

También fallecieron 65 mujeres: 16 en la provincia de Buenos Aires; 4 en la Ciudad de Buenos Aires; 5 en Chaco; 1 en Chubut; 5 en Córdoba; 1 en Entre Ríos; 1 en Jujuy; 3 en La Pampa; 3 en Río Negro; 1 en Salta; 2 en San Juan; 5 en Santa Cruz; y 18 en Santa Fe.

En este contexto, el presidente Alberto Fernández volvió a reclamar"responsabilidad social" en los cuidados para prevenir nuevos contagios de coronavirus, en un mensaje que destinó sobre todo a los jóvenes y en el que advirtió que existe el "riesgo de que todo vuelva a paralizarse" porque la pandemia aún "no se ha disipado".

"Tenemos un verdadero desafío como sociedad. Si en verdad no queremos volver atrás y queremos dar este paso hacia delante para ponernos de pie, lo que más necesitamos, es que todos tengamos responsabilidad social", sostuvo Fernández, al poner en marcha desde la Residencia de Olivos las primeras 30 obras públicas del año, en contacto virtual con los gobernadores de Santa Fe, La Rioja y La Pampa.

Las palabras del Presidente se enmarcaron en la preocupación expresada en los últimos días por las autoridades nacionales, provinciales y porteñas por el crecimiento de contagios en el AMBA y en ciudades del interior y ante el aumento de la circulación de personas en el comienzo de la temporada de verano.

En el plano internacional, el Gobierno británico se vio obligado a imponer la tercera cuarentena en lo que va de la pandemia por el aumento constante de los casos y muertos por coronavirus, mientras en Europa crece la polémica por el lento avance de las vacunaciones y en gran parte del mundo los brotes continúan en alza.

El primer ministro Boris Johnson anunció en un mensaje a la nación televisado la vuelta a la cuarentena en toda Inglaterra, con el cierre de todas las escuelas y centros educativos, que desde mañana darán clases virtuales, con la excepción de los hijos de trabajadores esenciales y niños de sectores vulnerables, según reprodujo el diario The Guardian.

Además, pidió a todas las personas que se queden en sus casas y solo salgan para comprar lo esencial. Los únicos que podrán salir son los llamados trabajadores esenciales o personas que escapan de violencia doméstica.

El temor no solo se limita al Reino Unido en relación con la llamada nueva cepa británica.

El epidemiólogo Daniel López Acuña, exfuncionario de la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió que España está "entrando de lleno en la tercera ola" de la pandemia de coronavirus y que ella "será más virulenta que las anteriores".

El pronóstico se conoció justo cuando se multiplican las voces críticas por la lentitud de la campaña de inmunización.

El país recibió hasta hoy 718.575 dosis de la vacuna estadounidense Pfizer, de las que fueron administradas 82.834.

Críticas similares se escucharon en otros países de Europa, en donde la gente y la oposición reclaman mayor celeridad en la vacunación.

En Italia, otro de los países más afectados de la región, la tensión no era menor y hoy quedó claro que el Gobierno se prepara para anunciar disposiciones más duras.

Mientras ultima detalles del nuevo plan de medidas contra el coronavirus que estará vigente a partir del jueves próximo, toda Italia dejó hoy de ser "zona roja", tras cuatro días de estar catalogada dentro del máximo riesgo epidemiológico, y solo durante 24 horas será "zona naranja" antes de volver a las restricciones más duras.

Coronavirus en América

En América latina, la inminencia de una segunda ola ya sobrevuela todos los debates políticos nacionales y, con ella, la necesidad de garantizar las dosis para vacunar a la mayoría de la poblaciones lo antes posible.

En Brasil, el país más afectado de la región pero aún sin fecha de inicio para su plan de vacunación, el presidente Jair Bolsonaro afirmó hoy que las dosis "están en camino", justo cuando se prevé que los laboratorios AstraZeneca y Sinovac, con sus socios brasileños, pidan esta semana autorización para sus vacunas ante la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa).

En Chile, en tanto, esperan en las próximas horas el arribo del tercer cargamento de vacunas del laboratorio de Pfizer, mientras un grupo de diputados opositores anunciaron que mañana presentaran un proyecto de ley para hacer la vacunación contra el coronavirus obligatoria.