Trabajadores de Servicoop iniciaron retención de servicios

Los trabajadores de las diferentes áreas de Servicoop comenzaron con la retención de servicios, con presencia en su puesto de trabajo, en reclamo del pago de los haberes del mes de diciembre.

08 ENE 2021 - 21:09

Las medidas son por tiempo indeterminado y solo apunta a que cada asalariado pueda recibir el dinero por la tarea desarrollada durante el pasado mes. Durante la jornada realizaron una nutrida marcha por las calles de Puerto Madryn donde llegaron hasta el municipio para dialogar con las autoridades municipales en pos de encontrar una solución al tema prioritario de los salarios.

“Lamentablemente nos están obligando a salir”, dijo Roberto Fuentealba, secretario general de la Seccional Madryn del Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia, quien describió que en el Consejo de Administración de la cooperativa “no hay nadie” porque “el presidente renunció, el vice no quiere asumir, el secretario presentó un certificado psicológico, a otro le agarró diarrea y así estamos. No hay nadie”.

El presente que tiene la cooperativa es “incierto” y con nubarrones muy oscuros en el futuro aunque desde el gremio se recalcó que “vamos a seguir insistiendo por nuestro derecho porque trabajamos por un salario. Si no nos pagan nuestro salario no vamos a trabajar”, indicó el dirigente de Luz y Fuerza.

Ante la compleja situación que está viviendo la prestadora de los servicios, Fuentealba recordó que “es un problema que debe resolver el consejo de administración con el poder concedente porque ellos llevaron a la cooperativa a este caos económico, entonces que se hagan cargo”.

La realidad indica que dentro de la conducción de Servicoop sólo ha quedado Fernando Molina, actual tesorero, porque “el resto huyeron como ratas. La cooperativa está -prácticamente- acéfala porque por más que aparezca la plata no hay firmas”, agregó Fuentealba.

El presente que atraviesa la cooperativa puede tener punto de comparación con el año 1999 aunque “esto está muy mal porque es un desastre total al que llevaron a la cooperativa por la pelea absurda que tienen”, aseguró el representante de los trabajadores. Desde el Sindicato de Luz y Fuerza se reiteró que la medida es por tiempo indeterminado y que “sólo vamos a atender las guardias mínimas y esenciales porque nos debemos a la comunidad”, agregando que “queremos que la comunidad y el arco político vean y sientan que estamos en apuros”. #

Las más leídas

08 ENE 2021 - 21:09

Las medidas son por tiempo indeterminado y solo apunta a que cada asalariado pueda recibir el dinero por la tarea desarrollada durante el pasado mes. Durante la jornada realizaron una nutrida marcha por las calles de Puerto Madryn donde llegaron hasta el municipio para dialogar con las autoridades municipales en pos de encontrar una solución al tema prioritario de los salarios.

“Lamentablemente nos están obligando a salir”, dijo Roberto Fuentealba, secretario general de la Seccional Madryn del Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia, quien describió que en el Consejo de Administración de la cooperativa “no hay nadie” porque “el presidente renunció, el vice no quiere asumir, el secretario presentó un certificado psicológico, a otro le agarró diarrea y así estamos. No hay nadie”.

El presente que tiene la cooperativa es “incierto” y con nubarrones muy oscuros en el futuro aunque desde el gremio se recalcó que “vamos a seguir insistiendo por nuestro derecho porque trabajamos por un salario. Si no nos pagan nuestro salario no vamos a trabajar”, indicó el dirigente de Luz y Fuerza.

Ante la compleja situación que está viviendo la prestadora de los servicios, Fuentealba recordó que “es un problema que debe resolver el consejo de administración con el poder concedente porque ellos llevaron a la cooperativa a este caos económico, entonces que se hagan cargo”.

La realidad indica que dentro de la conducción de Servicoop sólo ha quedado Fernando Molina, actual tesorero, porque “el resto huyeron como ratas. La cooperativa está -prácticamente- acéfala porque por más que aparezca la plata no hay firmas”, agregó Fuentealba.

El presente que atraviesa la cooperativa puede tener punto de comparación con el año 1999 aunque “esto está muy mal porque es un desastre total al que llevaron a la cooperativa por la pelea absurda que tienen”, aseguró el representante de los trabajadores. Desde el Sindicato de Luz y Fuerza se reiteró que la medida es por tiempo indeterminado y que “sólo vamos a atender las guardias mínimas y esenciales porque nos debemos a la comunidad”, agregando que “queremos que la comunidad y el arco político vean y sientan que estamos en apuros”. #


NOTICIAS RELACIONADAS