ECONOMÍA

Freno en la caída de la facturación

Hacia fines de 2020, se desaceleró el derrumbe de las ventas en los comercios de Chubut.

14/02/2021 02:00

346

Sobre finales de 2020, si bien la actividad comercial volvió a resentirse, mostró mucho mejores síntomas respecto a los meses anteriores y fundamentalmente al período crítico de marzo y abril, donde la facturación real de los comercios en Chubut llegó a registrar un derrumbe del 47,8%, con el inicio de la cuarentena estricta.

De acuerdo a los datos provistos por el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, en noviembre del 2020, la facturación real en los comercios de la provincia tuvo una merma interanual del 3,7%. De este modo se fue desacelerando la caída, que en septiembre fue del 2,1% en septiembre, pero del 8,8% durante octubre.

Previo a la pandemia, en febrero de 2020, Chubut tuvo apenas una suba del 0,1% en la facturación, lo que marca que la pandemia del coronavirus vino a profundizar una crisis que ya se venía arrastrando hace algunos años. En abril del año pasado, se encontró el piso con un bajón del 47,8%.

De acuerdo al documento de Nación, la mejora durante la parte final del año contra los meses precedentes obecedieron en muchos casos a la reducción de los casos por Covid-19, más allá que el panorama en Chubut fue bastante herterogéneo según la región de la que se trate.

“La mayoría de las actividades productivas mejoró su desempeño en noviembre respecto a octubre, lo mismo ocurrió a nivel territorial: 20 de las 24 provincias experimentaron mejoras en la comparación interanual en la actividad comercial. Jujuy, Tucumán, Salta, Chubut, Córdoba, Mendoza y CABA fueron los distritos que más recortaron caídas interanuales; en todos los casos, los contagios de COVID-19 bajaron entre octubre y noviembre”, sostienen desde el Ministerio de Desarrollo Productivo.

En tanto que Formosa, Misiones, Chaco y Santa Fe fueron las cuatro provincias con mayor crecimiento interanual de la actividad comercial. Al igual que en los meses previos, Formosa y Misiones se destacaron respecto al resto, con alzas respectivas del 13,3% y del 8,7%. Estas dos provincias se caracterizan por tener un alto perfil agroindustrial –de modo que la economía se dañó relativamente menos por tratarse de ramas esenciales– y, además, una amplia frontera con Paraguay.

El cierre de fronteras producto de la pandemia anuló los típicos tours de compras que se realizaban a ciudades como Asunción, Encarnación o Ciudad del Este, dinamizando la actividad comercial local.

En noviembre, hubo 4 provincias con caídas superiores al 10% interanual en la actividad comercial: Neuquén (-16,4%), Tierra del Fuego (-13%), Santa Cruz (-12,9%) y San Luis (-10,7%). En octubre eran 6 las provincias con bajas superiores a dicha cifra, y en septiembre eran 8, lo cual es consistente con la mejora gradual en la actividad económica que se ha producido mes a mes.

Neuquén, Tierra del Fuego y Santa Cruz comparten haber tenido muchos casos de COVID y que tienen un perfil escasamente agroindustrial. Las tres provincias tienen además destinos turísticos de importancia, cuyos comercios tuvieron reducidos niveles de actividad. A su vez, Neuquén y Santa Cruz estuvieron afectadas por la caída evidenciada en la actividad del petróleo y –en el segundo caso– también minera.