PROVINCIA

No descartan un mercado negro de medicamentos en la investigación por las 30 vacunas robadas

La Brigada de investigaciones sigue con todas las hipótesis tras el hurto de las 30 dosis de Sputnik V en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Ayer en conferencia de prensa, el ministro de Seguridad Massoni indicó que la demora en realizar la denuncia complica aún más las averiguaciones.

18/02/2021 02:00

El jefe de los fiscales junto al ministro Massoni ayer en la conferencia de prensa en Comodoro Rivadavia.

1.137

En el marco de la causa por las vacunas contra el Covid-19 que fueron robadas del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, Pablo Lobos, desde la Brigada de Investigaciones de la Policía indicó que los allanamientos se realizaron con resultado satisfactorio; no descartó avanzar sobre distintas hipótesis y en principio, negó que los operativos hayan comprendido domicilios personales de directivos y responsables del Área Programática.

Afirmó que los procedimientos se realizaron sin incidentes y derivaron en pruebas que se encuentran en etapa de evaluación, especialmente en lo que respecta al secuestro de teléfonos celulares.

El procedimiento policial incluyó a distintos barrios y en particular a enfermeros; personal de limpieza y de seguridad que presta funciones en el hospital Regional. “También se incluyó a personal de otros nosocomios que están afectados al vacunatorio y al operativo COVID-19”.

El operativo comprendió a quienes trabajaron durante los días en los que se sospecha, pudo haberse cometido el ilícito, el 26 y 27 de enero. “No hubo ningún incidente, ni ningún tipo de violencia. Simplemente se les explicó las medidas a llevar a cabo y todas las personas colaboraron. En casi todos los allanamientos se secuestraron teléfonos celulares que serán peritados por el equipo técnico de la Fiscalía. Las personas aceptaron el procedimiento e inclusive el propio fiscal jefe Juan Carlos Caperochipi se encargó de dar una charla previa al personal afectado. Debíamos hacerle saber a la gente los motivos del trámite, de manera clara. Todo fue aceptado de buena manera como cuando uno no tiene nada que ocultar”.

“No se descarta –dijo Lobos- ninguna hipótesis. Tenemos una doble responsabilidad, por un lado para clarificar como investigación y también para la ciudadanía en general que quiere saber qué fue lo que ocurrió con la vacuna. Estamos trabajando junto a la fiscal de la causa, la doctora Andrea Rubio y esperamos seguir avanzando porque quedan muchas cosas por hacer”.

En cuanto a las futuras diligencias, el responsable de la División Investigaciones Policiales planteó su intención de que la causa “avance” en función del impacto que generó el conocimiento del hecho por parte de la comunidad. Y no precisó fechas para establecer pruebas de los peritajes telefónicos: “No podría precisarlo porque es facultad el fiscal jefe pero entiendo que se le dará celeridad para tener el mayor caudal de información posible. En un mes aproximadamente ésta información debería estar completa y analizada”.

Respecto a la existencia de un presunto “mercado negro” de medicamentos, el comisario Lobos dejó entrever que se evalúan todas las pistas posibles que lleven al esclarecimiento del hecho incluída una posible comercialización ilegal de las vacunas sustraídas. “En principio en ésta etapa de la investigación tampoco podríamos descartarla”.

Conferencia

Ayer se brindó una conferencia de prensa en Comodoro, en la que participó Fiscalía, la Policía y el ministro de Seguridad, Federico Massoni. ““Los allanamientos se desarrollaron con normalidad, es un hecho de extrema gravedad que revela las más bajas condiciones morales de algunos miembros de la sociedad, y se investigará para poder esclarecerlo”, argumentó el Fiscal Jefe, Juan Carlos Caperochipi en el marco de la conferencia de prensa brindada en instalaciones de la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia con el objeto de hacer público el resultado de los 15 allanamientos realizados en relación al hurto de vacunas Sputnik V del Hospital Regional.

Participaron de la conferencia el Fiscal Jefe Caperochipi; el jefe de la Brigada de Investigaciones Pablo Lobos, el ministro de Seguridad Federico Massoni y el Jefe de la Unidad Regional Comodoro Rivadavia de Policía del Chubut, comisario Adrián Muñóz.

Caperochipi indicó que la investigación se inició el 8 de febrero tras una denuncia presentada por la directora del Área Programática Sur en el Ministerio Público Fiscal. “Ha existido una demora por causas que no hemos podido establecer pero que se están averiguando entre el acaecimiento de estos hechos, que han sido entre el 26 y 27 de enero, y la presentación de la denuncia”. En ese orden, manifestó que ese tiempo transcurrido “nos condiciona en la obtención de la prueba”.

Carátula de la causa

El fiscal explicó que si bien el hecho “está calificado bajo la carátula de hurto, el bien jurídico que se afecta no es solo la propiedad sino también toda la cuestión sanitaria y la seguridad de las personas en el marco de la pandemia, por lo que no descartamos un cambio de calificación”.

Y aseguró que profundizarán la investigación “sobre todas aquellas hipótesis que tengan que ver no solo con quién tomó esas vacunas o las hurtó sino también en todos los elementos que no estuvieron presentes para preservarlas desde el punto de vista de su cuidado y cadena de circulación de esas vacunas”.

Reveló que los 15 allanamientos que se llevaron adelante en Comodoro Rivadavia “eran necesarios y urgentes. Se desarrollaron con normalidad, en términos ejemplares porque eran empleados públicos y hubo un comportamiento correctísimo de la Policía”.

El jefe de fiscales también aclaró por su parte que “las cámaras de seguridad no arrojaron resultados positivos que permitan orientar la búsqueda”.

“Extremadamente grave”

El ministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni, calificó como “extremadamente grave” el robo de 30 dosis de la vacuna contra el coronavirus en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia y aseguró que “se han activado todos los mecanismos porque vamos a ir a buscar a los responsables”.

Reconoció que “ha fallado la custodia” de las vacunas Sputnik V y que las cámaras de seguridad que funcionan en el nosocomio serán “incluídas en el Centro de Monitoreo para tener un soporte de 25 días y no de 4 como ahora”.

El ministro consideró además que para un mayor resguardo de las dosis “se requiere presencia de personal de seguridad de este Ministerio” aunque sin descartar una eventual custodia por parte de fuerzas nacionales.

“Fue un hecho totalmente nefasto para la ciudadanía y entendemos que puede haber sido generado por empleados públicos. Se realizaron allanamientos en distintos domicilios y el secuestro de teléfonos celulares de los que pueden llegar a surgir elementos que nos posibiliten determinar quiénes han tenido responsabilidad”.

“Acá había un delito manifiesto, vacunas que debían estar bajo el resguardo de una persona responsable y en un lugar en el cual debían tomarse todas las medidas de seguridad. Que hayan transcurrido dos semanas hasta que se denunció genera un impedimento para llegar rápido a los responsables”, consideró para finalizar la conferencia de prensa el ministro de Seguridad.#

ATE: “No se puede ensuciar a los trabajadores”

Desde la Asociación de Trabajadores del Estado, Gerardo Coronado cuestionó el accionar de la Justicia y la serie de allanamientos que involucraron a trabajadores de la Salud. Y responsabilizó a la directora del Área Programática Sur, Miryam Monasterolo y al propio ministro de Seguridad, Federico Massoni. “Es una vergüenza que hayan hecho esto con los compañeros, la investigación tiene que ir por otro carril”, objetó.

“No tendrían que haber allanado los domicilios del personal, hay cosas más graves como el faltante de 48 millones de la dirección anterior y por esto, nunca se allanó ningún domicilio”.

Para Coronado se intenta responsabilizar a “los que menos ganan, debiéndoseles sueldos y aguinaldos. Es una vergüenza y sabemos que eso proviene de la señora Monasterolo”, denunció.

“Massoni se mostró como un héroe queriendo involucrar a personal de limpieza y enfermeros, pero esto va a traer cola. Esto recién salió a la luz hace pocos días, pero ocurrió hace mucho. Vamos a ir por Monasterolo por ser cómplice y querer ensuciar a los trabajadores. La responsabilizamos a ella y al ministro de Salud”.

“No se puede ensuciar a los trabajadores así y sin embargo lo hicieron. ¿Quién piensa que van a encontrar las vacunas ahí? Seguramente el gremio hará una contradenuncia”.