SOCIEDAD

San Valentín apasionado: terminó en el hospital con una frutilla en la vagina

Las prácticas sexuales en esta fecha pueden llegar a ser algo más alocadas que lo que se acostumbra por ser una fecha especial. Pero la innovación en la cama no siempre termina bien.

18/02/2021 20:17

6.966

El 14 de febrero, es el día del amor. San Valentín se festejó en todo el mundo uniendo a las parejas con distintas salidas románticas. Una cena, una noche de películas, un regalo especialmente elegido o alguna visita a un bar con barbijo, protocolo y distancia social son algunas de las cosas que la pandemia de coronavirus permiten a los amantes. Lo que seguro ocurre es un encuentro amoroso entre las sábanas cuando todo eso llegue a su fin. Pero hay que tener cuidado con lo que se hace.

Es que las prácticas sexuales en esa fecha pueden llegar a ser algo más alocadas que lo que se acostumbra por ser una noche especial. Pero la innovación en la cama no siempre termina bien. A veces la pasión se excede y el momento de placer termina en una incómoda visita al hospital que, sin dudas, quedará en la memoria de los médicos que se hagan cargo del caso.

Algo de esto contóel enfermero español José Contarini en su cuenta de Twitter. El especialista publicó un post de una urgencia que tuvo que atender en el día de los enamorados y justamente tenía que ver con una noche que fue demasiado hot.

Según contó el tuitero, una mujer llegó al hospital con una desesperante urgencia. Su encuentro sexual incluyó unas frutillas, pero parece que los amantes no tuvieron la mejor elección de su "juguete sexual".

“SAM Valentín en urgencias”, publicó en la red social el joven que presentó una imagen que rápidamente se viralizó en las redes sociales. Junto a su broma, una captura de pantalla explicaba qué era lo que había ocurrido:la práctica sexual de una pareja que no acabó de la manera deseada.

"Acude a urgencias por referir tener una fresa (frutilla) en la vagina tras relaciones sexuales con su pareja", decía el texto cargado en el sistema del hospital en el que trabaja. Entre todos los chistes también se generó un debate entre los usuarios por el "secreto profesional".

"Que bien la discreción médica... Ventilandolas urgencias", señaló uno de los usuarios al ver el tuit del enfermero. Fue tal el revuelo que se generó que Contarini cerró su cuenta únicamente para sus contactos cercanos.

Aunque hubo otros que señalaron que no hizo nada fuera de lo legal: "Ético podría llegar a ser, si sirve para educar a la población y dejan de meterse frutas por donde no deben. Desde luego no vulnera el secreto profesional".

"El secreto profesional es eso.Yo puedo comentar los casos que quiera de pacientes que conozco, siempre y cuando, esos pacientes no sean identificables...si yo no le puedo contar a mi mujer lo que veo y vivo en el hospital, no habría forma de relajarse al llegar a casa".

Noticias relacionadas