DEPORTES

Fermín, el futbolista brigadista que da batalla al feroz incendio

El miércoles, Belgrano de Cholila tenía previsto iniciar su pretemporada. Pero los incendios en la zona forzaron la suspensión. Entre otros motivos, porque dos de los miembros del plantel son brigadistas y están sofocando las llamas. Uno de ellos, Fermín Poblete, dialogó con Jornada.

12/03/2021 02:00

Fermín Poblete, en acción, durante la extinción de los incendios.

2.797

Por Francisco Caputo / @fran_caputo

Fermín es volante en el club. Y hace 12 años que es brigadista. Poblete se incorporó al servicio por una cuestión de herencia familiar. Al ver a sus tíos con el uniforme , le nació la vocación. Esa vocación, por estos días, lo tiene muy ocupado en la Brigada Talento.

“El martes estábamos de guardia con mi cuadrilla. La otra estaba en El Maitén. A las 17:30, nos piden apoyo de Las Golondrinas”, relató “Nos encontramos con un terrible incendio, un caos total, un desastre total. Se quemaban casas, había gente desesperada”, narró. En ese pandemonio, asistió a una niña, alzándola en brazos. La imagen quedo inmortalizada en una foto subida a redes sociales.

“A la hora y media de llegar, le avisan a nuestros jefes que se había prendido fuego en Choilia. Tuvimos que volver de urgencia, lo mismo que la otra cuadrilla”, relató el “Pulga”.

“Es una hora de viaje. Mientras llegábamos, el fuego se propagó muy rápido con el viento. Cuando llegamos nos encontramos que el fuego estaba muy cerca de las casas. No dábamos abasto. Pero la gente del pueblo nos dio una gran mano”, agregó.

“Pudimos controlar el incendio el martes a la noche, trabajando con una autobomba. También trabajamos con motosierras y otros elementos. Evitamos que el fuego llegara a las casas. La lluvia que se largó nos ayudó”, explicó Poblete, de 31 años.

En momentos como esos, de suma tensión, pensar en la familia es inexorable. “Quiero agradecerles a mis hijas Antonella y Clara y a mi madre Miriam por estar siempre”, acotó.

También evoca a otras familias “Quiero expresar solidaridad con los damnificados por los incendios, entre los que hay compañeros que han perdido casas y vehículos”, comentó.

El miedo

Sentir miedo es inevitable en esas situaciones. En 2015, Fermín estuvo expuesto a la muerte “El fuego nos encerró en un incendio en Cholila a mí y a mis compañeros, fue muy bravo. Pero salimos ilesos”, relató.

“Amo mi trabajo. Uno sabe a lo que se expone. El miedo siempre está pero hay una mezcla de cosas, no sentís ese gran miedo”, dijo.

“Sentís una adrenalina tremenda por querer apagar un incendio. Esta una brigada muy particular. Cuando lo logramos, es una gran alegría, sentimos un gran orgullo al hacerlo”, puntualizó.

“Ojalá podamos extinguir este incendio lo antes posible. No sabría decirte cuando puede estar extinguido, el tiempo es muy cambiante. Pero dejaremos todo de nosotros”, concluyó.