Tapia y Toviggino, el dúo dinámico de la AFA

Desde el 29 de marzo de 2017, con la asunción de Claudio Tapia como presidente, la AFA ingresó en una nueva etapa. Con el soporte de Pablo Toviggino como secretario ejecutivo de la Presidencia, en Viamonte 1366 comenzó una fecunda era.

Claudio Tapia, junto a Pablo Toviggino, guiá a la AFA desde 2017.
02 ABR 2021 - 20:28

Por Francisco Caputo / @fran_caputo

Hasta el detractor más crítico no puede dejar de reconocer las bondades de la conducción afista, encarnada por el citado dúo de dirigentes. Codo a codo, Tapia y Toviggino lograron números y hechos concretos en todas las divisionales. Y lo siguen haciendo.

La madre del éxito es el superávit de la AFA. Al asumir, Tapia se encontró con un marco desolador en términos económicos. La gestión generó años de cuentas ordenadas, que permitieron y permiten encarar iniciativas. Suena a gacetilla de prensa, pero es una realidad incuestionable.

Superavit

Las distintas selecciones poseen abundantes recursos a disposición. No siempre fue así. En 2016, para la Copa America Centenario, no hubo spárrings juveniles argentinos , como suele suceder. Además, el combinado femenino Sub 20 de futsal debió retirarse del sudamericano de la categoría. La falta de fondos fue crucial.

Pero fruto del superavit, ese panorama se modificó considerablemente. Los spárrings de la Mayor retornaron y los combinados juveniles volvieron al primer plano.

Como muestra, Argentina cosechó la victoria en el Preolímpico y aseguró el pase a los Juegos Olímpicos de Tokio. Como muestra del respeto, Javier Mascherano, ícono de la Selección, se sumó al staff afista. Tener las cuentas en orden también fue clave para el inicio de la era profesional del fútbol femenino en la Argentina. Viamonte 1366 subsidia con partidas mensuales a los clubes de Primera de AFA para que puedan afrontar los contratos

En ese mapa, la mirada de género de la conducción afista también fue determinante. Y ese enfoque también impulsó la creación de un proyecto a largo plazo de fútbol femenino nacional así como el debut de Mara Gómez, primera futbolista transgénero de la historia en jugar el torneo de damas.

Contratos

Otro aspecto distintivo de la gestión referida a los contratos vinculados a la AFA. Allí, se explica un porcentaje del citado superávit. Por un lado, el convenio con Adidas fue rediscutido a finales de 2017. Por el otro, la renegociación por los derechos de TV del torneo de Primera masculino.

Eso generó dinero constante y sonante por los clubes en el momento más álgido de la pandemia. Pese a no haber fútbol, los equipos recibieron la cuota por derechos televisivos en tiempo y forma. Esto ocurre desde la asunción de Tapia. Antes, las quejas por atrasos en los pagos eran usuales.

El Interior profundo

El fútbol del Interior profundo también tuvo transformaciones bajo el liderazgo de Tapia y Toviggino. Se derogaron torneos deficitarios, los Federales B y C, que desangraban a los participantes rumbo al profesionalismo.

La disputa de torneos interminables de infinito kilometraje ponían en jaque a los clubes. El actual esquema del Regional garantiza a los equipos arribar al Federal A con menor distancia recorrida y por ende con menos gastos en épocas de crisis económica. Dichos clubes dejaron de pagar el canon que cobraba el Consejo Federal por jugar.

Las interpretaciones son libres. Pero los hechos, aquí enumerados, son sagrados.

Enterate de las noticias de DEPORTES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
Claudio Tapia, junto a Pablo Toviggino, guiá a la AFA desde 2017.
02 ABR 2021 - 20:28

Por Francisco Caputo / @fran_caputo

Hasta el detractor más crítico no puede dejar de reconocer las bondades de la conducción afista, encarnada por el citado dúo de dirigentes. Codo a codo, Tapia y Toviggino lograron números y hechos concretos en todas las divisionales. Y lo siguen haciendo.

La madre del éxito es el superávit de la AFA. Al asumir, Tapia se encontró con un marco desolador en términos económicos. La gestión generó años de cuentas ordenadas, que permitieron y permiten encarar iniciativas. Suena a gacetilla de prensa, pero es una realidad incuestionable.

Superavit

Las distintas selecciones poseen abundantes recursos a disposición. No siempre fue así. En 2016, para la Copa America Centenario, no hubo spárrings juveniles argentinos , como suele suceder. Además, el combinado femenino Sub 20 de futsal debió retirarse del sudamericano de la categoría. La falta de fondos fue crucial.

Pero fruto del superavit, ese panorama se modificó considerablemente. Los spárrings de la Mayor retornaron y los combinados juveniles volvieron al primer plano.

Como muestra, Argentina cosechó la victoria en el Preolímpico y aseguró el pase a los Juegos Olímpicos de Tokio. Como muestra del respeto, Javier Mascherano, ícono de la Selección, se sumó al staff afista. Tener las cuentas en orden también fue clave para el inicio de la era profesional del fútbol femenino en la Argentina. Viamonte 1366 subsidia con partidas mensuales a los clubes de Primera de AFA para que puedan afrontar los contratos

En ese mapa, la mirada de género de la conducción afista también fue determinante. Y ese enfoque también impulsó la creación de un proyecto a largo plazo de fútbol femenino nacional así como el debut de Mara Gómez, primera futbolista transgénero de la historia en jugar el torneo de damas.

Contratos

Otro aspecto distintivo de la gestión referida a los contratos vinculados a la AFA. Allí, se explica un porcentaje del citado superávit. Por un lado, el convenio con Adidas fue rediscutido a finales de 2017. Por el otro, la renegociación por los derechos de TV del torneo de Primera masculino.

Eso generó dinero constante y sonante por los clubes en el momento más álgido de la pandemia. Pese a no haber fútbol, los equipos recibieron la cuota por derechos televisivos en tiempo y forma. Esto ocurre desde la asunción de Tapia. Antes, las quejas por atrasos en los pagos eran usuales.

El Interior profundo

El fútbol del Interior profundo también tuvo transformaciones bajo el liderazgo de Tapia y Toviggino. Se derogaron torneos deficitarios, los Federales B y C, que desangraban a los participantes rumbo al profesionalismo.

La disputa de torneos interminables de infinito kilometraje ponían en jaque a los clubes. El actual esquema del Regional garantiza a los equipos arribar al Federal A con menor distancia recorrida y por ende con menos gastos en épocas de crisis económica. Dichos clubes dejaron de pagar el canon que cobraba el Consejo Federal por jugar.

Las interpretaciones son libres. Pero los hechos, aquí enumerados, son sagrados.


NOTICIAS RELACIONADAS