SOCIEDAD

Cabo Raso, un refugio natural en un rincón de Chubut

Cabo Raso fue un pueblo con mar. Está ubicado a unos 180 km al sur de Trelew. Desapareció cuando se construyó la Ruta Nacional N° 3, pero quedaron historias para contar. Hoy, luego de mucho trabajo y sacrificio, vuelve a posicionarse como un hermoso destino de Chubut.

03/04/2021 13:54

4.122

Los pobladores que estuvieron allí contaron, alguna vez, que a veces, cuando soplaba el viento, se podía escuchar el tráfico de las olas en la brisa que corría desde la playa, los graznidos de las gaviotas y hasta el rugido de los viejos motores de los barcos que amarraban en el cabo.

Todo llegaba nítido hasta las ventanas del internado. Era como estar allí, junto a los pescadores del Atlántico y los 300 inmigrantes europeos que poblaron el lugar a finales del 1800.

Pero esto fue mucho antes de que tracen la Ruta Nacional Nº 3 y el pueblo se convirtiera en un “fantasma”. En JornadaPlay, Eliane Fernández Muller contó parte de la historia y la actualidad de lo que hoy es una perla turística de la costa chubutense.



“Quería proteger todo el trabajo que habían hecho nuestros ancestros”, explicó Eliane sobre las razones que la llevaron a asentarse en este accidente costero ubicado entre Trelew y Comodoro Rivadavia. “Franceses, alemanes, italianos y españoles, todos llegaron producto de la emigración europea a esta parte del continente americano. Entonces no había nada, ni siquiera caminos”. Ver las ruinas del pueblo la movilizó. El desgaste no era solo producto del tiempo, el lugar había sido vandalizado. “Nunca soñé con esto ni fue premeditado. Surgió de una acción espontánea”.

“Los primeros tres años fueron de un trabajo duro y constante”, narró Eliane. “Por eso tenemos un instructivo que exigimos leer antes de venir. Las reglas son muy claras, cada uno se tiene que hacer cargo de los desechos que genera”.

Los pobladores de la zona coinciden que pandemia sirvió para que muchos habitantes de la provincia se reencuentren con el cabo. “Este año tuvimos muchas visitas y hasta un plan de voluntarios que colaboró con las tareas de lugar”.