Vivas pidió a Arcioni mujeres para integrar el Superior Tribunal

Lo reclamó su presidente, Mario Vivas, en su discurso a Legislatura. Además, le exigió al Gobierno por los salarios adeudados.

06 ABR 2021 - 20:46

En su discurso a la Legislatura, el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Mario Vivas, hizo un balance de los realizado durante 2020, destacando los cambios implementados a partir de la pandemia de Covid. También solicitó la autarquía financiera, el pago de salarios atrasados y que se complete la conformación del órgano con postulantes mujeres.

En su relato, el ministro explicó que el “Poder Judicial siempre ha bregado por instrumentar de manera precisa la reglas que sostienen la dinámica de sus diversas actividades e incumbencias. Éstas se apegan a lo que dicta la ley, pero también deben tener un oído atento a lo que acontece en el seno de su comunidad”.

Reconoció que la “complejidad de esta emergencia sanitaria significó sin lugar a dudas, debido a sus profundas consecuencias, un cambio de paradigma en casi todos los sentidos de la vida. Fue un desafío mayúsculo para el conjunto de la judicatura amigarnos con las nuevas herramientas tecnológicas y comprender cabalmente que los cambios y el crecimiento iban en esa dirección. Fue un reto mayor para los operadores que se formaron en otra época, donde los expedientes y el papel eran las herramientas de trabajo habituales”.

Sueldos atrasados

También el ministro recalcó que, a los problemas provocados por la pandemia, “se sumó otra dificultad que no podemos soslayar: el atraso del pago de los salarios a jueces, funcionarios y empleados de nuestro sector. Esto trajo como consecuencia la implementación de medidas de fuerza que afectaron la normalidad de las actividades del Poder Judicial. No quiero dejar de resaltar, como máxima autoridad del Poder Judicial, la necesidad de reclamar al Estado Provincial por los sueldos adeudados a magistrados, funcionarios y empleados del sector al que represento. En estas condiciones el servicio de justicia seguirá resentido, más allá de las medidas que llevemos adelante para garantizar las guardias mínimas y a la apertura de los tribunales”.

“Ponerse al día con los emolumentos de los trabajadores es una necesidad imperiosa. También lo es avanzar con la recomposición salarial que el sector viene reclamando después de más de un año de congelamiento. La inflación no se congela, el precio de la canasta familiar se eleva a niveles desorbitantes y el poder adquisitivo de los trabajadores cae estrepitosamente. Tanto el Sindicato de Trabajadores Judiciales como la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Provincia del Chubut han planteado reclamos mesurados y profundos que deben ser escuchados”.

Código Procesal no penal

Vivas hizo mención también al mensaje del gobernador Mariano Arcioni ante la Cámara. “Expresó su deseo de tratar cuanto antes el proyecto del Código General de los Procesos, también conocido como Reforma de los Códigos Procesales no Penales. A pesar de haber sido presentado en profundidad en el discurso del año pasado, es bueno recordar que el Código General de los Procesos, sigue siendo un interés principal de este Superior Tribunal. El anteproyecto no sólo se encuentra terminado, sino que esperamos que este año sea tratado en esta Honorable Casa de las Leyes”, solicitó porque, según argumentó, “nuestra comunidad no merece un penoso y lento servicio de justicia que demore años en resolver las causas civiles, laborales y de familia”.

Autarquía financiera

El ministro reiteró, una vez más, que necesitan una Ley de Autarquía Financiera pero “sin mezquindades, que sea consultada y consensuada con el Poder Judicial porque de lo contrario, tendremos un tipo de ley que no sólo no cubrirá las expectativas generales sino que será contraria, en toda su línea, con los altos motivos que la promuevan”. Pidió que la ley tenga “todas las garantías que contemplen los ciclos económicos donde los ingresos del Estado sean suficientes para afrontar nuestro presupuesto. Ingresos que además deberán provenir de sus fuentes originarias y en modo alguno de las rentas generales”.

Integración de mujeres

Vivas remarcó que “hace ya un tiempo largo que esta Corte de Justicia está funcionando con sólo dos miembros, cuando nuestra Carta Magna establece un mínimo de tres. Es imperioso que el gobernador y nuestros legisladores pongan manos a la obra para que en un breve tiempo podamos contar con la integración plena de este alto cuerpo”.

“Con el mismo énfasis que lo manifesté el año pasado, reitero mi deseo de que los futuros pliegos lleven el nombre de las primeras mujeres ministras de este Superior Tribunal. No se trata sólo de cancelar una deuda que tenemos los chubutenses sino de aprovechar esta oportunidad maravillosa de marcar una huella profunda en todos los niveles de la Justicia Provincial, como así también en los de nuestra sociedad”.

Vivas graficó esta situación afirmando que desde 1958, cuando comenzó a funcionar el Superior Tribunal, pasaron treinta ministros pero de ellos ninguno era una mujer. “Es decir que, en casi 63 años de historia, este Superior ha tenido treinta ministros hombres y ninguna ministra mujer. ¿No les parece que es una vergüenza? ¿Hay algo más desigual que esto?” se preguntó.

Violencia de género

En otro pasaje de su mensaje, Vivas reconoció que “cuando los medios reflejan con dolor los casos de violencia familiar y de género que afectan a decenas de mujeres del Chubut nos provoca una gran tristeza y nos obliga a reflexionar sobre nuestro trabajo. El Poder Judicial hace un enorme esfuerzo por combatir este flagelo”.

“Nuestra obligación es aplicar acciones eficaces a la problemática denunciada y medidas de protección de la integridad psicofísica de la persona y de su grupo familiar. Le corresponde al Poder Ejecutivo diseñar los programas públicos apropiados, en el marco de un sistema que proteja a todas las personas contra toda forma de violencia. Esto incluye la provisión de guarda y refugio a las víctimas, contención psicológica y económica y el apuntalamiento de los dispositivos que permitan cumplir con los mandatos internacionales de prevenir todo tipo de violencia”.

“Hay que dejar en claro que la violencia familiar y de género no se acaba con el dictado de una medida de un juez. Es imprescindible que el Poder Ejecutivo, a través de sus operadores, en muchos casos la Policía, controle la aplicación de esa medida y efectúe el seguimiento correspondiente. De nada sirve el dictado de medidas de protección céleres y eficaces, si luego, no hay políticas públicas que garanticen el efectivo cumplimiento de esas acciones”.

Autocrítica

Por último, el presidente del Superior realizó una autocrítica de todos los que integran ese Poder del Estado afirmando que “todos los que integramos el Poder Judicial podemos dar más. La sociedad espera más de nosotros. De todo el Poder Judicial en su conjunto. Así lo indican las encuestas, que en vez de ofendernos deberían despabilarnos”.

“Si dejáramos de cuestionar lo que la gente opina, si nos damos un baño de humildad, nos miramos al espejo, detectamos nuestras falencias y trabajamos para superarlas, estaremos más cerca de los resultados que la sociedad nos exige”, concluyó.

Enterate de las noticias de POLITICA a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
06 ABR 2021 - 20:46

En su discurso a la Legislatura, el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Mario Vivas, hizo un balance de los realizado durante 2020, destacando los cambios implementados a partir de la pandemia de Covid. También solicitó la autarquía financiera, el pago de salarios atrasados y que se complete la conformación del órgano con postulantes mujeres.

En su relato, el ministro explicó que el “Poder Judicial siempre ha bregado por instrumentar de manera precisa la reglas que sostienen la dinámica de sus diversas actividades e incumbencias. Éstas se apegan a lo que dicta la ley, pero también deben tener un oído atento a lo que acontece en el seno de su comunidad”.

Reconoció que la “complejidad de esta emergencia sanitaria significó sin lugar a dudas, debido a sus profundas consecuencias, un cambio de paradigma en casi todos los sentidos de la vida. Fue un desafío mayúsculo para el conjunto de la judicatura amigarnos con las nuevas herramientas tecnológicas y comprender cabalmente que los cambios y el crecimiento iban en esa dirección. Fue un reto mayor para los operadores que se formaron en otra época, donde los expedientes y el papel eran las herramientas de trabajo habituales”.

Sueldos atrasados

También el ministro recalcó que, a los problemas provocados por la pandemia, “se sumó otra dificultad que no podemos soslayar: el atraso del pago de los salarios a jueces, funcionarios y empleados de nuestro sector. Esto trajo como consecuencia la implementación de medidas de fuerza que afectaron la normalidad de las actividades del Poder Judicial. No quiero dejar de resaltar, como máxima autoridad del Poder Judicial, la necesidad de reclamar al Estado Provincial por los sueldos adeudados a magistrados, funcionarios y empleados del sector al que represento. En estas condiciones el servicio de justicia seguirá resentido, más allá de las medidas que llevemos adelante para garantizar las guardias mínimas y a la apertura de los tribunales”.

“Ponerse al día con los emolumentos de los trabajadores es una necesidad imperiosa. También lo es avanzar con la recomposición salarial que el sector viene reclamando después de más de un año de congelamiento. La inflación no se congela, el precio de la canasta familiar se eleva a niveles desorbitantes y el poder adquisitivo de los trabajadores cae estrepitosamente. Tanto el Sindicato de Trabajadores Judiciales como la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Provincia del Chubut han planteado reclamos mesurados y profundos que deben ser escuchados”.

Código Procesal no penal

Vivas hizo mención también al mensaje del gobernador Mariano Arcioni ante la Cámara. “Expresó su deseo de tratar cuanto antes el proyecto del Código General de los Procesos, también conocido como Reforma de los Códigos Procesales no Penales. A pesar de haber sido presentado en profundidad en el discurso del año pasado, es bueno recordar que el Código General de los Procesos, sigue siendo un interés principal de este Superior Tribunal. El anteproyecto no sólo se encuentra terminado, sino que esperamos que este año sea tratado en esta Honorable Casa de las Leyes”, solicitó porque, según argumentó, “nuestra comunidad no merece un penoso y lento servicio de justicia que demore años en resolver las causas civiles, laborales y de familia”.

Autarquía financiera

El ministro reiteró, una vez más, que necesitan una Ley de Autarquía Financiera pero “sin mezquindades, que sea consultada y consensuada con el Poder Judicial porque de lo contrario, tendremos un tipo de ley que no sólo no cubrirá las expectativas generales sino que será contraria, en toda su línea, con los altos motivos que la promuevan”. Pidió que la ley tenga “todas las garantías que contemplen los ciclos económicos donde los ingresos del Estado sean suficientes para afrontar nuestro presupuesto. Ingresos que además deberán provenir de sus fuentes originarias y en modo alguno de las rentas generales”.

Integración de mujeres

Vivas remarcó que “hace ya un tiempo largo que esta Corte de Justicia está funcionando con sólo dos miembros, cuando nuestra Carta Magna establece un mínimo de tres. Es imperioso que el gobernador y nuestros legisladores pongan manos a la obra para que en un breve tiempo podamos contar con la integración plena de este alto cuerpo”.

“Con el mismo énfasis que lo manifesté el año pasado, reitero mi deseo de que los futuros pliegos lleven el nombre de las primeras mujeres ministras de este Superior Tribunal. No se trata sólo de cancelar una deuda que tenemos los chubutenses sino de aprovechar esta oportunidad maravillosa de marcar una huella profunda en todos los niveles de la Justicia Provincial, como así también en los de nuestra sociedad”.

Vivas graficó esta situación afirmando que desde 1958, cuando comenzó a funcionar el Superior Tribunal, pasaron treinta ministros pero de ellos ninguno era una mujer. “Es decir que, en casi 63 años de historia, este Superior ha tenido treinta ministros hombres y ninguna ministra mujer. ¿No les parece que es una vergüenza? ¿Hay algo más desigual que esto?” se preguntó.

Violencia de género

En otro pasaje de su mensaje, Vivas reconoció que “cuando los medios reflejan con dolor los casos de violencia familiar y de género que afectan a decenas de mujeres del Chubut nos provoca una gran tristeza y nos obliga a reflexionar sobre nuestro trabajo. El Poder Judicial hace un enorme esfuerzo por combatir este flagelo”.

“Nuestra obligación es aplicar acciones eficaces a la problemática denunciada y medidas de protección de la integridad psicofísica de la persona y de su grupo familiar. Le corresponde al Poder Ejecutivo diseñar los programas públicos apropiados, en el marco de un sistema que proteja a todas las personas contra toda forma de violencia. Esto incluye la provisión de guarda y refugio a las víctimas, contención psicológica y económica y el apuntalamiento de los dispositivos que permitan cumplir con los mandatos internacionales de prevenir todo tipo de violencia”.

“Hay que dejar en claro que la violencia familiar y de género no se acaba con el dictado de una medida de un juez. Es imprescindible que el Poder Ejecutivo, a través de sus operadores, en muchos casos la Policía, controle la aplicación de esa medida y efectúe el seguimiento correspondiente. De nada sirve el dictado de medidas de protección céleres y eficaces, si luego, no hay políticas públicas que garanticen el efectivo cumplimiento de esas acciones”.

Autocrítica

Por último, el presidente del Superior realizó una autocrítica de todos los que integran ese Poder del Estado afirmando que “todos los que integramos el Poder Judicial podemos dar más. La sociedad espera más de nosotros. De todo el Poder Judicial en su conjunto. Así lo indican las encuestas, que en vez de ofendernos deberían despabilarnos”.

“Si dejáramos de cuestionar lo que la gente opina, si nos damos un baño de humildad, nos miramos al espejo, detectamos nuestras falencias y trabajamos para superarlas, estaremos más cerca de los resultados que la sociedad nos exige”, concluyó.


NOTICIAS RELACIONADAS