SOCIEDAD

Estudiantes de San Pablo piden no ir a clases presenciales y sindicato denuncia 72 docentes muertos

Las clases presenciales en las dos principales estados de Brasil, San Pablo y Río de Janeiro, estuvieron suspendidas durante casi un mes en el sistema público y privado, pero el autorizado regreso, con protocolos de aforo de hasta el 35%, es resistido sobre todo en los colegios de elite, donde los centros de estudiantes piden mantener el sistema remoto.

19/04/2021 11:50

500

Este reclamo se debe, sobre todo, porque aumentó la internación en terapia intensiva de jóvenes por coronavirus y faltan insumos para intubación, como sedantes y otros remedios.

Y, en el sistema público, según el Sindicato de Profesores del Estado de San Pablo, (Apeoesp), 72 docentes, directores y auxiliares de educación murieron de Covid-19 desde que se iniciaron las clases del ciclo lectivo de 2021, a fines de enero.

La vacunación de los docente mayores de 47 años se inició en San Pablo a principios de abril y el sábado en Río de Janeiro, los dos estados con más fallecimientos por la pandemia y con una ocupación hospitalaria superior al 80%.

En el estado de San Pablo, la vacunación se logró a raíz de una huelga realizada antes del inicio de las cuarentenas de marzo.

Los interrogantes comenzaron esta semana para padres, alumnos y docentes cuando en el principal estado del país, con 46 millones de habitantes, una población similar a la de Argentina, fueron autorizados a regresar a las clases presenciales optativas con la flexibilización de la fase roja de cuarentena.

Así, San Pablo inició esta semana el regreso a clases presenciales, la apertura de comercios, restaurantes de 11 a 19, toque de queda nocturno y apertura de iglesias, luego de que bajara de 93% a 85,5% la ocupación hospitalaria.

Si bien se inició la vacunación de los docentes en San Pablo, los propios centros de estudiantes de las escuelas de clase media alta y alta de la ciudad de San Pablo, con mensualidades a partir de 500 dólares, pidieron mantener la educación remota.

En un comunicado divulgado por la prensa, los centros de estudiantes dicen que en San Pablo hay 238 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes.

El laboratorio federal Fiocruz considera elevado el riesgo de transmisión cuando se superan los 100 casos por cada 100.000 habitantes.

"No podemos normalizar el contexto en el que vivimos. Nos hace falta el ambiente escolar, encontrar a los colegas, profesores, pero reconocemos que es nuestro deber cívico comprender nuestra responsabilidad y actuar para preservar el mayor número de vidas posible, expresando apoyo al cuerpo docente que se posicionó contra el regreso presencial. No es hora de abrir las escuelas", dice el comunicado de los estudiantes paulistas de los colegios privados.

Las escuelas privadas reabrieron esta semana con apenas una clase presencial semanal de cuatro horas.

El diario Folha de Sao Paulo y el diario Agora publicaron hoy sobre las dudas de los padres para el regreso presencial.

El presidente de la entidad que agrupa a las escuelas privadas, Benjamin Ribeiro da Silva, dijo que la escuela es un lugar seguro.

"Van a estar más protegidos que en casa", dijo.

La prioridad de los públicos, por el momento, sigue siendo el comedor en los lugares más pobres del estado de San Pablo, algo que nunca cerró durante el confinamiento levantado ayer.

El 52% de las internaciones por Covid-19 en febrero y marzo fueron de jóvenes menores de 49 años.

Según el Sistema de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud, los muertos por Covid-19 entre 20 y 29 años aumentaron 288% entre febrero marzo. Fueron 52 en febrero y 202 en marzo.

En San Pablo, la mayor ciudad del país, morir de Covid-19 es más probable que fallecer víctima del delito, de acuerdo a datos oficiales de las secretarías de salud y de seguridad pública

Desde el primer muerto por coronavirus en la ciudad, el 17 de marzo de 2020, murieron 19.897 personas por la pandemia, 1 de cada 597 paulistanos.

Por causa de violencia criminal o accidentes de tránsito, fallecieron 1.474 personas, 1 cada 8.053, según Folha de Sao Paulo.

En los últimos 30 días, fallecieron más de 5.200 personas por coronavirus en San Pablo, la ciudad donde se originó la pandemia en América Latina, el 26 de febrero de 2020, con un paciente que había regresado de vacaciones en el norte de Italia.

Noticias relacionadas