DEPORTES

River logró el empate ante Junior en la última jugada

El Millonario igualó 1 a 1 con el elenco local en un clima hostil en Barranquilla, por la cuarta fecha de la Copa Libertadores en la previa del decisivo Superclásico. Borja (20') adelantó a los "cafeteros", y Paulo Díaz alcanzó la paridad en tiempo adicionado. Hubo enfrentamientos entre policías y manifestantes a las afueras del Estadio Romelio Martínez.

12/05/2021 22:54

El "salvador" Paulo Díaz apareció en el descuento para que River salve un punto.

937

River logró un empate agónico ante Junior, de Barranquila, en Colombia, 1 a 1, en el partido válido por la cuarta fecha del grupo D de la Copa Libertadores que estuvo enrarecido por protestas sociales y disturbios que pusieron en duda su realización.

El delantero Miguel Borja (ex Olimpo de Bahía Blanca) marcó para Junior a los 20 minutos del primer tiempo y el chileno Paulo Díaz empató en el segundo de descuento de la etapa final para River, en el cotejo disputado en el estadio Romelio Martínez, de Barranquilla.

La igualdad dejó a River en el segundo puesto con seis puntos, detrás del líder Fluminense (8), y mantuvo la distancia sobre Junior (3).

El equipo brasileño se afirmó luego del triunfo 2-1 como local ante Independiente Santa Fe, de Colombia (2), en Brasil, donde empezó perdiendo por un tanto de Jersson González y lo dio vuelta con los goles del interminable Fred y Caio ¨Paulista.

El viaje de River a tierra colombiana estuvo en alerta por la crisis social que no cesa desde hace semanas. La fecha pasada, el "Millonario" jugó en Asunción ante Santa Fe porque la Alcaldía de Armenia no otorgó garantías de seguridad.

En la previa de este partido la incertidumbre se apoderó por manifestaciones alrededor del estadio y los gases lacrimógenos hicieron su efecto en el calentamiento previo de los jugadores.

River salió a la cancha con una formación plagada de suplentes, teniendo en cuenta que el próximo domingo tendrá un nuevo mano a mano ante Boca Juniors, en la Bombonera, por un lugar en las semifinales de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol.

Junior, que jugó un buen partido en el Monumental a pesar de la derrota, fue superior a River, acéfalo de juego. Sin volantes creativos, le costó llegar al área y se resintió con los bajos rendimientos de Julián Álvarez, Milton Casco y una pálida presentación de Agustín Fontana, por primera vez como titular.

Las líneas de River no lucieron coordinadas y lo demostraron en el gol de Junior, con una proyección imparable de Borja ante Robert Rojas y la salida de Franco Armani.

El primer tiempo sufrió interrupciones por más gases lacrimógenos y la lesión de Luis González en el local.

River necesitó de los titulares para revertir la historia. Los ingresos de Agustín Palavecino, Matías Suárez y Fabrizio Angileri le dieron más equilibrio en un partido que se presentaba muy difícil.

Junior bajó su rendimiento y River, sin realizar una tarea descollante, exhibió otra actitud, con más orden.

Bruno Zuculini tuvo el gol en el inicio de la segunda etapa y exigió al arquero Sebastián Viera.

River buscó con Jorge Carrascal y Suárez insinuó más peligro en el área, pero la igualdad llegó en una pelota detenida. Angileri ejecutó el córner y Díaz, de flojo partido en defensa junto con Jonatan Maidana, conectó de cabeza.

El empate fue lo más justo. River celebró el resultado porque logró un punto cuando parecía perdido y lo dejó bien posicionado a falta de dos fechas, ambas de local. Además, lo concretó en un partido atípico por factores externos al fútbol, en un país que continúa convulsionado por una realidad social complicada.

La próxima fecha para River en Copa Libertadores será el miércoles 19 de mayo ante Independiente Santa Fe, en el Monumental, mientras ya piensa en el Superclásico del domingo frente a Boca en La Bombonera.

Los dos partidos de Copa Libertadores en Colombia, en medio del conflicto social

La crisis colombiana alcanzó a la Copa Libertadores cuando un grupo de manifestantes se instaló a las puertas del estadio en Barranquilla donde juega River y terminó siendo reprimido con gases lacrimógeno por la Policía para permitir el inicio del partido.

El humo de los gases llegó al campo de juego mientras River hacía la entrada en calor. El alcalde Jaime Pumarejo dijo que el partido nunca estuvo en riesgo y que se trató únicamente de un grupo de "unos 200 jóvenes que la fuerza pública separó para que no ingresaran".

"Cuando vimos que se acercaba la hora del partido y no abandonaban el lugar, empezamos a repeler y retirar a la gente. Ya se han dispersado a las personas y seguimos manteniendo el perímetro de seguridad. La fuerza pública no va a responder al choque con violencia, sino con disuasión", afirmó.

En las redes circularon fotos de los jugadores de River y del entrenador Marcelo Gallardo cerrando o frotándose los ojos por la acción de los gases y el alcalde Pumarejo contó a TyC Sports que el DT pidió que pasaran reggaetón en el vestuario para que el equipo no escuchara los estruendos mientras se preparaba para salir a la cancha.

Ya iniciado el partido, la represión y las corridas afuera del estadio continuaban.

Por la tarde la Policía ya había actuado frente al Hilton Garden, el hotel donde se alojó el plantel argentino, ante otro grupo que pretendía bloquear el ingreso y la salida.

En paralelo, escenas similares se están viviendo en la ciudad colombiana de Pereira, donde se tuvo que postergar otro partido de ese campeonato internacionales por las crecientes protestas.

La Policía de Colombia dispersó a grupos de ciudadanos que rodeaban el hotel de la ciudad de Pereira en el que se encontraba el plantel de Nacional de Montevideo y que impedían la salida de los jugadores hacia el estadio donde se tuvo que retrasar una hora el inicio del partido frente a Atlético Nacional de Medellín por la Copa Libertadores.

Grupos de hinchas se habían instalado en las afueras del hotel al grito de "No se va a jugar" y sostenían que no habrá partido "mientras en las calles siguen asesinado a jóvenes que luchan por un futuro mejor".

De hecho, lograron demorar la salida primero de la utilería del club uruguayo y después del plantel mismo.

Pero la Policía dispersó a los hinchas a las puertas del hotel Movich y, aunque inicialmente los jugadores no fueron al estadio, la Conmebol decidió que el partido se jugaría, aunque con retraso.

En un punto, el titular de la delegación uruguaya, Enrique Campos, llegó incluso a decir que "no están dadas las garantías de seguridad para que se juegue".

Algo similar ocurrió frente al hotel Mora, donde estaba concentrada la delegación de Nacional de Medellín, pero los jugadores pudieron ir al estadio y esperaron allí la llegada de los uruguayos.

Síntesis

Junior:
Sebastián Viera; Fabián Viáfara, Daniel Rosero, Willer Ditta y Gabriel Fuentes; Didier Moreno y Larry Vásquez; Jhon Pajoy, Luis González y Fredy Hinestroza; y Miguel Borja. DT: Luis Amaranto Perea.

River Plate: Franco Armani; Robert Rojas, Jonatan Maidana y Paulo Díaz; Alex Vigo, Leonardo Ponzio, Bruno Zuculini y Milton Casco; Agustín Fontana, Federico Girotti y Julián Álvarez. DT: Marcelo Gallardo.

Gol en el primer tiempo: 20m. Borja (J).

Gol en el segundo tiempo, 45+2m. Díaz (R).


Cambio en el primer tiempo: 29m. Edwin Cetré por González (J).

Cambios en el segundo tiempo: Al comenzar Jorge Carrascal por Álvarez (R) y Agustín Palavecino por Vigo (R); 11m. Rafael Borré por Girotti (R) y Matías Suárez por Fontana (R); 17m. Carmelo Valencia por Borja (J); 23m. Fabián Ángel por Hinestroza (J) y Fabrizio Angileri por Rojas (R).

Amonestados: Borja, Valencia, Moreno, Viáfara, Hinestroza y Cetré (J). Ponzio, Rojas, Maidana y Casco (R).

Estadio: Romelio Martínez (Barranquilla).

Árbitro: Esteban Ostojich (Uruguay).



Buen empate para River por el contexto del partido, no debía perder para mantener tres puntos de ventaja sobre Junior.

Buen empate para River por el contexto del partido, no debía perder para mantener tres puntos de ventaja sobre Junior.