PAÍS & MUNDO

El Gobierno dispuso un confinamiento total de 9 días desde el sábado para bajar la curva de contagios

El presidente Alberto Fernández anunció que se implementará un confinamiento total de 9 días para intentar bajar la cura ascendente de casos de coronavirus, con el respaldo de todos los gobernadores, para las zonas del país que están en alarma epidemiológica. Dispuso medidas para ayudar a empresas y familias a paliar el confinamiento.

20/05/2021 20:48

5.881

El presidente Alberto Fernández anunció que se implementará un confinamiento total de 9 días desde el sábado para intentar bajar la cura ascendente de casos de coronavirus, con el respaldo de todos los gobernadores, para las zonas del país que están en alarma epidemiológica.

Así lo confirmó el mandatario nacional en un mensaje que brindó por cadena nacional, tras dos jornadas de debate con los mandatarios provinciales, funcionarios y expertos.

El nuevo DNU regirá entre el sábado 22 de mayo y el 11 de junio, es decir, por otras tres semanas.

Los primeros 9 días, entre el 22 de mayo y el 30 de mayo, y los días 5 y 6 de junio (sábado y domingo) serán de cierre total.

La decisión se tomó luego de tres días de récords de casos de Codiv-19 y en medio de una fuerte preocupación por un eventual colapso sanitario.

"Siempre les hablo con la verdad. Estamos viviendo el peor momento desde que empezó la pandemia", afirmó Fernández, y subrayó que el país atraviesa "el peor momento de casos y de muertes" por coronavirus.

El jefe de Estado dijo que "no es momento de especulaciones" y llamó a "no negar la situación", en medio de las "irreparables vidas perdidas".

"El primero que debe cuidar la salud de todos y todas es el Estado. El Estado jamás debe hacerse el distraído. Es indudable que tengo el deber de cuidar la salud de los argentinos porque la ley me lo impone, pero por encima de ese deber legar siento el deber ético", remarcó.

Fernández advirtió que "un país no puede tener 24 estrategias sanitarias ante un escenario tan grave" como es la segunda ola de coronavirus.

El mandatario nacional cuestionó la estrategia de la Ciudad de Buenos Aires de discutir la suspensión de las clases presenciales y consideró que todo ese "barullo" pudo causar la confusión de muchas personas, que minimizaron el problema de la pandemia.

A la vez, afirmó que "es decisivo que cada administración (provincial) aplique" restricciones más profundas en las próximas semanas para frenar el impacto de la segunda ola de coronavirus, y enfatizó: "No hay lugar para especulaciones".

"No voy a aceptar que se naturalice esta cantidad de contagios o muertes", resaltó el mandatario nacional.

En su segundo mensaje en cadena nacional desde que asumió la Presidencia, Fernández agregó: "Les pido que tomemos conciencia del momentos que estamos viviendo".

El Gobierno nacional dispuso medidas para ayudar a empresas y familias a paliar el confinamiento

El Gobierno nacional dispuso un conjunto de medidas económicas para ayudar a familias y a empresas a paliar los efectos producidos por el confinamiento dispuesto a partir del sábado.

El presidente Alberto Fernández anunció medidas adicionales para proteger a las familias y a las empresas, entre las que se encuentran una ampliación del Programa de Recuperación Productiva (Repro II) para atender a los sectores que se verán afectados por las restricciones como el comercio y otros sectores, con una inversión que estará en torno de los $52.000 millones.

Al mismo tiempo, dispuso un incremento del monto del salario complementario para los trabajadores de los sectores críticos y la salud, que pasa de $18.000 a $22.000, con una inversión prevista de $6.000 millones.

Se incorporará al sector gastronómico al Repro y se reducirán las contribuciones patronales en los sectores críticos por $8.500 millones.

El paquete de medidas para morigerar el impacto de la segunda ola de coronavirus supone un gasto, por encima de lo establecido en el Presupuesto 2021, superior a los $480.000 millones (1,3% del PIB).

Este incremento del gasto será financiado a través de los mayores ingresos explicado por el Aporte Extraordinario en las Grandes Fortunas y el aumento de la recaudación.

En cuanto a la ayuda a las familias, desde mañana hasta fin de mes, se inyectarán $18 mil millones en los bolsillos de las familias beneficiarias con la tarjeta Alimentar, anuncio que anticipó el presidente el viernes 7 de mayo.

Al mismo tiempo, se ampliará la Tarjeta Alimentar que permitirá fortalecer los ingresos de las familias con menores de hasta 14 años.

La medida alcanza a casi 4 millones de niños, niñas y adolescentes y la inversión mensual para financiar la Tarjeta Alimentar será de $18.100 millones y se comenzará a pagar también a partir de mañana.

El Gobierno también dispuso ampliar el Programa Progresar con becas para la terminación de la primaria y la secundaria, la capacitación profesional, el cursado de carreras universitarias y, también, para formar enfermeros y enfermeras.

El objetivo del programa es llegar a 1 millón de jóvenes en todo el país con becas mensuales de entre $3.600 y $9.600, y las becas que se pagan durante todo el año tienen una inversión prevista para 2021 superior a los $ 28.000 millones.

A la vez, se amplió la Asignación Universal por Hijo (AUH) y las asignaciones familiares con el objetivo de llegar a 700.000 beneficiarios y con una inversión estimada en $29.000 millones.

Con estas políticas el Gobierno asegura llegar a casi 6 millones de niños, niñas y jóvenes: a través de la Tarjeta Alimentar, la ampliación de AUH y el Programa Progresar.

También se detalló que los 920.000 trabajadores del Programa Potenciar Trabajo cobrarán en mayo $12.204 y hacia fin de año $14.040, lo cual representa una inversión anual estimada para este programa de $167.000 millones.

El Gobierno nacional resolvió aplicar una inversión de $144.000 millones para la atención de la segunda ola del Covid que incluye unos $72.000 millones para la adquisición de vacunas, un bono de $6.500 durante tres meses para 700.000 trabajadores de la salud y una partida de $36.000 millones para compensar la reducción de las contribuciones patronales y del impuesto a los débitos y créditos bancarios para las empresas del sector sanitario.

También se aclaró que la reducción del Impuesto a las Ganancias para los trabajadores del sistema privado registrado, hará que cerca de 1.270.000 de empleados y jubilados dejen de pagar este impuesto con retroactividad a enero.

La devolución de los importes retenidos se hará en 5 cuotas a partir del mes de julio lo cual equivale a un esfuerzo fiscal de más de $40.000 millones.

En relación a los sectores de la cultura y el turismo, se dispuso reforzar las partidas presupuestarias en más de $4.700 millones.