PAÍS & MUNDO

Segundo golpe de Estado en Mali que declaró el toque de queda

El Consejo Militar de Mali tomó hoy el poder en el país, en el segundo golpe de Estado en nueve meses, cerró sus fronteras y declaró el toque de queda, luego de que el presidente y primer ministro de transición renunciaran a sus cargos tras ser detenidos el lunes.

26/05/2021 14:25

612

El consejero especial del coronel Assimi Goita, al frente del golpe de Estado, señaló que el presidente Bah Ndaw y su primer ministro, Moctar Ouane, fueron destituidos por violar la carta de transición.

Concretamente, los acusó de haber formado un nuevo Gobierno sin consultarlo previamente.

El país cerró sus fronteras terrestres y aéreas, y declaró el toque de queda, comunicó el portal Seneweb, con sede en el vecino Senegal, recogió la agencia de noticias Sputnik.

Según el medio, también está cerrado el aeropuerto de la capital Bamako.

Representantes de la Unión Africana (UA) y de la misión de la ONU en el país (Minusma) ya se encuentran en la zona.

En tanto, la delegación de la Comunidad Económica de los Estados Africanos del Oeste (Cedeao) se dirigió a las oficinas del coronel Goita, vicepresidente interino, con quien ya se habían reunido la noche anterior.

"Volvimos a ver al vicepresidente para manifestarle nuestro desacuerdo", indicó un miembro de la delegación.

Los diplomáticos trabajan en respuesta a los actos de los coroneles, más que nunca bajo una alta presión internacional y expuestos a sanciones.

Se trata del segundo Golpe de Estado en nueves meses en este país clave da la región del Sahel, lo que generó una condena internacional y amenazas de sanciones.

El Consejo de Seguridad de la ONU debe reunirse hoy a puertas cerradas para examinar la situación.

Su secretario general, Antonio Guterres, llamó a la "calma" en Mali y pidió la liberación de los líderes civiles.

El presidente francés, Emmanuel Macron, calificó los hechos de "inaceptable golpe de Estado", y adelantó, en conferencia de prensa en Bruselas, que los países europeos están dispuestos a imponer sanciones.

El vicepresidente interino y otros militares encabezaron un golpe de Estado que derrocó al presidente elegido democráticamente Bubakarr Keita el 18 de agosto de 2020, e instalaron a Ndaw y Ouane como autoridades de transición.

Los militares se comprometieron, bajo presión internacional, a devolver el poder a los civiles que resultaran electos después de 18 meses.

Las autoridades de transición habían anunciado la organización en febrero-marzo de 2022 de elecciones presidenciales y legislativas.

Estados Unidos, Alemania, el Reino Unido, la Minusma, la Cedeao y la UA pidieron también la "liberación inmediata e incondicional" de los detenidos y el regreso a la transición política para que los civiles vuelvan al poder.