POLICIALES

Con la música a otra parte

En el sector de Las Bardas de Puerto Madryn desactivaron otra fiesta clandestina. Había 150 personas en una finca. Secuestraron todo.

31/05/2021 02:00

La fiesta clandestina en la ciudad del Golfo fue desactivada con más de un centenar de personas en el sitio.

1.171

Un hombre fue demorado por evadir un control y mostrarse reacio a su identificación en Comodoro Rivadavia y que el test de alcoholemia le dio 1,99 g/l . Y una fiesta clandestina con 150 personas presentes desactivada en Puerto Madryn fue el saldo de la madrugada del domingo 30 en Chubut y donde actuaron efectivos policiales de la provincia.

En la madrugada de ayer, un individuo fue demorado por efectivos policiales de Comodoro Rivadavia luego de que en el marco de control operacional por las calles de esa ciudad, hizo caso omiso y se opuso a su identificación luego de una persecución que se generó a partir de la acción del hombre al no respetar las medidas vigentes.

El episodio se produjo a las 0,27 horas en el puesto de control de la ruta 3, entre las calles José María Rodrigo y Marcos Soto del barrio Roca de esa ciudad, cuando y a pesar de las señas e indicaciones de los miembros de la fuerza para que detenga su Toyota Corolla, su conductor continuó su marcha, lo que derivó en una persecución hasta la avenida Portugal donde se lo intercepta. Allí, el individuo se mostró reacio a prestar colaboración con los policías e incluso se sucedió un forcejeo y se lo redujo, constatándose que no poseía ni seguro ni cédula del vehículo. Tras el secuestro del rodado, al chofer se le hizo el test de alcoholemia, arrojando 1,99 g/l.

Fiesta desactivada

En tanto que dos horas más tarde aproximadamente y en Puerto Madryn, personal policial de la Comisaría distrito Cuarta de esa ciudad, desactivó una fiesta clandestina que se desarrollaba en un sector de Las Bardas Sector II.

Junto a agentes de Inspecciones Municipal y otras dependencias policiales se hicieron presentes en el lugar y constataron que había 150 personas en el interior de la finca, quienes se retiraron a raíz de la presencia de las autoridades competentes no sin antes confiscarse las bebidas alcohólicas que consumían y notificando de la infracción al propietario del domicilio visitado.