ECONOMÍA

Informe / Cómo fue la variación del empleo en las localidades de Chubut

Un informe exclusivo sobre cuál fue el impacto de la pandemia en los puestos de empleo privados de las diferentes ciudades y pueblos de la provincia. La mayoría de los departamentos de Chubut tuvieron caídas, aunque desde fines de 2020 comenzó a observarse un leve repunte.

06/06/2021 02:00

En Trelew hubo muchos cierres de negocios en el centro, aunque también muchos se reinventaron.

1.082

Según el último informe elaborado por el Ministerio de Trabajo de la Nación en Chubut había 94.900 trabajadores asalariados en el sector privado para febrero, lo que implicó una caída interanual contra mismo período del año pasado, con un recorte de más de 2.000 puestos de empleo. En octubre del año pasado fue la peor caída en cuanta a fuentes de trabajo y desde allí hubo una recuperación sostenida, aunque sin recuperar los niveles previos a la pandemia.

A través del Ministerio de Producción de la Nación, también se dio a conocer cómo ha sido el comportamiento en cada uno de los distritos de las distintas provincias, para observar cuàl fue el heterogéneo comportamiento durante la pandemia por el Covid-19.

Aunque se aclara que “se contabilizan los puestos de trabajo asalariados formales del sector privado para los meses de febrero de 2020 y 2021. En este sentido, no debe confundirse este indicador con el de número de trabajadores asalaridos privados, toda vez que un trabajador puede poseer más de un puesto de trabajo (fenómeno conocido comunmente como “pluriempleo”). Por esta razón, los cálculos aquí presentados pueden no coincidir con el informe mensual de trabajo registrado elaborado por el área de estádisticas del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación (MTEySS)”.

En el caso de Escalante, que abarca Comodoro Rivadavia y Rada Tilly, hubo una merma del empleo privado del 3,4%, con la disminución de 1.494 fuentes. Afectado fundamentalmente por la actividad comercial, pero también por los vaivenes que ha tenido la actividad petrolera, que en los primeros meses de este año comenzó a repuntar.

Al analizar lo ocurrido en Chubut, se percibe que fue en el Departamento de Biedma (Puerto Madryn y Puerto Pirámides) también fue en donde más fuentes de empleo privado se perdieron durante todo el lapso de confinamiento, probablemente asociado a la cantidad de emprendimientos turísticos de la ciudad del Golfo, un sector de los más castigados a la hora de no poder brindar servicios.

En la Ciudad del Golfo y alrededores se pasó de 19.885 puestos de empleo en febrero del 2020, previo a iniciar la pandemia, a 19.167 trabajadores para el segundo mes de este año. Es decir, quedaron en el camino 718 fuentes laborales en el lapso de 12 meses. En términos porcentuales la caída fue del 3,6%.

Dentro del Departamento de Rawson (Aglomerado de Trelew y Rawson), la variación negativa febrero contra febrero fue del 2,8%, lo que representó una reducción de 595 empleos. La zona tuvo un fuerte impacto en la actividad comercial, con muchos cierres de locales fundamentalmente en Trelew, pero al mismo tiempo tuvo movimiento por el lado de nuevas radicaciones, como ocurrió con la pesca en el Parque Industrial de la ciudad. A la vez que surgieron negocios más chicos de alimentos, como verdulerías, carnicerías o emprendimientos con delivery y viandas.

En pleno Valle, en el Departamento de Gaiman (Gaiman, Dolavon, 28 de Julio y Dique Ameghino), se dio una tendencia opuesta y hubo un crecimiento, sumando 96 fuentes de trabajo en el último año.

Dentro de la Cordillera, el Departamento de Futaleufú (Esquel, Trevelin, Corcovado y otros parajes), la merma estuvo en el orden del 2,7%, pasando de 4.686 empleos a 4.559 (-127). Aquí también se sintió el impacto fundamentalmente de la falta de temporada turística y los comercios asociados.

Para Cushamen, donde están las localidades de la Comarca Andina, en términos porcentuales implicó una de las más importantes caídas, con -6,1%. Lo que se tradujo en 75 puestos de empleo menos.

Después, en los otros departamentos de la provincia, hubo variaciones menores en cuanto a los puestos empleo, aunque con diferente tendencia: Florentino Ameghino (+34 empleos), Languineo (+1), Paso de Indios (-15), Río Senguer (-23), Sarmiento (+16), Tehuelches (-28) y Telsen (-39).

País

Dentro de los departamentos/partidos de mejor desempeño, se destacan en primer lugar varios que forman parte del núcleo agroindustrial del país, como el este de Córdoba, el oeste de Santa Fe y parte de la provincia de Buenos Aires.

A modo de ejemplo, departamentos santafesinos como Castellanos en Santa Fe (en donde están Rafaela y Sunchales), General López (en donde está Venado Tuerto), Belgrano (en donde hay muchas empresas productoras de maquinaria agrícola en localidades como Las Parejas o Armstrong) o Las Colonias (donde se encuentra localidades como Esperanza y Franck) tienen más empleo que en la prepandemia. Estos departamentos poseen un común denominador: una densidad industrial muy superior a la media nacional, que se imbrica virtuosamente con el sector agropecuario, sea aguas arriba (por ejemplo, en lo que concierne a la maquinaria agrícola) como aguas abajo (elaboración de alimentos).

Algo similar puede decirse de departamentos del este cordobés como San Justo (en donde están ciudades como Arroyito —famosa por tener las principales plantas productivas de empresas como Arcor— y San Francisco), Unión (donde está Bell Ville), Juárez Celman (donde están localidades como La Carlota) o Marcos Juárez (cuya cabecera es la localidad homónima).

También destacan en su desempeño provincias como Tierra del Fuego y San Luis, que poseen una elevada especialización industrial como consecuencia de políticas de promoción regional de larga data. De la mano del fuerte repunte de la demanda de electrónica de consumo (mayormente celulares y TVs), la producción fueguina experimentó un notorio repunte en la segunda mitad de 2020 y principios de 2021.

A su vez, gran parte de la provincia de San Luis (y, en particular, el departamento de General Pedernera, en donde está Villa Mercedes, el principal polo industrial de esa provincia) exhibió un alza del empleo asalariado privado formal. La excepción fue el noreste de la provincia, en donde se sitúa Merlo, que estuvo muy afectado por la baja de la actividad turística. Algo similar puede decirse de Ushuaia.