PROVINCIA

Madryn: vigiladores reclamaron mejora salarial

Por la mañana los vigiladores de Puerto Madryn marcharon para reclamar una mejora salarial del 55%.

23/06/2021 02:00

Trabajadores de UPSAP piden un aumento del 55% en su sueldo.

762

Fue en el marco de un paro por 24 horas a nivel nacional pero que en la región mostró una diferenciación con los representantes nacionales. La marcha incluyó todos los lugares con vigilancia privada. “Hoy somos los únicos trabajadores debajo de la línea de la pobreza con un sueldo básico de $ 35 mil. El gremio quiere cerrar una paritaria del 35,4 % que parece un gran número pero a pagarlo en cómodas cuotas”, comentó Omar Hualas, representante gremial de UPSAP en la región.

“Es una tomada de pelo porque somos trabajadores esenciales que estamos desde el inicio de la pandemia en la primera línea, lo enfrentamos, estamos en todos lados e implicó que compañeros hayan perdido la vida”.

El gremialista aseguró que el 55% de suba que piden “volcado al básico no es nada. El número es alto pero nuestro básico está por debajo de la canasta familiar. Es una vergüenza y las empresas nos empujan a esto que es histórico porque los vigiladores salen a pelear por sus derechos”, afirmó Hualas. La idea es mantener el reclamo, aunque confían en el dictado de la conciliación obligatoria para dialogar con la patronal.

Paro de la seguridad privada en Esquel

Los trabajadores de la seguridad privada de Esquel se plegaron al paro de 24 horas dispuesto por el Frente Sindical de la Seguridad Privada a nivel nacional, en demanda de las discusiones salariales en paritarias.

En la mañana se concentraron en las afueras de un supermercado donde la mayoría cumple el servicio de vigilancia, y el delegado Julio Ferreyra remarcó que “tomamos esta medida porque hace un año y medio que estamos sin paritarias con la Cámara Empresaria que nuclea a los empleadores”. Reclaman el inicio de las negociaciones, con un pedido del 55% de aumento en los sueldos. En esta ciudad son 55 los trabajadores del sector.

Ferreyra manifestó que una excusa para no sentarse en paritaria por parte de las empresas era la pandemia. “Se vinieron dilatando las discusiones salariales desde hace más de un mes, hasta llegar a esto de tener que parar 24 horas al no tener respuesta”. El acatamiento fue total, sin guardias mínimas en los lugares de trabajo, “porque estamos cansados de esperar que nos den un aumento”.#