DEPORTES

Burbuja de la Selección: cortocircuitos entre los jugadores y "Chiqui" Tapia

Más allá de la primavera deportiva que podría llevar a la Selección a una nueva final de la Copa América, el clima entre los jugadores y el cuerpo técnico debió superar varios cortocircuitos debido a que, según el núcleo duro del plantel, gran cantidad de dirigentes no cumplen con los protocolos que impone la pandemia del coronavirus y rompieron la burbuja del elenco albiceleste.

06/07/2021 19:00

Malestar de las figuras de la selección argentina con Chiqui Tapia por poner en riesgo la burbuja sanitaria de Ezeiza.

1.404

Con ese panorama, la incógnita es saber si a su regreso al país, el cuestionado Claudio "Chiqui" Tapia y los dirigentes que lo acompañan deberán cumplir con el aislamiento obligatorio, como le pasó a River al romper su burbuja en la pretemporada.

Tapia atraviesa una dura tormenta judicial que tendrá su desenlace cuando la Inspección General de Justicia (IGJ) dictamine sobre su futuro en la AFA y la validez de la Asamblea que determinó su reelección hasta 2025.

Las impugnaciones de Nueva Chicago y San Martín de Tucumán están bajo la lupa de la IGJ que en los próximos días deberá dar un fallo y no se descarta que la elección, que según los reclamos no se realizó conforme a los estatutos, deba realizarse de nuevo.

El otro frente judicial que deberá enfrentar Tapia es sobre una causa de presunto lavado de dinero y defraudación, que inició de oficio el fiscal Marijuan tras las denuncias de la diputada Graciela Ocaña.

La legisladora citó al Congreso al presidente de la AFA para que explicara sobre todo la firma de dos contratos millonarios con Carlos Varela, socio y amigo de Tapia, y con Guillermo Tofoni, a quien le entregaron por 20 años la explotación de los amistosos de la Selección Argentina y la apertura de los Centros de Entrenamiento de la AFA por el mundo.

Tapia también fue perdiendo apoyos en el plano político, dado que desde el Gobierno no ven con malos ojos un cambio en la conducción de la entidad más importante del fútbol argentino.

El "Chiqui" deberá superar las impugnaciones en la IGJ y explicar por qué le cedió un contrato millonario como la explotación de los derechos digitales de la AFA a Carlos Varela, con quien tiene una estrecha relación desde su época de Barracas Central y por actividades vinculadas al Ceamse, ya que Varela es uno de los más importantes empresarios de la recolección de residuos de la zona Norte.

Su principal impulsor, Hugo Moyano, ya le bajó el pulgar y su hijo Pablo lo destroza públicamente cada vez que puede, como en el último clásico entre Independiente y Racing, donde directamente acusó a Tapia de haber incidido en el penal inexistente que le cobraron al "Rojo" a minutos del final de partido.

Más allá de esta "primavera" deportiva, la relación entre Tapia y los jugadores está más tensa que nunca: hace unos días el presidente de la AFA se sacó una foto con Messi, con una camiseta que reflejaba los 148 partidos de Lionel con la Selección, pero ninguno de los jugadores se sumó al homenaje.

Además, hay otros futbolistas que también se molestaron con el dirigente porque "pide fotos para sus amigos" en todo momento y lo acusan de "figurón".

¿Por qué se rompió la relación con los jugadores? Muchos no ven con muy buenos ojos algunos manejos del presidente de la AFA, sobre todo en los viajes, donde suele alquilar aviones privados para moverse con sus allegados de la calle Viamonte.

Algunos dicen que "tiene el boleto picado" y que ya no contaría con los apoyos necesarios para mantenerse en un cargo tan estratégico como la AFA.

Además, los jugadores cuestionaron que Tapia y algunos dirigentes no cumplieron los protocolos a rajatabla y como impone una competición de esta envergadura, y temen que el Covid se filtre en la concentración argentina porque varios allegados al Jefe de la AFA rompieron la burbuja con salidas.

Esto generó también cortocircuitos entre Tapia y Lionel Scaloni, quien fue el encargado de hacerle saber la postura de algunos jugadores.

Entre los cuartos de final y la semifinal, las diferencias se acrecentaron porque la delegación argentina esta vez no regresó de Brasil como lo habían hecho en la previa de los partidos anteriores, debido a que no quieren dar ninguna ventaja de cara a la posibilidad de llegar nuevamente a una final de Copa América y mucho menos por "descuidos" de la dirigencia.