PROVINCIA

Una mujer, presidenta de la Cooperativa de Comodoro

Por primera vez en su historia la Sociedad Cooperativa Popular Limitada de Comodoro Rivadavia será presidida por una mujer, según resolvió el Consejo de Administración de la institución.

17/07/2021 02:00

Anabella Cardillo, abogada.

1.041

Es la joven abogada Anabella Cardillo, quien se desempeñó como delegada e integra el Consejo de la entidad.

Cardillo aseguró que “acepté como mujer y profesional este desafío porque creo en el pujante grupo de trabajo que lleva adelante a la institución y en los históricos equipos técnicos formados en la Cooperativa, enfocados cada día en prestar un mejor servicio para la comunidad de Comodoro y Rada Tilly. Los servicios públicos demandan de un trabajo coordinado y de una sensibilidad que devuelva a ambas ciudades la dignidad que ponemos en nuestra vida diaria quienes habitamos la zona”.

Cardillo nació en 1989 y pasó su infancia en Gobernador Costa a raíz del trabajo de su madre, quien ocupó cargos gerenciales en el Banco del Chubut. Desde los 11 años reside en Comodoro y pasó por la Escuela 83 y el Colegio Perito Moreno. Tras finalizar el secundario, se graduó en Abogacía en la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional de la Patagonia “San Juan Bosco”.

En cuarto año de la carrera empezó a trabajar en un estudio jurídico y se desempeñó en diferentes cargos.

Ejerció tareas en el área de Acceso a la Justicia del Ministerio de Seguridad, enfocada en el trabajo social y territorial. Paralelamente, trabajó en un equipo técnico interdisciplinario abocado a políticas penitenciarias. Y desde hace tres años desempeña funciones en la Inspección General de Justicia.

Su vinculación con la SCPL comenzó como delegada y más tarde con su ingreso formal en el Consejo de Administración. “Encontré en la SCPL una dinámica desde la que se pueden motorizar cambios y mejorar la calidad de vida de la gente. Un equipo joven, con empuje y nuevos proyectos orientados a optimizar servicios que son esenciales para nuestra calidad de vida”, aseguró.

En el Consejo “tuve la oportunidad de interiorizarme sobre diversos temas y de conocer el equipo con el que trabajaremos sobre nuevos desafíos. Los nuevos tiempos demandan un rumbo claro y trabajo. La SCPL cuenta con equipos técnicos de larga trayectoria, abiertos a la innovación que implican el manejo y administración de los servicios públicos de la ciudad”.

Agregó que “acepté la propuesta de ocupar este espacio porque viene de la mano de un desafío y de un crecimiento desde lo profesional y personal. Considero que este es el punto de partida para mejorar nuestro entorno, dejar las cosas mejor de lo que las encontramos. Estoy convencida del proyecto de trabajo de quienes hoy dirigen la Cooperativa, el equipo humano y sus convicciones”.

Sostuvo que “veo a un equipo humano alineado con los valores que dieron sustento a la Cooperativa. Esta institución, una de las de mayor trayectoria en Comodoro, nació en 1933 basada en el esfuerzo y la ayuda mutua de un grupo de vecinos. Tenemos una entidad con 70 mil asociados a los que prestamos servicios como energía eléctrica y alumbrado, agua, cloacas, el mantenimiento del acueducto e internet y el servicio de sepelios. El desafío diario es traducir ese trabajo en satisfacer la demanda de nuestros asociados. Allí estará puesta toda mi energía”.

Otros tiempos

Sobre el desafío de asumir un cargo que siempre ocuparon hombres, Cardillo valoró que para el bien de nuestras sociedades y comunidades, corren otros tiempos. Vemos fuertes liderazgos mundiales y a las mujeres consolidándose en lugares claves, desde el Poder Judicial hasta concejos deliberantes o legislaturas”.

Agregó que “un cargo ejecutivo demanda una energía extra que sería imposible sostener sin equipos de trabajo que aporten su sabiduría y conocimiento. Y en esto me refiero en un punto a algo que no reconoce género. Acepto este cargo porque creo en el grupo que me acompaña y en reforzar cada día el objetivo de dejar nuestro entorno mejor de lo que lo encontramos. Hoy me toca este lugar y lo asumo con convicción”.