SOCIEDAD

"Con el modelo económico que impera en el mundo" 'el ambiente 'no tiene futuro"

El viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Sergio Federovisky, afirmó que "es ridículo" que el cuidado del medio ambiente implique "frenar la actividad humana" aunque advirtió que "con este modelo económico que impera en el mundo no tiene futuro el ambiente".

19/07/2021 14:43

1.256

"No se trata de frenar la actividad económica para que el ambiente mejore, hay que modificar un modelo de explotación de los recursos naturales, de hiperconsumo, de expoliación de los recursos y de generación energética a partir de combustibles fósiles, que es lo que fundamentalmente provoca el daño principal", dijo Federovisky.

Y señaló: "Un bien común como es el clima no debe estar supeditado al interés particular del mercado".

En diálogo con Radio TrendTropic, el funcionario habló sobre la pandemia, la actividad económica, el cuidado del medio ambiente y su documental "Punto de no retorno".

Consultado por la reducción de las emisiones de dióxido de carbono en la pandemia, el funcionario sostuvo que "ha habido una disminución relativa, pero consecuencia directa de un freno de todas las actividades económicas como resultado de la cuarentena obligatoria. Aún así, no fueron disminuciones sensibles como para que tuvieran una mejora más allá de la coyuntura del momento en el que podían observarse".

En tanto, añadió que "parecería" que sí se está tomando conciencia sobre el tema ambiental, pero que "hay una inmensa paradoja" que es que "desde que los Estados empezaron a ocuparse del calentamiento global, las emisiones de gases de efecto invernadero subieron más que nunca ".

Federovisky, además, indicó que desde el Ministerio se "está instalado en agenda el tema y en una dirección determinada", y aseguró que la pandemia no dejará de lado el cumplimiento de las metas.

Sobre el documental, "Punto de no retorno", manifestó que plantea "un mensaje muy claro de que el punto de no retorno no es el fin del mundo porque sino seria cuestión de relajarse y esperar, sino que no es el fin del mundo tal como lo conocemos, no sabemos cómo va a ser el mundo posterior" pero está claro que "los más vulnerables van a sufrir más de lo que ya sufren".