La clave del día / Una obra ambiciosa

La información oficial de Vialidad Nacional avisa que el lunes se firmará en Lago Blanco un acta de inicio de obra para comenzar a pavimentar la Ruta 260, al menos en un tramo de 23 kilómetros. Además se construirán dos puentes.

28 JUL 2021 - 21:08

El párrafo puede sonar a una obra pública más, pero en realidad es la concreción de un proyecto que suena hace décadas, como tantos otros. Para muchos encajó siempre en la categoría de un sueño inalcanzable, por la multimillonaria inversión necesaria. Para otros, es un hito en infraestructura vial que debía hacerse realidad tarde o temprano.

Ya su nombre es ambicioso: Corredor Bioceánico. En rigor, más ambiciosos todavía son sus objetivos. Nada más y nada menos que el intercambio comercial y turístico con Chile, uniendo su puerto de Chacabuco con nuestro puerto en Comodoro Rivadavia.

A varias camadas de dirigentes los sedujo siempre la idea de una ruta pavimentada que permita un tránsito fluido y que les convenga a los sectores comerciales para sus tratos con Chile, y viceversa. Pero ni hablar del efecto que tendría para ambas comunidades la chance de una comunicación.

Fueron años de promesas incumplidas, gestiones sin salida, gobiernos poco convencidos, expectativas quebradas. Pero al parecer, el Corredor está dando pasos fuertes hacia su concreción. Ojalá el camino no quede a medias, en todo sentido. Ya sabemos que sucedió con la Doble Trocha Trelew-Rawson. Por eso será clave una decisión política. Que se sostenga será algo que comenzaremos a verificar desde este lunes.

Enterate de las noticias de POLITICA a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
28 JUL 2021 - 21:08

El párrafo puede sonar a una obra pública más, pero en realidad es la concreción de un proyecto que suena hace décadas, como tantos otros. Para muchos encajó siempre en la categoría de un sueño inalcanzable, por la multimillonaria inversión necesaria. Para otros, es un hito en infraestructura vial que debía hacerse realidad tarde o temprano.

Ya su nombre es ambicioso: Corredor Bioceánico. En rigor, más ambiciosos todavía son sus objetivos. Nada más y nada menos que el intercambio comercial y turístico con Chile, uniendo su puerto de Chacabuco con nuestro puerto en Comodoro Rivadavia.

A varias camadas de dirigentes los sedujo siempre la idea de una ruta pavimentada que permita un tránsito fluido y que les convenga a los sectores comerciales para sus tratos con Chile, y viceversa. Pero ni hablar del efecto que tendría para ambas comunidades la chance de una comunicación.

Fueron años de promesas incumplidas, gestiones sin salida, gobiernos poco convencidos, expectativas quebradas. Pero al parecer, el Corredor está dando pasos fuertes hacia su concreción. Ojalá el camino no quede a medias, en todo sentido. Ya sabemos que sucedió con la Doble Trocha Trelew-Rawson. Por eso será clave una decisión política. Que se sostenga será algo que comenzaremos a verificar desde este lunes.


NOTICIAS RELACIONADAS