Los dulces de El Bolsón que buscan su lugar en el mercado internacional

El intendente Bruno Pogliano recibió ayer en su despacho al director de la Agencia Río Negro Exporta, Darío Barriga, área que depende del Ministerio de Economía. Durante el encuentro, dialogaron acerca de “la importancia del convenio firmado entre los gobiernos provincial y nacional para potenciar la exportación de productos locales al exterior”.

13 AGO 2021 - 9:35

Cabe señalar que el Estado rionegrino “rubricó recientemente un convenio con la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI) para que pequeñas y medianas empresas exporten sus productos y se sumen a nuevas cadenas de comercialización dentro del país y en el exterior”. Puntualmente, Barriga señaló que Río Negro “es una de las provincias incluidas en la propuesta que tiene como objetivo detectar empresas con potencial para tener saldos exportables y además ubicarse en las nuevas cadenas de comercialización de todo el territorio nacional”.

Por su parte, el jefe comunal valoró que el plan “posibilitará la apertura de nuevos mercados para la comercialización de productos elaborados en nuestra zona e incentiva fuertemente al desarrollo productivo asociado al desarrollo turístico”, que viene llevando adelante su gestión de gobierno.

Más tarde, la comitiva de funcionarios visitó las instalaciones de la fábrica de dulces Cabaña Micó, una de las empresas seleccionadas por el programa, donde “además de ofrecer al país sus productos elaborados con frutas finas, también recepciona durante todo el año a miles de turistas que llegan desde todas las provincias y desde el exterior”, graficaron.

Allí fueron recibidos por el propietario del establecimiento, Roberto Milohanich, quien comenzó con su esposa hace 34 años “revolviendo dulces con la cuchara de madera -como un producto muy artesanal- y hoy es un sello reconocido en el país a través de su marca”.

En la oportunidad, el empresario explicó “el largo camino y la fama de los dulces de El Bolsón”. En la actualidad, “trabajamos para hacernos más competitivos en los procesos”, acotó en referencia al emprendimiento familiar donde trabajan sus cuatro hijos y unos 60 empleados, “con una variedad de 100 productos, un importante volumen de producción y un centro de distribución en Ezeiza”, indicó.

De igual modo, recordó que su primera exportación fue en 2002, “cuando logramos llegar con los dulces a Bolivia. Luego estuvimos en México, España, Panamá y Brasil, donde actualmente estamos presentes en las góndolas de una cadena de supermercados de San Pablo”. Ahora, la premisa “es lograr ingresar al mercado de Estados Unidos y consolidarnos con mayores ventas en Brasil. Nos abrimos caminos, pero no es lo mismo ir solos que con la ayuda del Estado”, subrayó.

Vidriera

Desde la óptica de Barriga, “la producción rionegrina puede estar en cualquier vidriera del mundo porque tenemos productos de calidad, aunque para exportar se requiere de varias cuestiones: desde lograr una calidad determinada, tener capacidad de producción, certificaciones que exigen los países receptores y otros trámites que terminan siendo engorroso para una empresa”.´

En detalle, son unas 30 empresas de la provincia las que quieren desarrollarse en el mercado externo. “Algunas ya tienen experiencia y otras tratan de innovar con este plan y el apoyo del gobierno. En total, “son 14 empresas de la cordillera, 10 de los valles, seis de la costa atlántica y una de la Línea Sur, que tienen entre cinco y 200 empleados y una diversidad productiva amplia”. La oferta incluye desde agua mineral, dulces, ahumados y conservas, chocolates y helados artesanales, hasta cervezas artesanales, sidra premium, lana, frutos secos, pescados, mariscos, y muchos otros productos, además de peras y manzanas que ya son un sello de exportación”, adelantaron.

Las más leídas

13 AGO 2021 - 9:35

Cabe señalar que el Estado rionegrino “rubricó recientemente un convenio con la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI) para que pequeñas y medianas empresas exporten sus productos y se sumen a nuevas cadenas de comercialización dentro del país y en el exterior”. Puntualmente, Barriga señaló que Río Negro “es una de las provincias incluidas en la propuesta que tiene como objetivo detectar empresas con potencial para tener saldos exportables y además ubicarse en las nuevas cadenas de comercialización de todo el territorio nacional”.

Por su parte, el jefe comunal valoró que el plan “posibilitará la apertura de nuevos mercados para la comercialización de productos elaborados en nuestra zona e incentiva fuertemente al desarrollo productivo asociado al desarrollo turístico”, que viene llevando adelante su gestión de gobierno.

Más tarde, la comitiva de funcionarios visitó las instalaciones de la fábrica de dulces Cabaña Micó, una de las empresas seleccionadas por el programa, donde “además de ofrecer al país sus productos elaborados con frutas finas, también recepciona durante todo el año a miles de turistas que llegan desde todas las provincias y desde el exterior”, graficaron.

Allí fueron recibidos por el propietario del establecimiento, Roberto Milohanich, quien comenzó con su esposa hace 34 años “revolviendo dulces con la cuchara de madera -como un producto muy artesanal- y hoy es un sello reconocido en el país a través de su marca”.

En la oportunidad, el empresario explicó “el largo camino y la fama de los dulces de El Bolsón”. En la actualidad, “trabajamos para hacernos más competitivos en los procesos”, acotó en referencia al emprendimiento familiar donde trabajan sus cuatro hijos y unos 60 empleados, “con una variedad de 100 productos, un importante volumen de producción y un centro de distribución en Ezeiza”, indicó.

De igual modo, recordó que su primera exportación fue en 2002, “cuando logramos llegar con los dulces a Bolivia. Luego estuvimos en México, España, Panamá y Brasil, donde actualmente estamos presentes en las góndolas de una cadena de supermercados de San Pablo”. Ahora, la premisa “es lograr ingresar al mercado de Estados Unidos y consolidarnos con mayores ventas en Brasil. Nos abrimos caminos, pero no es lo mismo ir solos que con la ayuda del Estado”, subrayó.

Vidriera

Desde la óptica de Barriga, “la producción rionegrina puede estar en cualquier vidriera del mundo porque tenemos productos de calidad, aunque para exportar se requiere de varias cuestiones: desde lograr una calidad determinada, tener capacidad de producción, certificaciones que exigen los países receptores y otros trámites que terminan siendo engorroso para una empresa”.´

En detalle, son unas 30 empresas de la provincia las que quieren desarrollarse en el mercado externo. “Algunas ya tienen experiencia y otras tratan de innovar con este plan y el apoyo del gobierno. En total, “son 14 empresas de la cordillera, 10 de los valles, seis de la costa atlántica y una de la Línea Sur, que tienen entre cinco y 200 empleados y una diversidad productiva amplia”. La oferta incluye desde agua mineral, dulces, ahumados y conservas, chocolates y helados artesanales, hasta cervezas artesanales, sidra premium, lana, frutos secos, pescados, mariscos, y muchos otros productos, además de peras y manzanas que ya son un sello de exportación”, adelantaron.


NOTICIAS RELACIONADAS