Chacareros del Valle Inferior en alerta ante la inseguridad

Un grupo de productores de la zona de Glyn Du, al este de Trelew, conformó una brigada vecinal. Están armados y dispuestos a combatir a los delincuentes.

21 AGO 2021 - 20:17

Ayer por la mañana se concretó una asamblea de vecinos que en los últimos años han sido víctimas de hechos de inseguridad. De los presentes, todos relataron sus experiencias con el flagelo delictivo y coincidieron en que se sienten totalmente desamparados por los distintos niveles del estado. Son habitantes de la zona de Glyn Du, al este de Trelew, dentro de la periferia de la jurisdicciòn municipal de Rawson.

En dialogo con Jornada, expresaron que los hechos que los asedian, han derivado en la conformación de una brigada vecinal de alarma, en la que muchos habitantes de la zona rural, aseguraron contar con armas de fuego y de aire comprimido para combatir a los delincuentes.

Pérdidas milonarias

Tras no menos de 50 saqueos a viviendas y varios hechos de asaltos a mano armada, los pobladores que se encuentran -en términos jurisdiccionales- dentro Rawson, aunque muy cerca de Trelew, aseguraron que la situación es crítica y que, entre los hechos, hubo quienes tuvieron pérdidas millonarias.

“Estamos unidos porque no nos queda otra. Queremos reclamar ante todo a las autoridades por seguridad. Como vecinos del ejido de Rawson estamos olvidados en todo sentido. Al estar al borde de Trelew y ser lo último de Rawson, estamos olvidados en todo aspecto: seguridad, servicios y demás”, indicó uno de los concurrentes.

Aclararon que el reclamo no obedece a ningún interés político y que el asunto involucra a los partidos de gobierno de distintas épocas.

Boca de lobo

Sobre el conjunto de elementos que dan lugar a la situación que viven, explicaron que “no tenemos luz y nos cobran alumbrado, las calles son verdaderas bocas de lobo, los cruces son peligrosos. Tenemos vecinos que en pleno siglo XXI no tienen agua potable para tomar, no hay gas, el camión de basura casi nunca pasa”, indicó otro lugareño a la par de una vecina que añadió que “donde vivo yo, al fondo contra la costa de río directamente no pasa el recolector”.

Sin embargo, los pobladores sostuvieron que los problemas estructurales, son componentes del principal peligro al que están sometidos y es la falta de Seguridad y de respuestas del estado, tanto del poder ejecutivo, las normas del legislativo y las magras sanciones de la justicia a la delincuencia.

“Tomamos la decisión de crear un grupo que por lo menos nos da una pequeña tranquilidad. Cuando uno sale avisa para que los demás estemos atentos cuando la chacra queda sola. Nos vamos avisando cuando salimos, cuando entramos, el color de los autos, los horarios”, añadió un productor rural.

“Mi mamá vive sola. Mi viejo falleció en noviembre del año pasado. Si ustedes van para allá al fondo, mi mamá está en una cueva. Le pusimos reflectores porque ella no tiene luz. Y vive atemorizada”, comentó la vecina lindera.

“Acá no es como en la ciudad donde si tenes una alarma los vecinos salen, acá puede sonar una alarma y no pasa nada. Donde vive la mamá de ella para los chorros es ideal. De noche olvídate”, exclamó un hombre radicado en el sector.

Ante este escenario, afirmaron que “somos unas 20 familias abandonadas. Acá para las elecciones vienen los políticos a golpearnos la puerta y a preguntarnos como estamos. Eso se terminó. Vamos a tener mucha memoria. Vamos a ser 20 vecinos que vamos a votar en contra o en blanco seguramente, porque, así como ellos te exigen, te piden, nosotros vamos a hacer sentir nuestro deber de ciudadanos”

Patrullas armadas

Los vecinos confirmaron que están armados, tienen perros sueltos y recorridas armadas ante la indiferencia del Ministerio de Seguridad. “Lo que estamos diciendo es que no nos vamos a dejar tocar más el traste. Obviamente, si no tenés quien te proteja ¿qué tenes que hacer más que organizarte y hacer como hicimos el otro día: salir a casar a los delincuentes?”

“No podemos quedarnos de brazos cruzados. Acá es todo al revés, primero te roban y después llegan los patrullajes. Esto no es en contra del efectivo policial, ellos responden a políticas de estado”, coincidieron.

“Tomamos la decisión de armarnos y cada uno salir a patrullar nuestras chacras, no la calle. No estamos cometiendo ningún delito, solamente estamos caminando y velando por nuestra propiedad y nuestras familias. Es algo triste porque esto no corresponde, no es normal vivir así”, aseguró una de las voces cantantes de la zona.

Una mujer nacida y criada allí reflexionó que “nos estamos exponiendo nosotros mismos a más hechos de violencia. A nosotros nos entraron cuando no estábamos, pero al vecino le entraron cuando estaba él y su familia”, resaltó.

Enterate de las noticias de POLICIALES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
21 AGO 2021 - 20:17

Ayer por la mañana se concretó una asamblea de vecinos que en los últimos años han sido víctimas de hechos de inseguridad. De los presentes, todos relataron sus experiencias con el flagelo delictivo y coincidieron en que se sienten totalmente desamparados por los distintos niveles del estado. Son habitantes de la zona de Glyn Du, al este de Trelew, dentro de la periferia de la jurisdicciòn municipal de Rawson.

En dialogo con Jornada, expresaron que los hechos que los asedian, han derivado en la conformación de una brigada vecinal de alarma, en la que muchos habitantes de la zona rural, aseguraron contar con armas de fuego y de aire comprimido para combatir a los delincuentes.

Pérdidas milonarias

Tras no menos de 50 saqueos a viviendas y varios hechos de asaltos a mano armada, los pobladores que se encuentran -en términos jurisdiccionales- dentro Rawson, aunque muy cerca de Trelew, aseguraron que la situación es crítica y que, entre los hechos, hubo quienes tuvieron pérdidas millonarias.

“Estamos unidos porque no nos queda otra. Queremos reclamar ante todo a las autoridades por seguridad. Como vecinos del ejido de Rawson estamos olvidados en todo sentido. Al estar al borde de Trelew y ser lo último de Rawson, estamos olvidados en todo aspecto: seguridad, servicios y demás”, indicó uno de los concurrentes.

Aclararon que el reclamo no obedece a ningún interés político y que el asunto involucra a los partidos de gobierno de distintas épocas.

Boca de lobo

Sobre el conjunto de elementos que dan lugar a la situación que viven, explicaron que “no tenemos luz y nos cobran alumbrado, las calles son verdaderas bocas de lobo, los cruces son peligrosos. Tenemos vecinos que en pleno siglo XXI no tienen agua potable para tomar, no hay gas, el camión de basura casi nunca pasa”, indicó otro lugareño a la par de una vecina que añadió que “donde vivo yo, al fondo contra la costa de río directamente no pasa el recolector”.

Sin embargo, los pobladores sostuvieron que los problemas estructurales, son componentes del principal peligro al que están sometidos y es la falta de Seguridad y de respuestas del estado, tanto del poder ejecutivo, las normas del legislativo y las magras sanciones de la justicia a la delincuencia.

“Tomamos la decisión de crear un grupo que por lo menos nos da una pequeña tranquilidad. Cuando uno sale avisa para que los demás estemos atentos cuando la chacra queda sola. Nos vamos avisando cuando salimos, cuando entramos, el color de los autos, los horarios”, añadió un productor rural.

“Mi mamá vive sola. Mi viejo falleció en noviembre del año pasado. Si ustedes van para allá al fondo, mi mamá está en una cueva. Le pusimos reflectores porque ella no tiene luz. Y vive atemorizada”, comentó la vecina lindera.

“Acá no es como en la ciudad donde si tenes una alarma los vecinos salen, acá puede sonar una alarma y no pasa nada. Donde vive la mamá de ella para los chorros es ideal. De noche olvídate”, exclamó un hombre radicado en el sector.

Ante este escenario, afirmaron que “somos unas 20 familias abandonadas. Acá para las elecciones vienen los políticos a golpearnos la puerta y a preguntarnos como estamos. Eso se terminó. Vamos a tener mucha memoria. Vamos a ser 20 vecinos que vamos a votar en contra o en blanco seguramente, porque, así como ellos te exigen, te piden, nosotros vamos a hacer sentir nuestro deber de ciudadanos”

Patrullas armadas

Los vecinos confirmaron que están armados, tienen perros sueltos y recorridas armadas ante la indiferencia del Ministerio de Seguridad. “Lo que estamos diciendo es que no nos vamos a dejar tocar más el traste. Obviamente, si no tenés quien te proteja ¿qué tenes que hacer más que organizarte y hacer como hicimos el otro día: salir a casar a los delincuentes?”

“No podemos quedarnos de brazos cruzados. Acá es todo al revés, primero te roban y después llegan los patrullajes. Esto no es en contra del efectivo policial, ellos responden a políticas de estado”, coincidieron.

“Tomamos la decisión de armarnos y cada uno salir a patrullar nuestras chacras, no la calle. No estamos cometiendo ningún delito, solamente estamos caminando y velando por nuestra propiedad y nuestras familias. Es algo triste porque esto no corresponde, no es normal vivir así”, aseguró una de las voces cantantes de la zona.

Una mujer nacida y criada allí reflexionó que “nos estamos exponiendo nosotros mismos a más hechos de violencia. A nosotros nos entraron cuando no estábamos, pero al vecino le entraron cuando estaba él y su familia”, resaltó.


NOTICIAS RELACIONADAS