Camila Garay, de Las Heras a “La Voz Argentina”

05 SEP 2021 - 20:52

Por Ismael Tebes / @ismatebes

Por espacio de algunas horas se paralizó Las Heras, el corazón mismo del petróleo en Santa Cruz Norte. Las cigüeñas que estremecen lo más profundo de la tierra se detuvieron y los hombres curtidos, de casco y mameluco detuvieron su fajina solo para verla pasar, envuelta de agradecimiento, orgullosa de haber llevado el nombre del pueblo a la tevé. Así llegó Camila Garay (21) a su ciudad, en medio de una caravana, rodeada de afecto y gratitud, nombrada “persona de interés cultural” y saludada vía tuit por la propia gobernadora Alicia Kirchner.

Muchas cosas transcurrieron en pocos días, ahí en ese gigantesco universo televisivo que sube y baja pulgares pero que no resistió a su voz y su prodigioso registro.

“Ha sido un logro muy grande y me siento feliz. Por lo que pasó y lo que me seguirá pasando. Estoy muy agradecida con La Voz Argentina porque en una pantalla tan importante, haber recibido devoluciones además es parte de un sueño”, admite con la sensación de “tarea cumplida” que le implica la eliminación en octavos de final del concurso donde integró el equipo “Mau y Ricky”.

Sin límites

“Empecé a cantar a los ocho años por hobby, porque me gustaba aunque sin afinar, ni explotar la voz. Mi profesor de música de la escuela me llevó al Coro Municipal de Las Heras, conocí al director y a la semana canté por primera vez en un escenario en una Expo Arte Escolar”.

Camila reconoce que el camino de la música no parece tener más límites que los que se proponga.

“Pude presentarme en un pre-cásting en el 2019 en Río Gallegos. Eran setecientas personas, pasé dos etapas y me terminaron llamando para las audiciones, canté “Como la flor” de Selena y “Como tu mujer” de Rocío Durcal”.

Y destacó que la mayoría de los temas del concurso fueron elegidos por los coachings con poco margen para decidir.

“Me hubiera gustado que en La Voz, poder mostrar mi versatilidad en los géneros. Me mandaron muy a lo tropical y a lo urbano pero igual estoy feliz”, explica.

“Me gusta hacer de todo, no tengo un género pero siento que lo melódico me permite sacar más mi voz a lo igual que el rock. Todavía no me encuentro en cuanto al estilo, tengo muchas ganas de hacer música y mi repertorio es más variado”.

Nivel alto

En cuanto al peso de la experiencia de participar en un concurso con pantalla y alto nivel de exposición, reconoció: “El nivel de La Voz ha sido altísimo en lo artístico. Yo diría que no hay que tener miedo a la oportunidad aunque vivamos lejos. Hay cantantes y artistas ocultas que pueden mostrarse en la televisión”.

Camila Garay es casada y tiene dos hijos pequeños de uno y tres años. No es la única cantante de su familia ya que su hermano Gonzalo suele acompañarla en distintas presentaciones que realizaban antes de competir en Telefé que curiosamente no fue su primera experiencia ya que llegó a participar del PreCosquín.

Caravana

“Para un artista es importante el apoyo de la gente y en especial de la familia. Me apoyaron desde todo el país con palabras, aliento y agradecimiento. La caravana que se organizó Las Heras cuando llegué es algo que llevaré toda mi vida”, dijo en diálogo con el programa “Fase Cero” (Cadena Tiempo Comodoro).

Su música explota en Twiter, Instagram. Facebook y en el canal de Youtube donde sube covers; reels y videos cortos con segmentos de temas que le gustan o le piden.

Contrato

“Me encantaría poder vivir de esto a nivel profesional. Recién estoy saliendo del programa y me queda un contrato cumplir con Telefé y Universal. Ya partir de octubre empiezo a hacer shows en la Patagonia, pronto lo estaré anunciando. Se vienen cosas hermosas para mí, quiero grabar un disco y prepararme para lo más lindo que es el contacto con la gente. Voy a golpear algunas puertas en Buenos Aires y no descarto ir a los Estados Unidos”.

05 SEP 2021 - 20:52

Por Ismael Tebes / @ismatebes

Por espacio de algunas horas se paralizó Las Heras, el corazón mismo del petróleo en Santa Cruz Norte. Las cigüeñas que estremecen lo más profundo de la tierra se detuvieron y los hombres curtidos, de casco y mameluco detuvieron su fajina solo para verla pasar, envuelta de agradecimiento, orgullosa de haber llevado el nombre del pueblo a la tevé. Así llegó Camila Garay (21) a su ciudad, en medio de una caravana, rodeada de afecto y gratitud, nombrada “persona de interés cultural” y saludada vía tuit por la propia gobernadora Alicia Kirchner.

Muchas cosas transcurrieron en pocos días, ahí en ese gigantesco universo televisivo que sube y baja pulgares pero que no resistió a su voz y su prodigioso registro.

“Ha sido un logro muy grande y me siento feliz. Por lo que pasó y lo que me seguirá pasando. Estoy muy agradecida con La Voz Argentina porque en una pantalla tan importante, haber recibido devoluciones además es parte de un sueño”, admite con la sensación de “tarea cumplida” que le implica la eliminación en octavos de final del concurso donde integró el equipo “Mau y Ricky”.

Sin límites

“Empecé a cantar a los ocho años por hobby, porque me gustaba aunque sin afinar, ni explotar la voz. Mi profesor de música de la escuela me llevó al Coro Municipal de Las Heras, conocí al director y a la semana canté por primera vez en un escenario en una Expo Arte Escolar”.

Camila reconoce que el camino de la música no parece tener más límites que los que se proponga.

“Pude presentarme en un pre-cásting en el 2019 en Río Gallegos. Eran setecientas personas, pasé dos etapas y me terminaron llamando para las audiciones, canté “Como la flor” de Selena y “Como tu mujer” de Rocío Durcal”.

Y destacó que la mayoría de los temas del concurso fueron elegidos por los coachings con poco margen para decidir.

“Me hubiera gustado que en La Voz, poder mostrar mi versatilidad en los géneros. Me mandaron muy a lo tropical y a lo urbano pero igual estoy feliz”, explica.

“Me gusta hacer de todo, no tengo un género pero siento que lo melódico me permite sacar más mi voz a lo igual que el rock. Todavía no me encuentro en cuanto al estilo, tengo muchas ganas de hacer música y mi repertorio es más variado”.

Nivel alto

En cuanto al peso de la experiencia de participar en un concurso con pantalla y alto nivel de exposición, reconoció: “El nivel de La Voz ha sido altísimo en lo artístico. Yo diría que no hay que tener miedo a la oportunidad aunque vivamos lejos. Hay cantantes y artistas ocultas que pueden mostrarse en la televisión”.

Camila Garay es casada y tiene dos hijos pequeños de uno y tres años. No es la única cantante de su familia ya que su hermano Gonzalo suele acompañarla en distintas presentaciones que realizaban antes de competir en Telefé que curiosamente no fue su primera experiencia ya que llegó a participar del PreCosquín.

Caravana

“Para un artista es importante el apoyo de la gente y en especial de la familia. Me apoyaron desde todo el país con palabras, aliento y agradecimiento. La caravana que se organizó Las Heras cuando llegué es algo que llevaré toda mi vida”, dijo en diálogo con el programa “Fase Cero” (Cadena Tiempo Comodoro).

Su música explota en Twiter, Instagram. Facebook y en el canal de Youtube donde sube covers; reels y videos cortos con segmentos de temas que le gustan o le piden.

Contrato

“Me encantaría poder vivir de esto a nivel profesional. Recién estoy saliendo del programa y me queda un contrato cumplir con Telefé y Universal. Ya partir de octubre empiezo a hacer shows en la Patagonia, pronto lo estaré anunciando. Se vienen cosas hermosas para mí, quiero grabar un disco y prepararme para lo más lindo que es el contacto con la gente. Voy a golpear algunas puertas en Buenos Aires y no descarto ir a los Estados Unidos”.


NOTICIAS RELACIONADAS