SOCIEDAD

Ziliotto: el bajo caudal del río Atuel es "un genocido ambiental"

El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto consideró hoy que la falta de escurrimiento de aguas del río Atuel en el territorio de esa provincia constituye "un genocidio ambiental", tras la firma de convenios entre su gobierno y la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam) para determinar el daño ambiental y evaluar el caudal necesario para recomponer el ecosistema de la cuenca del río Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó.

09/09/2021 14:16

1.184

"La Pampa sufrió un genocidio ambiental que se produjo por el uso poco eficiente de un recurso estratégico. No se trata de falta de agua sino de falta de solidaridad entre dos Estados hermanos. No podemos dejar de soñar que el Atuel sea el motor de crecimiento del oeste pampeano porque, si Mendoza es eficiente en el uso del agua, en La Pampa dispondrá de ese recurso”, expresó el mandatario tras la rúbrica de ese convenio que se llevó a cabo en el Salón de Acuerdos de Casa de Gobierno provincial.

Las firmas se realizaron con la presencia del gobernador y el secretario de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri y otros funcionarios del área, mientras que por la UNLPam estuvieron presentes el rector Oscar Alpa, junto a otras autoridades

En declaraciones a la prensa, Ziliotto destacó que estas iniciativas forman parte de “un eslabón más de la cadena que le permite a la provincia poner bien alto la defensa de los recursos hídricos", y aseguró que para los pampeanos se trata de "un tema sensible y muy internalizado".

"Es necesario estar preparado para cuando vuelva a correr el Atuel por territorio pampeano. Por eso, uno de los estudios apunta a ver cómo, en una primera instancia, se ponen en marcha todas las herramientas detrás del primer objetivo que es recomponer el ecosistema de la región”, señaló Ziliotto.

Por su parte, Lastiri calificó a los convenios como “acuerdos estratégicos centrales para la defensa de los recursos hídricos de La Pampa”, y detalló que la cuenca del Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó “desde el 2008 no tiene agua y está produciendo una desertificación extraordinaria".

En relación al convenio por el Atuel precisó que se trata de “un aporte que nos permitirá prepararnos para la llegada de ese caudal de 3,2mt3/consensuado y aceptado por Mendoza de acuerdo a lo establecido por un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación".

"Buscamos que las sociedades de los pueblos ribereños puedan tener un acercamiento entre si y una toma de conciencia y puesta en valor de ese caudal, que en principio es ambiental, progresivo y sostenido en el tiempo, para recomponer el ecosistema en la región”, concluyó.