Stiglitz apela a la receta keynesiana de más infraestructura para salir de la crisis

El premio Nobel de Economía Josepth Stiglitz se manifestó hoy nuevamente a favor de la tradicional receta keynesiana de "más infraestructura" para salir de la crisis mundial, aunque aggiornada a los tiempos que corren, y sostuvo que la inversión debe apuntar a facilitar la conexión de las personas, mejorar el transporte público, los servicios de electricidad y, en especial, la economía verde, entre las prioridades para afrontar el desafió planteado por la pandemia de coronavirus.

05 OCT 2021 - 15:39 | Actualizado

En un un seminario organizado por la Cámara de la Construcción, Stiglitz -a través de una videoconferencia- se refirió a la "incertidumbre" reinante en distintos niveles, debido a que "no sabemos qué tan rápido el mundo se va a recuperar de la Covid".

"Es un momento de gran incertidumbre acerca de la naturaleza de la recuperación mundial", dijo el economista.

"Los países tomaron medidas para resucitar economías que arrancaron con las finanzas públicas, con lo que muchos países tienen un nivel de resaca que no es sostenible ni sustentable", subrayó.

Mencionó que "la arquitectura internacional no fue diseñada de manera de permitir reestructurar esa deuda. Aquí es donde la infraestructura juega un papel importante", dijo Stiglitz.

La infraestructura, según Stiglitz, es "vital para revivir las economías", debido a que ayuda a "proveer demanda para aumentar la productividad y es esencial si queremos hacer las transición verde y enfrentar el desafío del cambio climático".

"Necesitamos infraestructura para cambiar la dinámica de la economía; en general el modelo económico de producción está cambiando y necesitamos infraestructura para conectar a la gente, para hacer grandes inversiones en trasporte público, en electricidad", enfatizó.

Stiglitz comparó la situación actual con la era de posguerra, donde la inversión pública en infraestructura permitió alentar otras inversiones privadas y aumentar la economía, de manera que tuvo un efecto para contrarrestar la recesión y la inflación generada inicialmente.

"No estoy muy preocupado por la inflación. Estamos viendo subas de precios más rápidos que en otros años, como paso en tiempos de guerra hacia la paz. En estas transiciones dramáticas los gobiernos tienen un rol principal en gestionar estas transiciones", remarcó.

Stiglitz también dio la bienvenida a los nuevos recursos que proveyó el FMI con la emisión de su moneda, si bien lamentó que aún no se avanzó con la creación de un fondo con recursos que los países más desarrollados no necesiten, para traspasarlo a los más afectados por la crisis que dejó la pandemia.

Puntualizó que "en América Latina, los países no pudieron responder a tiempo, aun antes de la pandemia estaban sumergidos en endeudamiento extremo".

05 OCT 2021 - 15:39

En un un seminario organizado por la Cámara de la Construcción, Stiglitz -a través de una videoconferencia- se refirió a la "incertidumbre" reinante en distintos niveles, debido a que "no sabemos qué tan rápido el mundo se va a recuperar de la Covid".

"Es un momento de gran incertidumbre acerca de la naturaleza de la recuperación mundial", dijo el economista.

"Los países tomaron medidas para resucitar economías que arrancaron con las finanzas públicas, con lo que muchos países tienen un nivel de resaca que no es sostenible ni sustentable", subrayó.

Mencionó que "la arquitectura internacional no fue diseñada de manera de permitir reestructurar esa deuda. Aquí es donde la infraestructura juega un papel importante", dijo Stiglitz.

La infraestructura, según Stiglitz, es "vital para revivir las economías", debido a que ayuda a "proveer demanda para aumentar la productividad y es esencial si queremos hacer las transición verde y enfrentar el desafío del cambio climático".

"Necesitamos infraestructura para cambiar la dinámica de la economía; en general el modelo económico de producción está cambiando y necesitamos infraestructura para conectar a la gente, para hacer grandes inversiones en trasporte público, en electricidad", enfatizó.

Stiglitz comparó la situación actual con la era de posguerra, donde la inversión pública en infraestructura permitió alentar otras inversiones privadas y aumentar la economía, de manera que tuvo un efecto para contrarrestar la recesión y la inflación generada inicialmente.

"No estoy muy preocupado por la inflación. Estamos viendo subas de precios más rápidos que en otros años, como paso en tiempos de guerra hacia la paz. En estas transiciones dramáticas los gobiernos tienen un rol principal en gestionar estas transiciones", remarcó.

Stiglitz también dio la bienvenida a los nuevos recursos que proveyó el FMI con la emisión de su moneda, si bien lamentó que aún no se avanzó con la creación de un fondo con recursos que los países más desarrollados no necesiten, para traspasarlo a los más afectados por la crisis que dejó la pandemia.

Puntualizó que "en América Latina, los países no pudieron responder a tiempo, aun antes de la pandemia estaban sumergidos en endeudamiento extremo".


NOTICIAS RELACIONADAS