Trelew: tenía un perro a punto de morir en el patio de su casa y la allanaron

Anoche la Policía irrumpió en su departamento de las “290 Viviendas”. En can vivía entre la basura, tomaba agua podrida y los vecinos lo alimentaban por arriba de una reja. Ahora espera ser juzgada por “malos tratos y actos de crueldad hacia los animales”.

16 OCT 2021 - 9:10

Un perro que pasó tres meses encerrado en un patio sin comida fue rescatado por la Policía en un allanamiento el viernes por la noche.

Según explica la denuncia, vivía abandonado en un patio indecoroso, con evidentes signos de deshidratación y mal alimentado, bebía de una palangana con agua color verdoso y “hasta podían verse sus huesos”.

El informe agrega que el can era alimentado a escondidas por los vecinos, pero su dueña, que vivía en el mismo departamento, desconocía toda la situación porque nunca se la veía en el patio, menos aun asistiendo a su mascota. Resulta importante destacar que además el patio tenía dimensiones diminutas y el can, de características mestizo, color marrón claro, tamaño grande, dormía sobre una mesa.

La diligencia se llevó a cabo en la calle Fitz Roy del barrio “290 Viviendas”. Durante la inspección ocular del recinto, los efectivos de la Comisaría Segunda de Trelew pudieron constatar la falta de higiene de la que hablaba la denuncia.

En el caso intervino la Coordinación de Inspecciones de Trelew, personal de Zoonosis, la Policía y un médico veterinario.

En tanto que a la propietaria de la vivienda se le labró una infracción por “malos tratos y actos de crueldad hacia los animales”.

Enterate de las noticias de POLICIALES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
16 OCT 2021 - 9:10

Un perro que pasó tres meses encerrado en un patio sin comida fue rescatado por la Policía en un allanamiento el viernes por la noche.

Según explica la denuncia, vivía abandonado en un patio indecoroso, con evidentes signos de deshidratación y mal alimentado, bebía de una palangana con agua color verdoso y “hasta podían verse sus huesos”.

El informe agrega que el can era alimentado a escondidas por los vecinos, pero su dueña, que vivía en el mismo departamento, desconocía toda la situación porque nunca se la veía en el patio, menos aun asistiendo a su mascota. Resulta importante destacar que además el patio tenía dimensiones diminutas y el can, de características mestizo, color marrón claro, tamaño grande, dormía sobre una mesa.

La diligencia se llevó a cabo en la calle Fitz Roy del barrio “290 Viviendas”. Durante la inspección ocular del recinto, los efectivos de la Comisaría Segunda de Trelew pudieron constatar la falta de higiene de la que hablaba la denuncia.

En el caso intervino la Coordinación de Inspecciones de Trelew, personal de Zoonosis, la Policía y un médico veterinario.

En tanto que a la propietaria de la vivienda se le labró una infracción por “malos tratos y actos de crueldad hacia los animales”.


NOTICIAS RELACIONADAS