SOCIEDAD

Pese a la advertencia de una posible cuarta ola de coronavirus México flexibiliza medidas

México alcanzó su mejor momento desde el inicio de la pandemia de coronavirus, y mañana entrarán en vigor nuevas medidas sanitarias, pese a que las autoridades sanitarias advirtieron a la población no "cruzar los brazos" y estar en guardia ante una posible cuarta ola.

17/10/2021 15:30

306

A partir de mañana, 20 de los 32 estados del país, incluida la capital y su superpoblada periferia, pasarán a "verde" en el semáforo epidemiológico, es decir, a ser consideradas de riesgo mínimo.

Hasta ayer, el 48% de los 1.179 municipios reportaban "cero casos activos" en las últimas dos semanas y casi el 30%, entre uno y una decena, según cifras de la Plataforma Geográfica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Según el ministerio de Salud, solo 23% de camas con ventilador y 26% de camas generales estaban ocupadas, mientras se cumplen 11 semanas de caída tanto en contagios como en muertes tras la tercera ola de la pandemia que azotó el país.

El pico máximo de esta ola de contagios de coronavirus se alcanzó el 8 de agosto pasado, cuando se registraron 25.300, un récord de toda la pandemia.

Ante esta desescalada, el Ministerio de Salud anunció que la cifra de estados en "verde" pasaría a partir de este lunes de nueve a 20, el de estados en color "amarillo, es decir riesgo moderado, pasó de 22 a 11, y solo Baja California se quedó en "naranja", es decir riesgo alto.

A la fecha, México no registra ningún estado en color "rojo", bajo riesgo máximo.

Asimismo, las autoridades sanitarias de la capital anunciaron que solo cinco de sus 33 hospitales se destinarán a atender a enfermos de coronavirus, aunque advirtieron que tienen capacidad para reconvertir más en un plazo de tres días, si es necesario.

Además, algunos comercios, como bares y salones de fiestas, podrán ampliar su horario hasta la 1 de la madrugada y con el 50% de aforo, mientras que los conciertos masivos al aire libre podrán ahora funcionar al 100% en la capital, anunció Eduardo Clark, director de Gobierno Digital de la ciudad, citado por la agencia de noticias ANSA.

Sin embargo, la euforia por el regreso a una cuestionada "nueva normalidad" fue atemperada el viernes pasado por el ministro de Salud, Jorge Alcocer, quien advirtió que "la contingencia no ha terminado", durante una comparecencia ante el pleno del Senado.

"Esperábamos que la tercera oleada fuera la última, pero no va a ser así, desafortunadamente", enfatizó el funcionario, y llamó a los ciudadanos a "mantener la cautela" y seguir apegándose a las medidas de restricción como el uso de barbijos y mantener la distancia social.

El gobierno, sin embargo, confía en que el avance del proceso de vacunación podría preparar mejor al país para el caso de una cuarta ola, al lograr la inmunización de tres de cada cuatro adultos en el país.

A partir de mañana, los hospitales y clínicas comenzarán a aplicar la vacuna contra el coronavirus a 1,5 millones de niños y adolescentes de entre 12 a 17 años, con enfermedades subyacentes como la obesidad, diabetes o cáncer.

El gobierno enfrenta fuertes críticas de la oposición y de los expertos por su negativa a aplicar la dosis a la totalidad de este segmento demográfico, integrado por 10 millones de personas, y un juez federal emitió un fallo hace unos días para que las autoridades apliquen las dosis a la totalidad de estesector.

Sin embargo, el ministro de Salud señaló a los senadores que la decisión de no aplicar la ampolla a los menores de edad "no es una necedad", sino responde a las recomendaciones de un grupo asesor ligado a la Organización Mundial de la Salud (OMS).