La clave del día / Hora de un debate

23 NOV 2021 - 21:30

El tema hay que plantearlo. Ponerlo a debate y exponer. Sin satanizar ni endiosar. Y sin fundamentalismos. Pero abordarlo. La explotación minera o, mejor dicho, el tratamiento de la denominada Ley de Zonificación Minera.

Más allá de su postura favorable, ayer el secretario de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) en la zona del Valle Inferior y en Puerto Madryn, Mateo Suárez, lo planteó públicamente y luego de participar del encuentro en Gastre con más de 1.000 vecinos que pidieron la aprobación de la norma y enmarcados en una realidad diferentes a otras regiones de la provincia. Y el dato no es menor. Independientemente de las manifestaciones a favor y en contra y que son legítimas, ambas, es hora de abordar esta cuestión sin fanatismos y con argumentos. Sólidos, contundentes, objetivos y no con prejuicios de valor. Obviamente, cada sector defiende sus intereses y en este caso la UOCRA como las comunidades de la meseta no son la excepción. Pero no significa que el tema no se tenga que debatir, analizar y desmenuzar sus fortalezas y debilidades. En el eventual caso que ello ocurriera nos estaríamos poniendo los pantalones largos y mostraríamos un signo de convivencia y madurez ejemplar.

Enterate de las noticias de POLITICA a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
23 NOV 2021 - 21:30

El tema hay que plantearlo. Ponerlo a debate y exponer. Sin satanizar ni endiosar. Y sin fundamentalismos. Pero abordarlo. La explotación minera o, mejor dicho, el tratamiento de la denominada Ley de Zonificación Minera.

Más allá de su postura favorable, ayer el secretario de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) en la zona del Valle Inferior y en Puerto Madryn, Mateo Suárez, lo planteó públicamente y luego de participar del encuentro en Gastre con más de 1.000 vecinos que pidieron la aprobación de la norma y enmarcados en una realidad diferentes a otras regiones de la provincia. Y el dato no es menor. Independientemente de las manifestaciones a favor y en contra y que son legítimas, ambas, es hora de abordar esta cuestión sin fanatismos y con argumentos. Sólidos, contundentes, objetivos y no con prejuicios de valor. Obviamente, cada sector defiende sus intereses y en este caso la UOCRA como las comunidades de la meseta no son la excepción. Pero no significa que el tema no se tenga que debatir, analizar y desmenuzar sus fortalezas y debilidades. En el eventual caso que ello ocurriera nos estaríamos poniendo los pantalones largos y mostraríamos un signo de convivencia y madurez ejemplar.


NOTICIAS RELACIONADAS