La felicidad de las campeonas del stick

Marianela Crespo y Guadalupe Soto Ziede, jugadoras de la primera división de Patoruzú RC, visitaron los estudios de Cadena Tiempo, y en el programa “Tiempo Deportivo” contaron sus sensaciones tras haberse consagrado campeonas del torneo Preparación 2021 de la Asociación de Hockey del Valle del Chubut.

29 NOV 2021 - 18:37

En la final disputada el domingo en cancha de Puerto Madryn RC, las “Indias” le ganaron por 2 a 1 al conjunto local, y después de muchos años pudieron volver a adjudicarse el título, que en las últimas temporadas se repartieron entre las “Lobas Marinas” y Bigornia, mayormente.

Guadalupe comenzó contando cómo se desarrolló la final: “Ellas salieron a presionar mucho, son muy rápidas, Madryn juega finales prácticamente todos los años, es uno de los mejores equipos de la zona. La cancha no nos favoreció, estaba muy pesada, en los primeros dos cuartos en mi caso tenía las piernas súper cargadas, además, ‘Pato’ no llegaba a una final hace mucho tiempo y se sentía un poco esa presión también, el hecho de volver al club, jugar una final con compañeras que son amigas, y que te acompañen amigos, familiares, todo un conjunto de cosas que jugaban e la cabeza”.

Y agregó: “Comenzamos perdiendo y lo damos vuelta recién a partir del tercer cuarto, nunca dejamos de correr, tuvimos muchos cortos en contra que los defendimos muy bien, si Madryn convertía alguno nos iba a costar más, supimos leer bien las jugadas de ellas, y en el tercer cuarto fue un desahogo tremendo con el empate de Juli (Crespo) y desde ahí nos soltamos y pudimos jugar mejor.

La capitana, también contó que Patoruzú fue “un equipo totalmente nuevo, en febrero éramos seis entrenando, pensábamos como íbamos a arrancar, se fueron sumando, nos fuimos consolidando con amistosos que tuvimos hasta agosto que arrancó el torneo, empezó un equipo el torneo y terminó otro, fue importante no bajar los brazos, pegó duro la pandemia, pero lo bueno dentro de todo fue que muchas chicas que estaban estudiando no pudieron volver y se quedaron acá y jugaron con nosotros este año”.

“Pato” fue de menor a mayor. En la primera fase perdieron un solo partido, justamente contra Puerto Madryn, en la misma cancha, por 3 a 1, luego un empate con Bigornia y después todos fueron triunfos holgados. El plantel cierra el año con doce jugadoras de primera, más las de quinta división, y siendo un plantel corto se valora aún más la consagración.

Entre otras cosas, “Guada” expresó que “la familia es un pilar fundamental, dejamos un montón de cosas por ir a entrenar, sobre todo en invierno que cuesta mucho, sin el apoyo de la familia se hace muy difícil. Nosotras venimos con experiencia de haber jugado en otro lado, te abre la cabeza, sabemos que somos un poco referentes, el club tuvo un gran año en lo deportivo, este contagio de ir al club, somos entrenadoras de novena división, las mamas nos decían que las nenas no se quieren ir del club, y es una responsabilidad”.

El gol del título

Marianela Crespo marcó el gol de la consagración de “Pato”, y minutos antes, su hermana Julieta había convertido en empate. Al respecto expresó: “Nunca metemos goles y metemos juntas las dos en la final (risas). Los dos fueron de corto, el de ‘Juli’ directo y el mío fue un desvío que quedó la bocha dando vuelta y la pude meter. Hace un montón no jugábamos juntas las dos, ‘Juli’ fue mamá hace 6 meses y ya está jugando a full”.

“Maru” destacó la hinchada que las acompañó en la final: “Fue tremendo como nos apoyaron, al principio cuando nos enteremos que se jugaba en Madryn nos dijimos, quién va a ir hasta allá, pero por suerte el club se contagió, nos apoyó y fueron todos para allá juntos, consiguieron dos micros, no parecíamos visitantes, más de 80 personas, con bombos, fue una locura, en las semis de local con Bigornia también, y lo de Madryn fue increíble”.

Luego, manifestó: “Ojalá el año que viene nos vaya bien en el Regional, ‘Pato’ hace mucho no ganaba un campeonato local, estaría bueno que se nos dé también en un Regional. Fueron muchos años sin jugar finales, eso también hizo que el club se haya revolucionado, hace mucho tiempo no pasaba. Son el apoyo que uno tiene que tener, tenerlos cerca ayuda un montón, cuando jugábamos en Buenos Aires no estaban, eso es lo lindo de volver a casa, que te conozca toda la gente, jugadoras, entrenadores, y que te alienten en los partidos”.

Agradecimientos

Las campeonas agradecieron a la gente que las apoya diariamente. “A mi familia, a mi novio, a todas las chicas, la verdad que este año además de un equipo se formó un grupo muy lindo, agradecer a toda la gente que acompañó en el club, en Rawson, y en la final en Madryn, también al cuerpo técnico que nos dio esta responsabilidad de ser referentes de la primera, a todos los que nos acompañaron”, dijo ‘Guada’.

Y ‘Maru’ también agradeció, “a mi familia, a mi pareja que siempre estamos juntos después de entrenar, al club, vemos que se unió el hockey y el rugby, que ‘Pato’ sea el patio de la casa de cada uno, a los entrenadores, a las chicas que me bancaron este año, esta voz es porque me la paso gritando (risas)”.

La palabra del DT

Pablo Marchese, entrenador de Patoruzú, logró ser campeón por primera vez con un plantel superior. Arrancó como entrenador de arqueras, antes fue entrenador de fútbol. El DT, apenas consumada la consagración, expresaba lo siguiente: “Nosotros empezamos con nervios, les dijimos en el entretiempo que tenían que levantar más que el juego estaba escondido y lo tenían que liberar. Lo ganamos porque fuimos para adelante, presionamos bien arriba y porque tenemos jugadoras para ganar, tenían que estar convencidas y poner toda la actitud que merece una final”.

Acerca de la clave del partido, el DT manifestó: “Cortamos un par de circuitos que nos preocupaban, principalmente en el costado izquierdo, intentamos cambiar de jugadoras que nos parecía que podían cortar ese circuito y después recuperar el juego en el medio que fue donde se impusieron en los primeros cuartos. Después la resolución dentro del área era muy importante y poner garra porque estas finales se juegan así”.

En cuanto a su carrera como entrenador de hockey, Pablo contó su historia: “Empecé de ayudante en 2015, después en el 2018 me dieron la primera posibilidad de dirigir que me tocó la 7ma B, salimos campeones, en el 2019 dirigí la 7ma A y también salimos campeones, en esta misma cancha y para la misma época. Así que este vendría a ser mi tercer título desde que soy entrenador, soy afortunado, he trabajado mucho, tengo un equipo de trabajo espectacular, Martín Proboste, Cristian Binoli y fueron mis amigos durante todo el año, le agradezco a ellos, a las jugadoras porque esto lo construimos entre todos”.

Enterate de las noticias de DEPORTES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
29 NOV 2021 - 18:37

En la final disputada el domingo en cancha de Puerto Madryn RC, las “Indias” le ganaron por 2 a 1 al conjunto local, y después de muchos años pudieron volver a adjudicarse el título, que en las últimas temporadas se repartieron entre las “Lobas Marinas” y Bigornia, mayormente.

Guadalupe comenzó contando cómo se desarrolló la final: “Ellas salieron a presionar mucho, son muy rápidas, Madryn juega finales prácticamente todos los años, es uno de los mejores equipos de la zona. La cancha no nos favoreció, estaba muy pesada, en los primeros dos cuartos en mi caso tenía las piernas súper cargadas, además, ‘Pato’ no llegaba a una final hace mucho tiempo y se sentía un poco esa presión también, el hecho de volver al club, jugar una final con compañeras que son amigas, y que te acompañen amigos, familiares, todo un conjunto de cosas que jugaban e la cabeza”.

Y agregó: “Comenzamos perdiendo y lo damos vuelta recién a partir del tercer cuarto, nunca dejamos de correr, tuvimos muchos cortos en contra que los defendimos muy bien, si Madryn convertía alguno nos iba a costar más, supimos leer bien las jugadas de ellas, y en el tercer cuarto fue un desahogo tremendo con el empate de Juli (Crespo) y desde ahí nos soltamos y pudimos jugar mejor.

La capitana, también contó que Patoruzú fue “un equipo totalmente nuevo, en febrero éramos seis entrenando, pensábamos como íbamos a arrancar, se fueron sumando, nos fuimos consolidando con amistosos que tuvimos hasta agosto que arrancó el torneo, empezó un equipo el torneo y terminó otro, fue importante no bajar los brazos, pegó duro la pandemia, pero lo bueno dentro de todo fue que muchas chicas que estaban estudiando no pudieron volver y se quedaron acá y jugaron con nosotros este año”.

“Pato” fue de menor a mayor. En la primera fase perdieron un solo partido, justamente contra Puerto Madryn, en la misma cancha, por 3 a 1, luego un empate con Bigornia y después todos fueron triunfos holgados. El plantel cierra el año con doce jugadoras de primera, más las de quinta división, y siendo un plantel corto se valora aún más la consagración.

Entre otras cosas, “Guada” expresó que “la familia es un pilar fundamental, dejamos un montón de cosas por ir a entrenar, sobre todo en invierno que cuesta mucho, sin el apoyo de la familia se hace muy difícil. Nosotras venimos con experiencia de haber jugado en otro lado, te abre la cabeza, sabemos que somos un poco referentes, el club tuvo un gran año en lo deportivo, este contagio de ir al club, somos entrenadoras de novena división, las mamas nos decían que las nenas no se quieren ir del club, y es una responsabilidad”.

El gol del título

Marianela Crespo marcó el gol de la consagración de “Pato”, y minutos antes, su hermana Julieta había convertido en empate. Al respecto expresó: “Nunca metemos goles y metemos juntas las dos en la final (risas). Los dos fueron de corto, el de ‘Juli’ directo y el mío fue un desvío que quedó la bocha dando vuelta y la pude meter. Hace un montón no jugábamos juntas las dos, ‘Juli’ fue mamá hace 6 meses y ya está jugando a full”.

“Maru” destacó la hinchada que las acompañó en la final: “Fue tremendo como nos apoyaron, al principio cuando nos enteremos que se jugaba en Madryn nos dijimos, quién va a ir hasta allá, pero por suerte el club se contagió, nos apoyó y fueron todos para allá juntos, consiguieron dos micros, no parecíamos visitantes, más de 80 personas, con bombos, fue una locura, en las semis de local con Bigornia también, y lo de Madryn fue increíble”.

Luego, manifestó: “Ojalá el año que viene nos vaya bien en el Regional, ‘Pato’ hace mucho no ganaba un campeonato local, estaría bueno que se nos dé también en un Regional. Fueron muchos años sin jugar finales, eso también hizo que el club se haya revolucionado, hace mucho tiempo no pasaba. Son el apoyo que uno tiene que tener, tenerlos cerca ayuda un montón, cuando jugábamos en Buenos Aires no estaban, eso es lo lindo de volver a casa, que te conozca toda la gente, jugadoras, entrenadores, y que te alienten en los partidos”.

Agradecimientos

Las campeonas agradecieron a la gente que las apoya diariamente. “A mi familia, a mi novio, a todas las chicas, la verdad que este año además de un equipo se formó un grupo muy lindo, agradecer a toda la gente que acompañó en el club, en Rawson, y en la final en Madryn, también al cuerpo técnico que nos dio esta responsabilidad de ser referentes de la primera, a todos los que nos acompañaron”, dijo ‘Guada’.

Y ‘Maru’ también agradeció, “a mi familia, a mi pareja que siempre estamos juntos después de entrenar, al club, vemos que se unió el hockey y el rugby, que ‘Pato’ sea el patio de la casa de cada uno, a los entrenadores, a las chicas que me bancaron este año, esta voz es porque me la paso gritando (risas)”.

La palabra del DT

Pablo Marchese, entrenador de Patoruzú, logró ser campeón por primera vez con un plantel superior. Arrancó como entrenador de arqueras, antes fue entrenador de fútbol. El DT, apenas consumada la consagración, expresaba lo siguiente: “Nosotros empezamos con nervios, les dijimos en el entretiempo que tenían que levantar más que el juego estaba escondido y lo tenían que liberar. Lo ganamos porque fuimos para adelante, presionamos bien arriba y porque tenemos jugadoras para ganar, tenían que estar convencidas y poner toda la actitud que merece una final”.

Acerca de la clave del partido, el DT manifestó: “Cortamos un par de circuitos que nos preocupaban, principalmente en el costado izquierdo, intentamos cambiar de jugadoras que nos parecía que podían cortar ese circuito y después recuperar el juego en el medio que fue donde se impusieron en los primeros cuartos. Después la resolución dentro del área era muy importante y poner garra porque estas finales se juegan así”.

En cuanto a su carrera como entrenador de hockey, Pablo contó su historia: “Empecé de ayudante en 2015, después en el 2018 me dieron la primera posibilidad de dirigir que me tocó la 7ma B, salimos campeones, en el 2019 dirigí la 7ma A y también salimos campeones, en esta misma cancha y para la misma época. Así que este vendría a ser mi tercer título desde que soy entrenador, soy afortunado, he trabajado mucho, tengo un equipo de trabajo espectacular, Martín Proboste, Cristian Binoli y fueron mis amigos durante todo el año, le agradezco a ellos, a las jugadoras porque esto lo construimos entre todos”.


NOTICIAS RELACIONADAS