Lamolina reconoce que no fue penal y pide disculpas

El árbitro reconoció que se equivocó al sancionar el penal a favor de Quilmes contra Ferro en la revancha de la semifinal de la Primera Nacional, que terminó clasificando al equipo "Cervecero" a la final contra Barracas Central por el segundo ascenso a la Liga Profesional 2022.

14 DIC 2021 - 13:16

Reviví lo más destacado del encuentro?? pic.twitter.com/kewSppoEsv

— TyC Sports Play (@TyCSportsPlay) December 14, 2021

"Le pido disculpas a toda la gente de Ferro porque cuando pude ver toda la jugada por televisión me di cuenta que el que golpea al arquero de Ferro (Marcelo Miño) es el jugador de Quilmes (Federico Anselmo) y no al revés", reconoció Nicolás Lamolina en una entrevista con TyC Sports, luego de que Quilmes se impusiera 1-0 tras convertir ese penal en gol.

"Desde mi posición observo que Miño sale desarmado a buscar la pelota y que Anselmo corre para tratar de llegar primero y allí se produce el choque que consideré como infracción en ese momento. Luego al volver a ver la jugada confirmé que no era foul del arquero", trató de justificar Lamolina tras su error.

El árbitro confesó que "no pude dormir en toda la noche" y reiteró el pedido de "disculpas por la equivocación y me siento totalmente decepcionado" .

En la jugada en cuestión, Federico Anselmo chocó con el arquero Marcelo Miño en una pelota dividida a los 30 minutos del segundo tiempo y el árbitro sancionó penal, que luego fue cambiado por gol por el delantero y significó el triunfo del "Cervecero".

El árbitro, en tanto, manifestó sus sensaciones luego del escándalo: "Sentí una decepción tremenda, sobre todo porque mi búsqueda es la de la justicia deportiva. A la gente del fútbol, a la gente de bien, a la gente de Ferro Carril Oeste, que seguramente con esta decisión se sentirá muy a disgusto conmigo, pedirle las disculpas del caso".

En ese sentido, cerró: "Me encuentro con una profunda tristeza. El disgusto y el hecho de no poder dormir por un par de días no me lo va a quitar nadie".

Se trató de un final caliente en el estadio "Centenario", porque la impotencia de los jugadores y dirigentes del conjunto de Caballito se descargó no sólo en Lamolina sino también con algunos integrantes del equipo local, que jugará ante Barracas Central mano a mano para acompañar a Tigre a la Primera División.

Por su parte, Daniel Pandolfi, presidente de Ferro, dijo que "con las disculpas no alcanza" y aseguró que "no se puede terminar un año complicado con los árbitros de esta manera".

"Sé de la honestidad de Lamolina, pero sus disculpas no nos conforman. El partido Quilmes-Ferro le quedó muy grande y mostró ineptitud. Quiero justicia y tiene que haber una sanción para el juez aunque lo ideal seria que el partido se juegue de nuevo como ya pasó con un encuentro de Eliminatorias del Mundial de Rusia 2016", subrayó Pandolfi.

En tanto, el director nacional de arbitraje del fútbol argentino, Federico Beligoy, aceptó que Lamolina cometió "un error" y al mismo tiempo consideró como "una jugada difícil" la supuesta infracción que devino en el único gol del encuentro.

"Lamolina es una gran persona y fue un error, nada más. La veo una jugada difícil donde no se acertó. Salgo a hacerme cargo porque estoy a cargo del arbitraje argentino y no nos escondemos", afirmó Beligoy en ESPN.

"Hablé con Lamolina, es un ser humano y tenemos la posibilidad de equivocarnos, no solo en un campo de juego, en la vida también. No queremos que pase eso, pero esto no empaña lo que pensamos de Nicolás", señaló el ex árbitro.

"Tenemos muchas expectativas en Lamolina. Es un golpe duro, es el árbitro más regular, pero esto lo fortalecerá como persona y como árbitro y saldrá de esta situación", indicó.

"Nosotros no nos escondemos. Cuando elegimos esta profesión, sabemos que estamos expuestos. Sabemos donde nos metemos. Es la vida del árbitro de fútbol y la vida del periodista también tiene sus momentos", señaló Beligoy.

El 12 de noviembre de 2016, la FIFA en un histórico fallo, ordenó volver a disputar el partido entre Senegal 1-Sudáfrica 2 por el grupo D de las Eliminatorias para Rusia 2018 por un penal mal sancionado por el arbitro ghanés Joseph Ordatey Lamptey a favor de los sudafricanos.

Ferro tiene diez días para pedir la anulación del partido frente a Quilmes ante el Tribunal de disciplina. Este reclamo, además, lo habilita para llegar al TAS. El TAS podría resarcirlo económicamente, pero es poco probable que salga un fallo que exija repetir el encuentro.

14 DIC 2021 - 13:16

Reviví lo más destacado del encuentro?? pic.twitter.com/kewSppoEsv

— TyC Sports Play (@TyCSportsPlay) December 14, 2021

"Le pido disculpas a toda la gente de Ferro porque cuando pude ver toda la jugada por televisión me di cuenta que el que golpea al arquero de Ferro (Marcelo Miño) es el jugador de Quilmes (Federico Anselmo) y no al revés", reconoció Nicolás Lamolina en una entrevista con TyC Sports, luego de que Quilmes se impusiera 1-0 tras convertir ese penal en gol.

"Desde mi posición observo que Miño sale desarmado a buscar la pelota y que Anselmo corre para tratar de llegar primero y allí se produce el choque que consideré como infracción en ese momento. Luego al volver a ver la jugada confirmé que no era foul del arquero", trató de justificar Lamolina tras su error.

El árbitro confesó que "no pude dormir en toda la noche" y reiteró el pedido de "disculpas por la equivocación y me siento totalmente decepcionado" .

En la jugada en cuestión, Federico Anselmo chocó con el arquero Marcelo Miño en una pelota dividida a los 30 minutos del segundo tiempo y el árbitro sancionó penal, que luego fue cambiado por gol por el delantero y significó el triunfo del "Cervecero".

El árbitro, en tanto, manifestó sus sensaciones luego del escándalo: "Sentí una decepción tremenda, sobre todo porque mi búsqueda es la de la justicia deportiva. A la gente del fútbol, a la gente de bien, a la gente de Ferro Carril Oeste, que seguramente con esta decisión se sentirá muy a disgusto conmigo, pedirle las disculpas del caso".

En ese sentido, cerró: "Me encuentro con una profunda tristeza. El disgusto y el hecho de no poder dormir por un par de días no me lo va a quitar nadie".

Se trató de un final caliente en el estadio "Centenario", porque la impotencia de los jugadores y dirigentes del conjunto de Caballito se descargó no sólo en Lamolina sino también con algunos integrantes del equipo local, que jugará ante Barracas Central mano a mano para acompañar a Tigre a la Primera División.

Por su parte, Daniel Pandolfi, presidente de Ferro, dijo que "con las disculpas no alcanza" y aseguró que "no se puede terminar un año complicado con los árbitros de esta manera".

"Sé de la honestidad de Lamolina, pero sus disculpas no nos conforman. El partido Quilmes-Ferro le quedó muy grande y mostró ineptitud. Quiero justicia y tiene que haber una sanción para el juez aunque lo ideal seria que el partido se juegue de nuevo como ya pasó con un encuentro de Eliminatorias del Mundial de Rusia 2016", subrayó Pandolfi.

En tanto, el director nacional de arbitraje del fútbol argentino, Federico Beligoy, aceptó que Lamolina cometió "un error" y al mismo tiempo consideró como "una jugada difícil" la supuesta infracción que devino en el único gol del encuentro.

"Lamolina es una gran persona y fue un error, nada más. La veo una jugada difícil donde no se acertó. Salgo a hacerme cargo porque estoy a cargo del arbitraje argentino y no nos escondemos", afirmó Beligoy en ESPN.

"Hablé con Lamolina, es un ser humano y tenemos la posibilidad de equivocarnos, no solo en un campo de juego, en la vida también. No queremos que pase eso, pero esto no empaña lo que pensamos de Nicolás", señaló el ex árbitro.

"Tenemos muchas expectativas en Lamolina. Es un golpe duro, es el árbitro más regular, pero esto lo fortalecerá como persona y como árbitro y saldrá de esta situación", indicó.

"Nosotros no nos escondemos. Cuando elegimos esta profesión, sabemos que estamos expuestos. Sabemos donde nos metemos. Es la vida del árbitro de fútbol y la vida del periodista también tiene sus momentos", señaló Beligoy.

El 12 de noviembre de 2016, la FIFA en un histórico fallo, ordenó volver a disputar el partido entre Senegal 1-Sudáfrica 2 por el grupo D de las Eliminatorias para Rusia 2018 por un penal mal sancionado por el arbitro ghanés Joseph Ordatey Lamptey a favor de los sudafricanos.

Ferro tiene diez días para pedir la anulación del partido frente a Quilmes ante el Tribunal de disciplina. Este reclamo, además, lo habilita para llegar al TAS. El TAS podría resarcirlo económicamente, pero es poco probable que salga un fallo que exija repetir el encuentro.


NOTICIAS RELACIONADAS