Detectan pez tropical cerca del Polo Ártico y lo relacionan con efectos de cambio climático

Un pez tropical, el malcarado de Parin (Diretmichthys parini), que vive en aguas profundas, fue detectado cerca del Polo Ártico, un fenómeno que podría estar vinculado al cambio climático, informó hoy un organismo marítimo francés.

16 DIC 2021 - 10:03

Este pescado vive a profundidades de entre 500 metros y 2000 metros, y se alimenta de plancton y medios científicos de países nórdicos habían mencionado su presencia desde mediados de los años 1990, pero el fenómeno parece haberse acelerado en los últimos años, según Pierre Cresson, del Instituto Francés de Investigación para la Explotación Marítima (Ifremer).

La última detección se realizó en octubre pasado, cuando la prensa noruega informó de la captura de dos ejemplares en aguas justo en el límite del círculo polar, explicó este investigador del Ifremer, según reportó la agencia de noticias AFP.

La preocupación por los efectos del cambio climático evidenciada en el Ártico tuvo esta semana otra alarma a partir de que la Organización Meteorológico Mundial (OMM) reconoció a los 38 grados registrados en Siberia el 20 de junio del año pasado como "la mayor temperatura alcanzada por encima del círculo polar ártico".

En un comunicado de prensa, el Ifremer sostuvo que el malcarado de Parin es una especie "rara y poco conocida" y aclaró que, aunque su hábitat natural son aguas cálidas, es capaz de navegar en aguas templadas para alimentarse, por lo que sube a la superficie para alimentarse de plancton".

Mide unos 40 centímetros y puede vivir decenas de años, es parecido al celacanto, un pez de aguas profundas, de crecimiento lento, "lo que podría convertirlo en vulnerable", añadió Cresson.

Su rareza le ha permitido por el momento escapar a la pesca masiva, "lo que explica que no esté en las listas de especies amenazadas de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza)", indica el experto.

16 DIC 2021 - 10:03

Este pescado vive a profundidades de entre 500 metros y 2000 metros, y se alimenta de plancton y medios científicos de países nórdicos habían mencionado su presencia desde mediados de los años 1990, pero el fenómeno parece haberse acelerado en los últimos años, según Pierre Cresson, del Instituto Francés de Investigación para la Explotación Marítima (Ifremer).

La última detección se realizó en octubre pasado, cuando la prensa noruega informó de la captura de dos ejemplares en aguas justo en el límite del círculo polar, explicó este investigador del Ifremer, según reportó la agencia de noticias AFP.

La preocupación por los efectos del cambio climático evidenciada en el Ártico tuvo esta semana otra alarma a partir de que la Organización Meteorológico Mundial (OMM) reconoció a los 38 grados registrados en Siberia el 20 de junio del año pasado como "la mayor temperatura alcanzada por encima del círculo polar ártico".

En un comunicado de prensa, el Ifremer sostuvo que el malcarado de Parin es una especie "rara y poco conocida" y aclaró que, aunque su hábitat natural son aguas cálidas, es capaz de navegar en aguas templadas para alimentarse, por lo que sube a la superficie para alimentarse de plancton".

Mide unos 40 centímetros y puede vivir decenas de años, es parecido al celacanto, un pez de aguas profundas, de crecimiento lento, "lo que podría convertirlo en vulnerable", añadió Cresson.

Su rareza le ha permitido por el momento escapar a la pesca masiva, "lo que explica que no esté en las listas de especies amenazadas de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza)", indica el experto.


NOTICIAS RELACIONADAS