La clave del día / Barajar y dar de nuevo

20 DIC 2021 - 21:27

La decisión del gobernador Mariano Arcioni de enviar el proyecto de derogación de la Zonificación Minera en la Meseta chubutense y llamar a un plebiscito vinculante, y la coincidencia de los diputados que la habían aprobado en seguir ese camino, abre un nuevo camino en la sociedad chubutense; cual es el de barajar y dar de nuevo las cartas en este contrato social existente entre gobernantes y gobernados. Después de una semana tensa, violenta y en muchos casos irracional, donde se quemaron edificios públicos, desaparecieron expedientes y pruebas judiciales (que será un gran dolor de cabeza para la sustanciación de las causas), se lastimó a personas de ambos lugares de esta especie de grieta y se dañaron propiedades de privados. La decisión del primer mandatario provincial, trajo, al menos, un poco de calma ante una sociedad muy sensibilizada en este último tramo del año en donde las nuevas variantes del Covid-19 amenazan con avanzar. Ante ello y ante la presión que significaron no sólo los destrozos producidos, sino las posiciones de entidades civiles y oficiales (léase clubes y municipios en todos sus poderes), generó que el mismo Arcioni reconsideró su posición y diera marcha atrás en el proyecto minero y convocara a una consulta popular para que se decida si se trabajará en minería en un sector del territorio provincial, llamando, en la tarde de ayer, al diálogo entre todas las partes involucradas en esta cuestión; los que están a favor y los en contra. Sin embargo, un dato no será menor y tendrá que ver con la tolerancia, que en estos últimos días estuvo ausente. Sin caza de brujas ni macartismo por cada uno de los bandos en pugna. Juntos, en un dialogo sincero, productivo, generoso e informado se llegará a un buen final; nada más que la verdad y del futuro que queremos para Chubut.

Enterate de las noticias de POLITICA a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
20 DIC 2021 - 21:27

La decisión del gobernador Mariano Arcioni de enviar el proyecto de derogación de la Zonificación Minera en la Meseta chubutense y llamar a un plebiscito vinculante, y la coincidencia de los diputados que la habían aprobado en seguir ese camino, abre un nuevo camino en la sociedad chubutense; cual es el de barajar y dar de nuevo las cartas en este contrato social existente entre gobernantes y gobernados. Después de una semana tensa, violenta y en muchos casos irracional, donde se quemaron edificios públicos, desaparecieron expedientes y pruebas judiciales (que será un gran dolor de cabeza para la sustanciación de las causas), se lastimó a personas de ambos lugares de esta especie de grieta y se dañaron propiedades de privados. La decisión del primer mandatario provincial, trajo, al menos, un poco de calma ante una sociedad muy sensibilizada en este último tramo del año en donde las nuevas variantes del Covid-19 amenazan con avanzar. Ante ello y ante la presión que significaron no sólo los destrozos producidos, sino las posiciones de entidades civiles y oficiales (léase clubes y municipios en todos sus poderes), generó que el mismo Arcioni reconsideró su posición y diera marcha atrás en el proyecto minero y convocara a una consulta popular para que se decida si se trabajará en minería en un sector del territorio provincial, llamando, en la tarde de ayer, al diálogo entre todas las partes involucradas en esta cuestión; los que están a favor y los en contra. Sin embargo, un dato no será menor y tendrá que ver con la tolerancia, que en estos últimos días estuvo ausente. Sin caza de brujas ni macartismo por cada uno de los bandos en pugna. Juntos, en un dialogo sincero, productivo, generoso e informado se llegará a un buen final; nada más que la verdad y del futuro que queremos para Chubut.


NOTICIAS RELACIONADAS