Alerta: crecieron consultas por ingestas accidentales de medicamentos y de químicos en niños

Los accidentes domésticos en el hogar y la ingesta accidental de medicamentos en niños y niñas lideraron en los últimos meses las consultas en el Hospital de Niños de La Plata, referente en el tema que atiende pacientes de todo el país, al tiempo que especialistas advirtieron una tendencia a la baja en los casos de picaduras de especies peligrosas como alacranes y escorpiones en la región.

26 DIC 2021 - 14:50

"Crecieron las consultas por exposición o ingestas accidentales en los chicos, a causa de que muchas madres o padres dejan a mano de ellos medicamentos, productos del hogar como lavandina, cloro, detergente, pintura o aguarrás", dijo a Télam Adriana Aguirre Céliz, jefa del servicio de Toxicología Pediátrica del Hospital Sor María Ludovica.

Según los datos de ese centro de salud recogidos entre enero y noviembre de 2021, se mantuvo una tendencia a la suba de las consultas por ingesta de medicamentos o de productos químicos en menores de 12 años.

"En la guardia estamos tratando de alertar a cada padre o madre de lo importante de la prevención y les damos además de los teléfonos, las redes sociales (en Facebook Servicio de Toxicología La Plata) para que lean los consejos y concienticen", advirtió.

Aguirre Céliz precisó que la ingesta accidental de medicamentos en niños "es una constante que no respeta vacaciones" y dijo que "a lo sumo no van al hospital, pero llaman desde la costa atlántica, por ejemplo".

No obstante, aclaró que durante las vacaciones puede haber más consultas ya que "cuando los chicos tienen más tiempo, aumentan las posibilidades de este tipo de situaciones dentro del hogar", y agregó que, en verano, sobre todo, "ya que es el momento en el que hay más productos peligrosos que se usan, como repelente o cloro para las piscinas".

El Servicio de Toxicología Pediátrico provincial recibe llamados de todo el país a través de una línea gratuita para asesoramiento (0-800-333-1133) y durante este año recibió 2.890 consultas, cuando el año pasado fue un total de 1.600.

Desde el Servicio recordaron que los accidentes domésticos son la causa más frecuente de muerte de niños y adolescentes de entre 1 y 18 años y que son más habituales en el grupo de 0 a 5 años.

Llamados actualmente "traumas no intencionales", ya que los accidentes se pueden evitar y "el trauma como tal puede ser prevenible", ocurren cuando se daña al organismo por la brusca exposición a fuentes o concentraciones de energía mecánica, química, térmica, eléctrica o radiante que sobrepasa su margen de tolerancia, o ante la ausencia de elementos esenciales para la vida como el calor o el oxígeno.

Dentro del hogar, la cocina es uno de los lugares más peligrosos debido a la presencia del horno, hornallas, ollas, presencia de comidas y líquidos calientes, y vidrios al alcance de los niños, productos de limpieza, enchufes y electrodomésticos.

Los patios son el segundo sitio del hogar donde suelen ocurrir los traumas por la presencia de animales, piletas, y árboles, y en el baño los mayores peligros son el ahogamiento por inmersión, intoxicaciones por medicamentos o monóxido de carbono por estufas.

En ese punto, Aguirre Céliz detalló que, en 2021, se registró también un aumento de intoxicaciones por monóxidos de carbono, producto del uso de braseros.

"En 2020 las consultas por ese tipo de intoxicación fueron del 12% mientras que 2021 trepó al 19,7%, un aumento considerable", alertó y opinó: "Puede ser por los meses de confinamiento ante los casos de Covid-19 pero también por la economía, muchos prefieren usar ese tipo de artefactos para calefaccionarse por el costo económico".

La médica recordó la importancia de los lugares ventilados e indicó que el monóxido de carbono es un gas venenoso para personas y animales, que se mezcla totalmente con el aire, resultando difícil de reconocer porque no tiene color ni olor ni sabor.

Por otro lado, otro de los datos llamativos de 2021 es la tendencia a una menor cantidad de consultas sobre picaduras de insectos ponzoñosos, típicas en esta época, sobre todo de especies peligrosas.

"Las consultas por animales ponzoñosos están, pero aún no ha llegado el pico de consultas que por lo general se da desde noviembre a marzo, lo adjudicamos al cambio climático que demora el momento pico de las consultas", dijo la especialista.

Por último, Aguirre Céliz advirtió que se mantuvieron "las internaciones por intentos de suicidio en niños, niñas y adolescentes tempranos, siempre mediante psicofármacos en primer lugar, y que hubo "una tendencia a la suba en el "consumo problemático de sustancias en niños a partir de consultas que llegan de los adultos".

"Muchas madres de recién nacidos ingresan a la neo e interconsultas por consumo de los padres, y al hacerle los análisis salen, la mayoría de las veces, positivo en madre e hijo por la lactancia materna. Lo más frecuente es marihuana a la cabeza, cocaína y benzodiacepinas", alertó.

26 DIC 2021 - 14:50

"Crecieron las consultas por exposición o ingestas accidentales en los chicos, a causa de que muchas madres o padres dejan a mano de ellos medicamentos, productos del hogar como lavandina, cloro, detergente, pintura o aguarrás", dijo a Télam Adriana Aguirre Céliz, jefa del servicio de Toxicología Pediátrica del Hospital Sor María Ludovica.

Según los datos de ese centro de salud recogidos entre enero y noviembre de 2021, se mantuvo una tendencia a la suba de las consultas por ingesta de medicamentos o de productos químicos en menores de 12 años.

"En la guardia estamos tratando de alertar a cada padre o madre de lo importante de la prevención y les damos además de los teléfonos, las redes sociales (en Facebook Servicio de Toxicología La Plata) para que lean los consejos y concienticen", advirtió.

Aguirre Céliz precisó que la ingesta accidental de medicamentos en niños "es una constante que no respeta vacaciones" y dijo que "a lo sumo no van al hospital, pero llaman desde la costa atlántica, por ejemplo".

No obstante, aclaró que durante las vacaciones puede haber más consultas ya que "cuando los chicos tienen más tiempo, aumentan las posibilidades de este tipo de situaciones dentro del hogar", y agregó que, en verano, sobre todo, "ya que es el momento en el que hay más productos peligrosos que se usan, como repelente o cloro para las piscinas".

El Servicio de Toxicología Pediátrico provincial recibe llamados de todo el país a través de una línea gratuita para asesoramiento (0-800-333-1133) y durante este año recibió 2.890 consultas, cuando el año pasado fue un total de 1.600.

Desde el Servicio recordaron que los accidentes domésticos son la causa más frecuente de muerte de niños y adolescentes de entre 1 y 18 años y que son más habituales en el grupo de 0 a 5 años.

Llamados actualmente "traumas no intencionales", ya que los accidentes se pueden evitar y "el trauma como tal puede ser prevenible", ocurren cuando se daña al organismo por la brusca exposición a fuentes o concentraciones de energía mecánica, química, térmica, eléctrica o radiante que sobrepasa su margen de tolerancia, o ante la ausencia de elementos esenciales para la vida como el calor o el oxígeno.

Dentro del hogar, la cocina es uno de los lugares más peligrosos debido a la presencia del horno, hornallas, ollas, presencia de comidas y líquidos calientes, y vidrios al alcance de los niños, productos de limpieza, enchufes y electrodomésticos.

Los patios son el segundo sitio del hogar donde suelen ocurrir los traumas por la presencia de animales, piletas, y árboles, y en el baño los mayores peligros son el ahogamiento por inmersión, intoxicaciones por medicamentos o monóxido de carbono por estufas.

En ese punto, Aguirre Céliz detalló que, en 2021, se registró también un aumento de intoxicaciones por monóxidos de carbono, producto del uso de braseros.

"En 2020 las consultas por ese tipo de intoxicación fueron del 12% mientras que 2021 trepó al 19,7%, un aumento considerable", alertó y opinó: "Puede ser por los meses de confinamiento ante los casos de Covid-19 pero también por la economía, muchos prefieren usar ese tipo de artefactos para calefaccionarse por el costo económico".

La médica recordó la importancia de los lugares ventilados e indicó que el monóxido de carbono es un gas venenoso para personas y animales, que se mezcla totalmente con el aire, resultando difícil de reconocer porque no tiene color ni olor ni sabor.

Por otro lado, otro de los datos llamativos de 2021 es la tendencia a una menor cantidad de consultas sobre picaduras de insectos ponzoñosos, típicas en esta época, sobre todo de especies peligrosas.

"Las consultas por animales ponzoñosos están, pero aún no ha llegado el pico de consultas que por lo general se da desde noviembre a marzo, lo adjudicamos al cambio climático que demora el momento pico de las consultas", dijo la especialista.

Por último, Aguirre Céliz advirtió que se mantuvieron "las internaciones por intentos de suicidio en niños, niñas y adolescentes tempranos, siempre mediante psicofármacos en primer lugar, y que hubo "una tendencia a la suba en el "consumo problemático de sustancias en niños a partir de consultas que llegan de los adultos".

"Muchas madres de recién nacidos ingresan a la neo e interconsultas por consumo de los padres, y al hacerle los análisis salen, la mayoría de las veces, positivo en madre e hijo por la lactancia materna. Lo más frecuente es marihuana a la cabeza, cocaína y benzodiacepinas", alertó.


NOTICIAS RELACIONADAS