Magnicidio en Haití: vinculan al primer ministro con el crimen

El juez Garry Orelien, quien hasta hace poco más de dos semanas investigaba la muerte del presidente haitiano Jovenel Moise, asesinado en julio de 2021, aseguró que el primer ministro Ariel Henry está relacionado con la planificación del magnicidio y vinculado con uno de los autores intelectuales.

08 FEB 2022 - 14:15

"Ariel (Henry) está conectado y es amigo del autor intelectual del asesinato. Lo planearon con él. Ariel es el principal sospechoso del asesinato de Jovenel Moise y él lo sabe", dijo el magistrado en una grabación a la cual tuvo acceso la cadena de noticias CNN.

Orelien renunció a la investigación el 22 de enero, luego que el decano del Tribunal de Primera Instancia, Bernard Saint Vil, rechazara la petición de prórroga en la investigación y un día después de que una ONG lo denunciara por corrupción.

La Red Nacional en Defensa de los Derechos Humanos acusó al magistrado de recibir unos 20.000 dólares por el "levantamiento de la prohibición de salida dictada contra una personalidad" y aseveró que al menos uno de los policías liberados le abonó 25.000 dólares.

Orelien sugirió en su momento que la ONG que realizó las acusaciones en su contra es una organización "criminal".

El exmandatario fue baleado en su residencia durante la madrugada del 7 de julio del año pasado, en un ataque en el que resultó herida su esposa Martine Étienne.

Al menos 40 personas se encuentran detenidas en la Penitenciaría Nacional, sin embargo, la investigación avanza lentamente, y no se han formulado cargos contra ninguno de los arrestados en Haití.

En Estados Unidos, otros dos sospechosos, el exmilitar colombiano Marco Antonio Palacios y el empresario Rodolphe Jaar confirmaron formar parte del complot, mientras las autoridades de Haití trabajan en la extradición del exsenador John Joel Joseph y el comerciante Samir Handal arrestados en Jamaica y Turquía, respectivamente, informó la agencia de noticias Sputnik.

La Justicia estadounidense interviene en la causa porque su ley contempla que una persona puede enfrentar cargos criminales si conspira dentro de su territorio para cometer asesinato o secuestro fuera del país.

Desde el magnicidio de Jovenel Moise la siempre convulsa situación política y económica de Haití se vio aún más golpeada.

Pronto el vacío de poder degeneró en una crisis de seguridad, con asesinatos y secuestros a diario, sobre todo en la capital, Puerto Príncipe.

08 FEB 2022 - 14:15

"Ariel (Henry) está conectado y es amigo del autor intelectual del asesinato. Lo planearon con él. Ariel es el principal sospechoso del asesinato de Jovenel Moise y él lo sabe", dijo el magistrado en una grabación a la cual tuvo acceso la cadena de noticias CNN.

Orelien renunció a la investigación el 22 de enero, luego que el decano del Tribunal de Primera Instancia, Bernard Saint Vil, rechazara la petición de prórroga en la investigación y un día después de que una ONG lo denunciara por corrupción.

La Red Nacional en Defensa de los Derechos Humanos acusó al magistrado de recibir unos 20.000 dólares por el "levantamiento de la prohibición de salida dictada contra una personalidad" y aseveró que al menos uno de los policías liberados le abonó 25.000 dólares.

Orelien sugirió en su momento que la ONG que realizó las acusaciones en su contra es una organización "criminal".

El exmandatario fue baleado en su residencia durante la madrugada del 7 de julio del año pasado, en un ataque en el que resultó herida su esposa Martine Étienne.

Al menos 40 personas se encuentran detenidas en la Penitenciaría Nacional, sin embargo, la investigación avanza lentamente, y no se han formulado cargos contra ninguno de los arrestados en Haití.

En Estados Unidos, otros dos sospechosos, el exmilitar colombiano Marco Antonio Palacios y el empresario Rodolphe Jaar confirmaron formar parte del complot, mientras las autoridades de Haití trabajan en la extradición del exsenador John Joel Joseph y el comerciante Samir Handal arrestados en Jamaica y Turquía, respectivamente, informó la agencia de noticias Sputnik.

La Justicia estadounidense interviene en la causa porque su ley contempla que una persona puede enfrentar cargos criminales si conspira dentro de su territorio para cometer asesinato o secuestro fuera del país.

Desde el magnicidio de Jovenel Moise la siempre convulsa situación política y económica de Haití se vio aún más golpeada.

Pronto el vacío de poder degeneró en una crisis de seguridad, con asesinatos y secuestros a diario, sobre todo en la capital, Puerto Príncipe.


NOTICIAS RELACIONADAS