Habló la mamá de la joven chubutense abusada en Bahía Blanca: “Agradezco que mi hija siga viva”

Soledad Seguel es la mamá de la estudiante chubutense que denunció ser abusada por un comerciante de origen chino en Bahía Blanca. Aseguró que el propietario del local borró los registros fílmicos de las cámaras de seguridad antes de que llegue la Policía. “A mí me pasó lo mismo”, dijeron otras 11 chicas que se comunicaron con la madre de la víctima en redes sociales.

04 MAR 2022 - 9:11

Soledad Seguel, la mamá de la estudiante chubutense que denunció ser abusada por un comerciante de origen Chino en Bahía Blanca dialogó en exclusiva con Cadena Tiempo y Jornada.

Contó que hay otras 11 chicas que se comunicaron con ella o con su hija en estos días reconociendo haber pasado situaciones similares con este hombre pero que no se animan a denunciarlo. “Solo 3 chicas se animaron”, dijo agregando que “hay muchas mujeres que no denuncian abusos porque sus mamás o papás no les creen” e insistiendo en que “a sociedad debe acompañar este tipo de casos y creerles a las víctimas”.

El hecho

“Mi hija dejó un currículum hace un mes aproximadamente en un Supermercado Chino y la semana pasada la llamaron para que se presente ayer lunes 28/02 a las 9 hs”, contó la mujer, agregando que “luego de una hora de trabajo, tipo 10 de la mañana, el dueño (un hombre de nacionalidad china llamado ‘Leo’, de cerca de 40 años de edad) le dijo ‘que mejor vaya desde las 14 a las 17 hs. Ella fue a esa hora, el chino cerró con llave y la guardó. La mandó a reponer mercadería y ahí empezó su calvario”.

“Estuvo tres horas encerrada con un hombre desconocido, que hizo abuso de poder, abuso sexual y a mi manera de ver, estuvo privada de su libertad, porque es verdad que ella accedió a entrar pero no a estar encerrada durante tres horas abusándola, sin poder escapar”, contó conmocionada.

“Ella estaba aterrada, tenía miedo que la viole y que la mate ahí mismo... Y pensaba que nadie la iba a escuchar. Mi hija me dice que era tan grande ese lugar, que tenía mucho espacio para atrás, como un galpón, había una cámara frigorífica y se le pasaban mil cosas por la cabeza. Mi hija se quedó paralizada, muda, con miedo desde que comenzó el primer manoseo”.

Según el relato de la madre de la víctima, “a las 17 hs le abrió la puerta y la largó. Cuando salió, rompió en llanto, mientras la esperaba su novio, y me llamó por teléfono. A mí se me derrumbó la vida: primero por ella, porque le arruinó la vida, la dejó en shock, ultrajada y psicológicamente atormentada; y otra, por estar tan lejos de mí. No podía estar abrazándola en ese momento. La mandé urgente con su novio a hacer la denuncia y salí para Bahía Banca con una amiga”, señaló.

“Mi hija fue criada para defenderse, para parar cualquier situación. Pero en el contexto temió por su vida... Ella creía que la mataba. Y hay que agradecerle a un violador.... Gracias por no matar a mi hija. Gracias porque ella lo puede contar”.

Enterate de las noticias de POLITICA a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
04 MAR 2022 - 9:11

Soledad Seguel, la mamá de la estudiante chubutense que denunció ser abusada por un comerciante de origen Chino en Bahía Blanca dialogó en exclusiva con Cadena Tiempo y Jornada.

Contó que hay otras 11 chicas que se comunicaron con ella o con su hija en estos días reconociendo haber pasado situaciones similares con este hombre pero que no se animan a denunciarlo. “Solo 3 chicas se animaron”, dijo agregando que “hay muchas mujeres que no denuncian abusos porque sus mamás o papás no les creen” e insistiendo en que “a sociedad debe acompañar este tipo de casos y creerles a las víctimas”.

El hecho

“Mi hija dejó un currículum hace un mes aproximadamente en un Supermercado Chino y la semana pasada la llamaron para que se presente ayer lunes 28/02 a las 9 hs”, contó la mujer, agregando que “luego de una hora de trabajo, tipo 10 de la mañana, el dueño (un hombre de nacionalidad china llamado ‘Leo’, de cerca de 40 años de edad) le dijo ‘que mejor vaya desde las 14 a las 17 hs. Ella fue a esa hora, el chino cerró con llave y la guardó. La mandó a reponer mercadería y ahí empezó su calvario”.

“Estuvo tres horas encerrada con un hombre desconocido, que hizo abuso de poder, abuso sexual y a mi manera de ver, estuvo privada de su libertad, porque es verdad que ella accedió a entrar pero no a estar encerrada durante tres horas abusándola, sin poder escapar”, contó conmocionada.

“Ella estaba aterrada, tenía miedo que la viole y que la mate ahí mismo... Y pensaba que nadie la iba a escuchar. Mi hija me dice que era tan grande ese lugar, que tenía mucho espacio para atrás, como un galpón, había una cámara frigorífica y se le pasaban mil cosas por la cabeza. Mi hija se quedó paralizada, muda, con miedo desde que comenzó el primer manoseo”.

Según el relato de la madre de la víctima, “a las 17 hs le abrió la puerta y la largó. Cuando salió, rompió en llanto, mientras la esperaba su novio, y me llamó por teléfono. A mí se me derrumbó la vida: primero por ella, porque le arruinó la vida, la dejó en shock, ultrajada y psicológicamente atormentada; y otra, por estar tan lejos de mí. No podía estar abrazándola en ese momento. La mandé urgente con su novio a hacer la denuncia y salí para Bahía Banca con una amiga”, señaló.

“Mi hija fue criada para defenderse, para parar cualquier situación. Pero en el contexto temió por su vida... Ella creía que la mataba. Y hay que agradecerle a un violador.... Gracias por no matar a mi hija. Gracias porque ella lo puede contar”.


NOTICIAS RELACIONADAS