El galón de nafta superó los u$s 4,50 por primera vez en EEUU

El valor de la nafta en los surtidores estadounidenses por primera vez superó los u$s 4 el galón (3,7 litros) en todo Estados Unidos, mientras que fuentes del Gobierno estiman que una familia tipo deberá pagar u$s 450 más en combustibles por los sucesivos aumentos.

18 MAY 2022 - 10:59

El promedio del precio de la gasolina alcanzó hoy los US$ 4.567 el galón, un nuevo récord desde 1990 cuando comenzaron los registros gubernamentales, mientras que el diésel también alcanzó un nuevo máximo de US$ 5,577 el galón, según datos de la Asociación Americana del Automóvil (AAA).

Al mismo tiempo, desde hoy el valor de la nafta supera los US$ 4 en todos los Estados del país, luego de que Kansas, Oklahoma y Georgia, los únicos en no superar dicho valor, registraron nuevos aumentos durante esta madrugada, según la agencia de noticias Bloomberg.

Como referencia, en la misma fecha hace un año, el valor del galón se situaba en US$ 3,043, es decir, hubo una suba de 50,08% entre ambos periodos.

El precio del combustible varía de forma considerable entre los Estados, encontrándose desde US$ 4,026 en Kansas hasta US$ 6,050 en California, con otros cinco Estados registrando valores superiores a los US$ 5.

El alza se da en el peor momento posible, pues tradicionalmente se considera que al comienzo de junio inicia la temporada de mayor demanda de nafta al iniciar el verano boreal.

Para enfrentar la suba en el precio del barril del petróleo -que tiene su correlato en el valor del surtidor-, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, cuestionado en la opinión pública por la inflación, ordenó a fines de marzo la liberación de 180 millones de barriles por seis meses de las reservas estratégicas de crudo que posee el país, lo cual, sin embargo, no provocó una baja en los precios de la nafta.

Se considera que el fracaso de la medida se debe, en parte, a la falta de capacidad de las refinerías estadounidenses para procesar dichos barriles liberados.

Según señaló Ellen Edmonds, vocera de la AAA, aún se desconche el impacto que tendrán las subas en los precios en la demanda de los consumidores durante el próximo periodo estival, en un país donde el automóvil es el medio preferente para realizar sus itinerarios antes que los aviones y los trenes.

De acuerdo con estimaciones gubernamentales difundidas este mes, el hogar promedio en los Estados Unidos gastará US$ 450 más en gasolina respecto del año pasado, aunque las subas en los salarios (los cuales, en Estados Unidos, hasta el momento corren por detrás de la inflación) permitirán compensar parte del aumento.

En cuanto al impacto en la inflación, el índice de abril (que registró una tasa interanual del 8,3%), mostró una merma del 2,7% mensual en el componente energético, impulsado por una caída de 6,1% en la nafta respecto de marzo.

No obstante, los nuevos récords de este mes presagian un nuevo impacto en el próximo índice que se conocerá en junio.

18 MAY 2022 - 10:59

El promedio del precio de la gasolina alcanzó hoy los US$ 4.567 el galón, un nuevo récord desde 1990 cuando comenzaron los registros gubernamentales, mientras que el diésel también alcanzó un nuevo máximo de US$ 5,577 el galón, según datos de la Asociación Americana del Automóvil (AAA).

Al mismo tiempo, desde hoy el valor de la nafta supera los US$ 4 en todos los Estados del país, luego de que Kansas, Oklahoma y Georgia, los únicos en no superar dicho valor, registraron nuevos aumentos durante esta madrugada, según la agencia de noticias Bloomberg.

Como referencia, en la misma fecha hace un año, el valor del galón se situaba en US$ 3,043, es decir, hubo una suba de 50,08% entre ambos periodos.

El precio del combustible varía de forma considerable entre los Estados, encontrándose desde US$ 4,026 en Kansas hasta US$ 6,050 en California, con otros cinco Estados registrando valores superiores a los US$ 5.

El alza se da en el peor momento posible, pues tradicionalmente se considera que al comienzo de junio inicia la temporada de mayor demanda de nafta al iniciar el verano boreal.

Para enfrentar la suba en el precio del barril del petróleo -que tiene su correlato en el valor del surtidor-, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, cuestionado en la opinión pública por la inflación, ordenó a fines de marzo la liberación de 180 millones de barriles por seis meses de las reservas estratégicas de crudo que posee el país, lo cual, sin embargo, no provocó una baja en los precios de la nafta.

Se considera que el fracaso de la medida se debe, en parte, a la falta de capacidad de las refinerías estadounidenses para procesar dichos barriles liberados.

Según señaló Ellen Edmonds, vocera de la AAA, aún se desconche el impacto que tendrán las subas en los precios en la demanda de los consumidores durante el próximo periodo estival, en un país donde el automóvil es el medio preferente para realizar sus itinerarios antes que los aviones y los trenes.

De acuerdo con estimaciones gubernamentales difundidas este mes, el hogar promedio en los Estados Unidos gastará US$ 450 más en gasolina respecto del año pasado, aunque las subas en los salarios (los cuales, en Estados Unidos, hasta el momento corren por detrás de la inflación) permitirán compensar parte del aumento.

En cuanto al impacto en la inflación, el índice de abril (que registró una tasa interanual del 8,3%), mostró una merma del 2,7% mensual en el componente energético, impulsado por una caída de 6,1% en la nafta respecto de marzo.

No obstante, los nuevos récords de este mes presagian un nuevo impacto en el próximo índice que se conocerá en junio.


NOTICIAS RELACIONADAS