Trelew: serán investigados por apuestas clandestinas

Según Fiscalía, en plena pandemia Gustavo Espinoza y Walter Espinoza Orias organizaron dados y juegos de cartas en las afueras de Trelew eludiendo los controles policiales. Los siguieron y los sorprendieron con casi $ 700 mil, U$S 3.700 y hasta títulos de automotores para poner en juego.

Acusados. A la izquierda, ambos Espinoza escuchan la imputación del funcionario de Fiscalía en Trelew.
20 MAY 2022 - 20:44

Luego de una audiencia en el tercer piso del edificio de tribunales de Trelew, la jueza María Tolomei dispuso abrir la investigación preparatoria en una causa en la que están acusados Gustavo Fabián Espinoza y Walter Omar Espinoza Orias, de ser organizadores y administradores para la captación de juegos del azar sin contar con autorización de la autoridad jurisdiccional competente.

Según la acusación pública del funcionario de Fiscalía Lucas Koltsch, el caso comenzó a raíz de una investigación preliminar del Juzgado Federal N° 2 de Rawson con medidas de carácter investigativas. Se interceptaron comunicaciones y según el parte de prensa de la Agencia de Comunicación Judicial, se pudo apreciar con claridad que Espinoza y Espinoza Orias, operaban como organizadores del juego ilegal-clandestino.

A partir de noviembre de 2020, comenzaron a convocar a distintas personas con la finalidad de invitarlos para “algo grande” (juego de azar clandestino), para el fin de semana del 4 de diciembre de 2020 y, además, darles directivas específicas de cómo llegar al lugar, los caminos más apropiados y cómo burlar los controles policiales sobre las rutas que arriban a Trelew.

Luego y a partir de los allanamientos practicados sobre todo el 4 de diciembre, se pudo verificar en el interior de una vivienda, en la zona rural oeste de Trelew, a los imputados junto a otras personas, quienes participaban de juegos de azar en un lugar y con personal no autorizados por el Instituto de Asistencia Social.
Se secuestró una mesa cubierta con paño verde para juego, cubiletes, dados, y naipes, $ 695.535, U$S 3.704-, más cheques y títulos de automotor, los cuales servían para apuestas y pagos.

Agregó el representante fiscal que la víctima del delito es el Estado Provincial.

El defensor Marcelo Gélvez, en representación de Gustavo Espinoza, se opuso a la apertura ya que entendió que su asistido no ha incurrido en delito. Manifestó que, para que el Estado no se vea perjudicado por un juego de azar supuestamente clandestino, se debería haber solicitado autorización al IAS, pero eso sería inviable ya que el juego de dados, por ejemplo, no requiere autorización para jugarlo. Indicó que su asistido pertenece a un grupo de amigos que se juntan a jugar a los dados, nada más. Y que respecto de las indicaciones para arribar al lugar o cómo evitar controles policiales, indicó que esa situación es muy habitual que suceda en ocasión da alguna reunión social. “No existe forma alguna de pedir autorización para juntarse a comer un asado y jugar a los dados”, graficó el letrado.

El defensor de Espinoza Orias, Carlos Del Mármol, expresó que no adhería al planteo de Gélvez pues su asistido no reconocía los hechos descriptos por el Ministerio Fiscal, ni que se hubiera convocado a personas para llegar al sitio que fuera allanado, ni que se hubieran indicado formas de cambiar los trayectos para evitar los controles.#

Enterate de las noticias de POLICIALES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
Acusados. A la izquierda, ambos Espinoza escuchan la imputación del funcionario de Fiscalía en Trelew.
20 MAY 2022 - 20:44

Luego de una audiencia en el tercer piso del edificio de tribunales de Trelew, la jueza María Tolomei dispuso abrir la investigación preparatoria en una causa en la que están acusados Gustavo Fabián Espinoza y Walter Omar Espinoza Orias, de ser organizadores y administradores para la captación de juegos del azar sin contar con autorización de la autoridad jurisdiccional competente.

Según la acusación pública del funcionario de Fiscalía Lucas Koltsch, el caso comenzó a raíz de una investigación preliminar del Juzgado Federal N° 2 de Rawson con medidas de carácter investigativas. Se interceptaron comunicaciones y según el parte de prensa de la Agencia de Comunicación Judicial, se pudo apreciar con claridad que Espinoza y Espinoza Orias, operaban como organizadores del juego ilegal-clandestino.

A partir de noviembre de 2020, comenzaron a convocar a distintas personas con la finalidad de invitarlos para “algo grande” (juego de azar clandestino), para el fin de semana del 4 de diciembre de 2020 y, además, darles directivas específicas de cómo llegar al lugar, los caminos más apropiados y cómo burlar los controles policiales sobre las rutas que arriban a Trelew.

Luego y a partir de los allanamientos practicados sobre todo el 4 de diciembre, se pudo verificar en el interior de una vivienda, en la zona rural oeste de Trelew, a los imputados junto a otras personas, quienes participaban de juegos de azar en un lugar y con personal no autorizados por el Instituto de Asistencia Social.
Se secuestró una mesa cubierta con paño verde para juego, cubiletes, dados, y naipes, $ 695.535, U$S 3.704-, más cheques y títulos de automotor, los cuales servían para apuestas y pagos.

Agregó el representante fiscal que la víctima del delito es el Estado Provincial.

El defensor Marcelo Gélvez, en representación de Gustavo Espinoza, se opuso a la apertura ya que entendió que su asistido no ha incurrido en delito. Manifestó que, para que el Estado no se vea perjudicado por un juego de azar supuestamente clandestino, se debería haber solicitado autorización al IAS, pero eso sería inviable ya que el juego de dados, por ejemplo, no requiere autorización para jugarlo. Indicó que su asistido pertenece a un grupo de amigos que se juntan a jugar a los dados, nada más. Y que respecto de las indicaciones para arribar al lugar o cómo evitar controles policiales, indicó que esa situación es muy habitual que suceda en ocasión da alguna reunión social. “No existe forma alguna de pedir autorización para juntarse a comer un asado y jugar a los dados”, graficó el letrado.

El defensor de Espinoza Orias, Carlos Del Mármol, expresó que no adhería al planteo de Gélvez pues su asistido no reconocía los hechos descriptos por el Ministerio Fiscal, ni que se hubiera convocado a personas para llegar al sitio que fuera allanado, ni que se hubieran indicado formas de cambiar los trayectos para evitar los controles.#


NOTICIAS RELACIONADAS