Rawson: condena y autocrítica en un caso de violencia de género

Un hombre irá dos años a la cárcel. La jueza Karina Breckle admitió que “la ineficacia judicial envió el mensaje de que la violencia puede ser aceptada en el diario vivir”.

Reflexión. Breckle deslizó que la violencia se pudo frenar antes.
20 MAY 2022 - 21:02

La jueza de Rawson Karina Breckle halló culpable a un hombre por violencia de género contra la mujer con la que convivía. Se trata de Daniel Cabrera, un empleado del Ministerio de Educación que ya había purgado una condena por homicidio que terminó de cumplir en 2014 en la Unidad 6.

Por ser reincidente, deberá purgar una condena de dos años de efectivo cumplimiento, más una multa de 10.000 pesos, honorarios y costas del proceso. Hasta que la condena esté firme, la magistrada además resolvió la prohibición de acercamiento de Cabrera a su expareja, ni mantener cualquier tipo de contacto. Esa prohibición también se hizo extensiva a la mujer.

El imputado fue representado por la defensora particular Gilda Accomazzo, mientras que investigaron la procuradora fiscal Janet Davies y el fiscal general Fernando Rivarola.

Los hechos de violencia de género datan de una relación de pareja iniciada en 2008 en la provincia de Buenos Aires, y que se mantuvo a pesar de una condena por homicidio en la que la víctima fue una mujer en Misiones.
Las situaciones de amenazas, hostigamiento e incluso intentos de asfixiarla se reiteraron durante varios años hasta que en marzo de 2021 le apuntó a la cabeza con una escopeta. El imputado no estaba autorizado a su portación.

Para la jueza Breckle los hechos fueron probados, no solo por los dichos de los testigos, sino por el testimonio de la víctima, al que calificó como “creíble y coherente” al narrar el calvario que vivió durante muchos años, siendo la primera golpiza que sufrió en 2012. De allí en más las denuncias fueron numerosas.
“Reconozco que el Estado no le dio ayuda en todo este tiempo”, dijo Breckle en su resolución. “La ineficacia judicial propició y envió un mensaje como que la violencia puede ser aceptado en el diario vivir, perpetuando esa situación”, agregó.

Según la gacetilla de Fiscalía, los delitos imputados contra Cabrera son los de amenaza agravada por arma, tenencia ilegal de arma de uso civil, amenaza simple, todo enmarcado en la Ley de protección de las mujeres. #

Enterate de las noticias de POLICIALES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
Reflexión. Breckle deslizó que la violencia se pudo frenar antes.
20 MAY 2022 - 21:02

La jueza de Rawson Karina Breckle halló culpable a un hombre por violencia de género contra la mujer con la que convivía. Se trata de Daniel Cabrera, un empleado del Ministerio de Educación que ya había purgado una condena por homicidio que terminó de cumplir en 2014 en la Unidad 6.

Por ser reincidente, deberá purgar una condena de dos años de efectivo cumplimiento, más una multa de 10.000 pesos, honorarios y costas del proceso. Hasta que la condena esté firme, la magistrada además resolvió la prohibición de acercamiento de Cabrera a su expareja, ni mantener cualquier tipo de contacto. Esa prohibición también se hizo extensiva a la mujer.

El imputado fue representado por la defensora particular Gilda Accomazzo, mientras que investigaron la procuradora fiscal Janet Davies y el fiscal general Fernando Rivarola.

Los hechos de violencia de género datan de una relación de pareja iniciada en 2008 en la provincia de Buenos Aires, y que se mantuvo a pesar de una condena por homicidio en la que la víctima fue una mujer en Misiones.
Las situaciones de amenazas, hostigamiento e incluso intentos de asfixiarla se reiteraron durante varios años hasta que en marzo de 2021 le apuntó a la cabeza con una escopeta. El imputado no estaba autorizado a su portación.

Para la jueza Breckle los hechos fueron probados, no solo por los dichos de los testigos, sino por el testimonio de la víctima, al que calificó como “creíble y coherente” al narrar el calvario que vivió durante muchos años, siendo la primera golpiza que sufrió en 2012. De allí en más las denuncias fueron numerosas.
“Reconozco que el Estado no le dio ayuda en todo este tiempo”, dijo Breckle en su resolución. “La ineficacia judicial propició y envió un mensaje como que la violencia puede ser aceptado en el diario vivir, perpetuando esa situación”, agregó.

Según la gacetilla de Fiscalía, los delitos imputados contra Cabrera son los de amenaza agravada por arma, tenencia ilegal de arma de uso civil, amenaza simple, todo enmarcado en la Ley de protección de las mujeres. #


NOTICIAS RELACIONADAS