Las heroínas de Paso de Indios y Cerro Cóndor

Atlas, con mayoría de jugadoras que viven en el corazón geográfico de Chubut, causa sensación en la Liga del Valle. El club no posee transporte propio, pero esto no les impide a ellas hacer incontables sacrificios para jugar al fútbol.

Extraordinarias. Es el calificativo que describe a la perfección a las jugadoras de Atlas. Foto: Paso de Indios.
27 MAY 2022 - 20:06

Por Francisco Caputo

Citius, altius, fortius. Es el lema de los Juegos Olímpicos, cuya traducción es la siguiente: Más rápido, más alto, más fuerte.

Fue ideado por el Barón Pierre de Coubertin, padre del olimpismo moderno, quien no estaba muy de acuerdo con la inclusión de la mujer en el deporte.

“El deporte femenino no es práctico, ni interesante, ni estético, además de incorrecto”, reza una de las frases atribuidas a Coubertin.
Paradojas de la vida, un grupo de mujeres oriundas del corazón geográfico de Chubut enaltece los valores del olimpismo a la máxima expresión.

Pasión y esfuerzo

El equipo femenino de Atlas de Trelew es la sensación del torneo de la Liga del Valle. Quinto en la tabla de posiciones, está a un paso de clasificar a la Copa de Oro, la fase del certamen que reunirá a los ocho mejores clubes de la etapa inicial.

Sus integrantes, en su enorme mayoría residentes en Paso de Indios y miembros del club homónimo, han superado indecibles obstáculos con tal de presentarse y competir.

Pese a que el club no dispone de un transporte propio, el hecho de estar ubicadas a 330 kilómetros de la sede de su club no ha impedido a estas damas participar del certamen.

Valeria Currumil, la enfermera de 40 años cuya historia se ha narrado aquí y ha arribado a TN y Telefé entre otros medios nacionales, vive a 400 kilómetros de Trelew, en Cerro Cóndor. Debe hacer 800 por semana, como mínimo, para jugar al fútbol.

“Estamos muy orgullosas de lo que estamos haciendo, nos cuesta mucho. No disponer de un transporte fijo es una complicación. Pero de una u otra forma, salimos a la cancha”, expresó en Tiempo Deportivo Malena Ñanculeo, referente y goleadora del equipo que fue arquera por necesidad en un partido en la octava fecha.

Ante CEC, Ñanculeo, cuya historia de vida también fue narrada por Jornada, debió ubicarse bajo los tres postes por la ausencia de las goleras del equipo dirigido por su padre Patricio. Atlas ganó por 3-0.

Olimpismo puro

La tenacidad mostrada por estas mujeres es la perfecta entonación del olimpismo. “Más rápido, más alto, más fuerte” no es una invitación a conseguir medallas.

Es un mensaje orientado a la superación humana, a la búsqueda de la excelencia pese a cualquier obstáculo. “Más rápido, más alto, más fuerte” es el lema que orienta a este equipo de leonas. El sábado algunas de sus jugadoras debieron hacer dedo para jugar ante Guillermo Brown en Puerto Madryn. Estuvieron 4 horas a la vera de la Ruta 3 hasta que apareció el vehículo salvador. Pese a ello, Atlas dio batalla y perdió por un exiguo 3-1.

El miércoles último, sucedió una escena similar en la Ruta 25, bajo un frío antártico.

Se averió uno de los vehículos que transportaba a las futbolistas, hecho que las obligó a hacer dedo por segunda vez en cuatro días por varias horas. Una de ellas fue Patricia Ortea, otra referente del plantel y hermana de Fernando, titular de Atlas.

La hazaña

Empezaron en desventaja ante Mar-Che pero revirtieron el marcador para lograr un triunfo por 2-1, que prácticamente las depositó en la Copa de Oro.

Como complemento varias de estas jugadoras también arribaron a la final de la Liga Kiñewen de futsal con los colores del Club Paso de Indios. En el partido decisivo competirán ante Suela Caramelo, equipo de fuste de Puerto Madryn.

Superpoderosas

Todo esto no implica invisibilizar el esfuerzo realizado por los planteles masculinos de Atlas, que realizan un esfuerzo idéntico sin los mismos resultados. Se trata de destacar la labor que está desarrollando el equipo femenino.

Estas mujeres habrían cambiado el modo de pensar de Pierre de Coubertin respecto de la presencia de la mujer en el deporte.

Ellas enarbolan a la perfección el mensaje y los valores olímpicos que Coubertin tanto pregonó. Son ellas, las Mujeres Superpoderosas de Atlas.

Enterate de las noticias de DEPORTES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
Extraordinarias. Es el calificativo que describe a la perfección a las jugadoras de Atlas. Foto: Paso de Indios.
27 MAY 2022 - 20:06

Por Francisco Caputo

Citius, altius, fortius. Es el lema de los Juegos Olímpicos, cuya traducción es la siguiente: Más rápido, más alto, más fuerte.

Fue ideado por el Barón Pierre de Coubertin, padre del olimpismo moderno, quien no estaba muy de acuerdo con la inclusión de la mujer en el deporte.

“El deporte femenino no es práctico, ni interesante, ni estético, además de incorrecto”, reza una de las frases atribuidas a Coubertin.
Paradojas de la vida, un grupo de mujeres oriundas del corazón geográfico de Chubut enaltece los valores del olimpismo a la máxima expresión.

Pasión y esfuerzo

El equipo femenino de Atlas de Trelew es la sensación del torneo de la Liga del Valle. Quinto en la tabla de posiciones, está a un paso de clasificar a la Copa de Oro, la fase del certamen que reunirá a los ocho mejores clubes de la etapa inicial.

Sus integrantes, en su enorme mayoría residentes en Paso de Indios y miembros del club homónimo, han superado indecibles obstáculos con tal de presentarse y competir.

Pese a que el club no dispone de un transporte propio, el hecho de estar ubicadas a 330 kilómetros de la sede de su club no ha impedido a estas damas participar del certamen.

Valeria Currumil, la enfermera de 40 años cuya historia se ha narrado aquí y ha arribado a TN y Telefé entre otros medios nacionales, vive a 400 kilómetros de Trelew, en Cerro Cóndor. Debe hacer 800 por semana, como mínimo, para jugar al fútbol.

“Estamos muy orgullosas de lo que estamos haciendo, nos cuesta mucho. No disponer de un transporte fijo es una complicación. Pero de una u otra forma, salimos a la cancha”, expresó en Tiempo Deportivo Malena Ñanculeo, referente y goleadora del equipo que fue arquera por necesidad en un partido en la octava fecha.

Ante CEC, Ñanculeo, cuya historia de vida también fue narrada por Jornada, debió ubicarse bajo los tres postes por la ausencia de las goleras del equipo dirigido por su padre Patricio. Atlas ganó por 3-0.

Olimpismo puro

La tenacidad mostrada por estas mujeres es la perfecta entonación del olimpismo. “Más rápido, más alto, más fuerte” no es una invitación a conseguir medallas.

Es un mensaje orientado a la superación humana, a la búsqueda de la excelencia pese a cualquier obstáculo. “Más rápido, más alto, más fuerte” es el lema que orienta a este equipo de leonas. El sábado algunas de sus jugadoras debieron hacer dedo para jugar ante Guillermo Brown en Puerto Madryn. Estuvieron 4 horas a la vera de la Ruta 3 hasta que apareció el vehículo salvador. Pese a ello, Atlas dio batalla y perdió por un exiguo 3-1.

El miércoles último, sucedió una escena similar en la Ruta 25, bajo un frío antártico.

Se averió uno de los vehículos que transportaba a las futbolistas, hecho que las obligó a hacer dedo por segunda vez en cuatro días por varias horas. Una de ellas fue Patricia Ortea, otra referente del plantel y hermana de Fernando, titular de Atlas.

La hazaña

Empezaron en desventaja ante Mar-Che pero revirtieron el marcador para lograr un triunfo por 2-1, que prácticamente las depositó en la Copa de Oro.

Como complemento varias de estas jugadoras también arribaron a la final de la Liga Kiñewen de futsal con los colores del Club Paso de Indios. En el partido decisivo competirán ante Suela Caramelo, equipo de fuste de Puerto Madryn.

Superpoderosas

Todo esto no implica invisibilizar el esfuerzo realizado por los planteles masculinos de Atlas, que realizan un esfuerzo idéntico sin los mismos resultados. Se trata de destacar la labor que está desarrollando el equipo femenino.

Estas mujeres habrían cambiado el modo de pensar de Pierre de Coubertin respecto de la presencia de la mujer en el deporte.

Ellas enarbolan a la perfección el mensaje y los valores olímpicos que Coubertin tanto pregonó. Son ellas, las Mujeres Superpoderosas de Atlas.


NOTICIAS RELACIONADAS