Un preso se declaró en huelga de hambre, después se arrepintió y pidió disculpas

Adolfo Marcos, acusado de robo agravado, se declaró en huelga de hambre seca hasta tanto fuera trasladado del IPP a una comisaría de Trelew. Su defensora pidió la palabra para dirigirse a su asistido indicándole que lo que estaba haciendo con esa declaración era perjudicar su traslado.

15 JUN 2022 - 11:40

La jueza penal María Tolomei dispuso la continuidad de la prisión preventiva a un hombre acusado por un hecho de tentativa de robo agravado por el uso de arma de fuego, quien además cuenta con varias condenas anteriores y fue declarado reincidente.

La audiencia se realizó el día martes 14 de junio y la persona detenida es Adolfo Marcos, a quien se le imputa la autoría de un hecho ocurrido el pasado 15 de mayo de este año cuando el imputado, amenazando con un cuchillo a un hombre en la vía pública le sustrajo la billetera con toda su documentación, $ 4.500, un billete de 20 dólares y documentación. Según la acusación fiscal, Marcos huyó a pie del lugar, pero siendo seguido por la víctima que en el trayecto dio aviso a personal policial que finalmente lo detuvo.

Condenas anteriores

El imputado, según expuso el funcionario de fiscalía Lucas Koltsch, cuenta con ocho condenas y la última en marzo de 2021, se declaró la reincidencia, además cuenta con rebeldías procesales y pedidos de captura. En aquella audiencia de control de detención y apertura de la investigación también se dispuso la prisión preventiva por el plazo de un mes con lo cual en el día de la fecha se realizó el control de la misma.

En esta oportunidad la fiscalía solicitó la continuidad de la prisión preventiva hasta la audiencia preliminar, por encontrase vigente el peligro de fuga y el de entorpecimiento.

La defensa negó los hechos

A su turno la defensora pública Flora Mollard negó a que los hechos se hayan producido como se han manifestado, refiriendo que el hecho sucedió a menos de una cuadra del domicilio de Marcos, él se encontraba fuera de su casa y por ese motivo se encontraba en ese lugar. Agregó que su asistido nunca ha participado en un hecho con estas características de uso de arma. Solicitó a la jueza la morigeración de la medida de coerción, cambiando la prisión preventiva por arresto domiciliario. O bien, en el caso de continuar en los mismos términos, se cumpla la medida de coerción en un centro cercano al núcleo familiar, ya que actualmente se encuentra alojado en el Instituto Penitenciario Provincial (IPP).

Oposición de fiscalía

Al respecto, el funcionario de la fiscalía se opuso a la prisión domiciliaria, sostenido la probable autoría de Marcos y los peligros procesales.

Otorgada nuevamente la palabra a la defensa refirió que su asistido sostiene que los hechos no se sucedieron como se ha narrado, y además indicó que si los fines de la prisión preventiva es asegurar el proceso puede hacerse con morigeraciones y se lleve a cabo con una medida menos invasiva.

Luego de ello tomó la palabra el imputado Marcos, pidiendo lo mismo que su defensora; arresto domiciliario o en su defecto se lo traslade a un centro de detención más cercano a su domicilio y además informó que está detenido con personas condenadas.

Decisión de la jueza

Tras escuchar a las partes, la magistrada le aclaró al detenido que su decisión está enmarcada por lo que indica la ley y no por cuestiones de empatía o generosidad. Le indicó que debe resolver sobre lo que plantean las partes. Agregó que si lo que argumenta el MPF está justificado y no puede ser rebatido o modificado evitando los peligros procesales de manera razonable, debe resolver en consecuencia y teniendo en cuenta el hecho que se investiga que sería grave por la utilización de un arma blanca y con la probabilidad de autoría, más allá que se mantiene el estado de inocencia.

Tolomei indicó que, de acuerdo a la existencia del hecho, de la probabilidad de autoría y de los peligros procesales, además de la expectativa de la pena esperable que, en caso de condena, sería de efectivo cumplimento. La magistrada sostuvo la continuidad de la medida de coerción hasta la audiencia preliminar requiriendo que la medida se realice en un lugar sin condenados priorizando la proximidad de su grupo familiar en un centro de detención de la ciudad de Trelew.

Huelga y disculpas

Tras escuchar a la jueza, Adolfo Marcos se declaró en huelga de hambre seca hasta tanto sea trasladado a una comisaría o cualquier centro de detención de Trelew. Su defensora pidió la palabra para dirigirse a su asistido indicándole que lo que estaba haciendo con esa declaración era perjudicar el traslado a Trelew que, además ya había dispuesto la magistrada, advirtiéndole que ningún centro de detención lo recibirá en esas condiciones.

La magistrada también le aclaró la situación y luego de ello el imputado pidió disculpas por haber entendió mal.

Enterate de las noticias de POLICIALES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
15 JUN 2022 - 11:40

La jueza penal María Tolomei dispuso la continuidad de la prisión preventiva a un hombre acusado por un hecho de tentativa de robo agravado por el uso de arma de fuego, quien además cuenta con varias condenas anteriores y fue declarado reincidente.

La audiencia se realizó el día martes 14 de junio y la persona detenida es Adolfo Marcos, a quien se le imputa la autoría de un hecho ocurrido el pasado 15 de mayo de este año cuando el imputado, amenazando con un cuchillo a un hombre en la vía pública le sustrajo la billetera con toda su documentación, $ 4.500, un billete de 20 dólares y documentación. Según la acusación fiscal, Marcos huyó a pie del lugar, pero siendo seguido por la víctima que en el trayecto dio aviso a personal policial que finalmente lo detuvo.

Condenas anteriores

El imputado, según expuso el funcionario de fiscalía Lucas Koltsch, cuenta con ocho condenas y la última en marzo de 2021, se declaró la reincidencia, además cuenta con rebeldías procesales y pedidos de captura. En aquella audiencia de control de detención y apertura de la investigación también se dispuso la prisión preventiva por el plazo de un mes con lo cual en el día de la fecha se realizó el control de la misma.

En esta oportunidad la fiscalía solicitó la continuidad de la prisión preventiva hasta la audiencia preliminar, por encontrase vigente el peligro de fuga y el de entorpecimiento.

La defensa negó los hechos

A su turno la defensora pública Flora Mollard negó a que los hechos se hayan producido como se han manifestado, refiriendo que el hecho sucedió a menos de una cuadra del domicilio de Marcos, él se encontraba fuera de su casa y por ese motivo se encontraba en ese lugar. Agregó que su asistido nunca ha participado en un hecho con estas características de uso de arma. Solicitó a la jueza la morigeración de la medida de coerción, cambiando la prisión preventiva por arresto domiciliario. O bien, en el caso de continuar en los mismos términos, se cumpla la medida de coerción en un centro cercano al núcleo familiar, ya que actualmente se encuentra alojado en el Instituto Penitenciario Provincial (IPP).

Oposición de fiscalía

Al respecto, el funcionario de la fiscalía se opuso a la prisión domiciliaria, sostenido la probable autoría de Marcos y los peligros procesales.

Otorgada nuevamente la palabra a la defensa refirió que su asistido sostiene que los hechos no se sucedieron como se ha narrado, y además indicó que si los fines de la prisión preventiva es asegurar el proceso puede hacerse con morigeraciones y se lleve a cabo con una medida menos invasiva.

Luego de ello tomó la palabra el imputado Marcos, pidiendo lo mismo que su defensora; arresto domiciliario o en su defecto se lo traslade a un centro de detención más cercano a su domicilio y además informó que está detenido con personas condenadas.

Decisión de la jueza

Tras escuchar a las partes, la magistrada le aclaró al detenido que su decisión está enmarcada por lo que indica la ley y no por cuestiones de empatía o generosidad. Le indicó que debe resolver sobre lo que plantean las partes. Agregó que si lo que argumenta el MPF está justificado y no puede ser rebatido o modificado evitando los peligros procesales de manera razonable, debe resolver en consecuencia y teniendo en cuenta el hecho que se investiga que sería grave por la utilización de un arma blanca y con la probabilidad de autoría, más allá que se mantiene el estado de inocencia.

Tolomei indicó que, de acuerdo a la existencia del hecho, de la probabilidad de autoría y de los peligros procesales, además de la expectativa de la pena esperable que, en caso de condena, sería de efectivo cumplimento. La magistrada sostuvo la continuidad de la medida de coerción hasta la audiencia preliminar requiriendo que la medida se realice en un lugar sin condenados priorizando la proximidad de su grupo familiar en un centro de detención de la ciudad de Trelew.

Huelga y disculpas

Tras escuchar a la jueza, Adolfo Marcos se declaró en huelga de hambre seca hasta tanto sea trasladado a una comisaría o cualquier centro de detención de Trelew. Su defensora pidió la palabra para dirigirse a su asistido indicándole que lo que estaba haciendo con esa declaración era perjudicar el traslado a Trelew que, además ya había dispuesto la magistrada, advirtiéndole que ningún centro de detención lo recibirá en esas condiciones.

La magistrada también le aclaró la situación y luego de ello el imputado pidió disculpas por haber entendió mal.


NOTICIAS RELACIONADAS