“Hay que ser responsables con el pensamiento feminista para poder liderarlo positivamente”

Valentina Mora es la primera mujer designada como Cónsul de la República de Chile. Desde la frontera “más larga del mundo” a la integración genuina. Hay 450 mil chilenos viviendo en Argentina con una fuerte corriente en la Patagonia y en Chubut. Sus planes y sus expectativas para su gestión.

Expectativas. Mora Pérez inicia un camino inédito y fundamental para una mujer en la ciudad petrolera.
26 JUN 2022 - 20:28

Por Ismael Tebes

Cónsul a todo terreno”. Valentina Paz Mora Pérez (38), la flamante cónsul de Chile en Comodoro Rivadavia, primera mujer designada en el cargo, asume el desafío de integrar, escuchar a sus compatriotas y dejar su impronta en una ciudad que empieza a conocer.

Se define amante de la cocina y la gastronomía; de la práctica deportiva y de las maratones de series en Netflix. “Mi hija de dos años empezó el Jardín y se adaptó muy bien. Como está empezando a hablar seguramente incorporará el acento argentino. Y escucharemos algún `che´ dentro de poco”, bromea.

Desde la formalidad, Valentina Mora se convertirá en el puente necesario para la gran comunidad chilena residente en la Patagonia y en un vehículo necesario para construir el camino de la integración binacional. “La designación representa un desafío importante por lo que implica llevar adelante un Consulado porque Comodoro es una ciudad importante en Argentina. Dentro de ese desafío avanzaremos en la búsqueda de áreas nuevas que representen integración”.

Oriunda de Santiago; llega de desempeñarse en el Ministerio de Relaciones Exteriores, en la dirección de América del Sur. “Llevaba el escritorio de Argentina por lo que tengo bastante conocimiento y estoy preparada para asumir este cargo”.

Es licenciada en Historia y Ciencias Políticas y tras realizar su práctica profesional en el Ministerio de Relaciones Exteriores descubrió los atractivos de la carrera diplomática. “Hice un magister en Relaciones Internacionales y decidí irme a Nueva Zelanda y Australia por cuatro años, trabajé en un Consulado como asistente administrativa y eso me hizo el click para volver a Chile y postularme para la Academia Diplomática. Ingresé, me preparé y ésta es mi primera designación fuera de mi país”.

En materia de objetivos a cumplir Mora remarca la necesidad de abrir la mayor cantidad de áreas posibles en cuanto a los tratados y convenios.

“Se pueden hacer intercambios culturales y de estudio inclusive ampliar las relaciones económico-comerciales e integrar áreas claves en el cuidado del medio ambiente ya que en ese sentido, los países se comprometen de manera unilateral pero también debe existir un compromiso multilateral. Hay mucho por hacer en materia de igualdad de género y temas como Ciencia, Tecnología e Innovación que son temas relativamente nuevos y que van en beneficios de los ciudadanos”.

“Alto impacto”

Y respecto a su desembarco en un cargo nunca antes desempeñado por una mujer en la ciudad, reconoce: “Me llamó la atención porque no había considerado el alto impacto que tuvo mi designación. Me pone contenta que en Argentina se resalte este hecho considerando que el país lidera el movimiento feminista en América Latina. Me parece bien que se resalte el hecho y se le dé visibilidad al empoderamiento que estamos teniendo”.

Y del mismo modo, reconoció que ello implica una responsabilidad adicional. “Hay que saber llevar el tema y hay que ser responsables con el pensamiento feminista para poder liderarlo positivamente” dijo en la charla con Jornada.

“Con Argentina hemos sido históricamente países vecinos; hay intercambio, compartimos una cultura y tenemos muchas cosas afines y similares en cuanto a comidas. Obviamente hay algunas diferencias pero todo es bastante similar”.

Y describe en el país la existencia de la comunidad de chilenos más grande en el mundo. “por razones políticas ha sido siempre el destino más cercano y donde hubo una mayor acogida. Hay 450 mil chilenos aproximadamente en todo el país y en Comodoro Rivadavia la comunidad chilena es muy importante. La razón de ser del Consulado son ellos”, remarcó a la par de un agradecimiento a la ciudad “que recibió a tantos chilenos que llegaron hace cuarenta o cincuenta años a trabajar, instalarse y formar sus familias”.

El Consulado de Chile se renueva desde una concepción más amplia, moderna, con una mirada quizás más acorde a estos tiempos. “Siempre estaré disponible para conversar y escuchar ideas y propuestas, las puertas están abiertas y siempre serán bienvenidos para quienes lleguen con una necesidad o iniciativa”.

Belleza natural

En lo personal, la flamante Cónsul reconoce la “belleza natural de la zona” tras viajar por tierra junto a su familia y la enorme potencialidad de la región, más allá del petróleo. “Tenemos la intención de reactivar la ruta de colectivo desde Comodoro a Coyhaique que fue suspendida por la pandemia. Queremos que se reactive el turismo en ambas regiones. Hay varios proyectos a futuro”.

“Tenemos la intención de mantener la misma línea de trabajo que tenía el cónsul anterior, buscando la mayor cooperación posible debido a que a Argentina y Chile nos une una de las fronteras más largas del mundo” dijo finalmente Mora sobre su gestión.#

Expectativas. Mora Pérez inicia un camino inédito y fundamental para una mujer en la ciudad petrolera.
26 JUN 2022 - 20:28

Por Ismael Tebes

Cónsul a todo terreno”. Valentina Paz Mora Pérez (38), la flamante cónsul de Chile en Comodoro Rivadavia, primera mujer designada en el cargo, asume el desafío de integrar, escuchar a sus compatriotas y dejar su impronta en una ciudad que empieza a conocer.

Se define amante de la cocina y la gastronomía; de la práctica deportiva y de las maratones de series en Netflix. “Mi hija de dos años empezó el Jardín y se adaptó muy bien. Como está empezando a hablar seguramente incorporará el acento argentino. Y escucharemos algún `che´ dentro de poco”, bromea.

Desde la formalidad, Valentina Mora se convertirá en el puente necesario para la gran comunidad chilena residente en la Patagonia y en un vehículo necesario para construir el camino de la integración binacional. “La designación representa un desafío importante por lo que implica llevar adelante un Consulado porque Comodoro es una ciudad importante en Argentina. Dentro de ese desafío avanzaremos en la búsqueda de áreas nuevas que representen integración”.

Oriunda de Santiago; llega de desempeñarse en el Ministerio de Relaciones Exteriores, en la dirección de América del Sur. “Llevaba el escritorio de Argentina por lo que tengo bastante conocimiento y estoy preparada para asumir este cargo”.

Es licenciada en Historia y Ciencias Políticas y tras realizar su práctica profesional en el Ministerio de Relaciones Exteriores descubrió los atractivos de la carrera diplomática. “Hice un magister en Relaciones Internacionales y decidí irme a Nueva Zelanda y Australia por cuatro años, trabajé en un Consulado como asistente administrativa y eso me hizo el click para volver a Chile y postularme para la Academia Diplomática. Ingresé, me preparé y ésta es mi primera designación fuera de mi país”.

En materia de objetivos a cumplir Mora remarca la necesidad de abrir la mayor cantidad de áreas posibles en cuanto a los tratados y convenios.

“Se pueden hacer intercambios culturales y de estudio inclusive ampliar las relaciones económico-comerciales e integrar áreas claves en el cuidado del medio ambiente ya que en ese sentido, los países se comprometen de manera unilateral pero también debe existir un compromiso multilateral. Hay mucho por hacer en materia de igualdad de género y temas como Ciencia, Tecnología e Innovación que son temas relativamente nuevos y que van en beneficios de los ciudadanos”.

“Alto impacto”

Y respecto a su desembarco en un cargo nunca antes desempeñado por una mujer en la ciudad, reconoce: “Me llamó la atención porque no había considerado el alto impacto que tuvo mi designación. Me pone contenta que en Argentina se resalte este hecho considerando que el país lidera el movimiento feminista en América Latina. Me parece bien que se resalte el hecho y se le dé visibilidad al empoderamiento que estamos teniendo”.

Y del mismo modo, reconoció que ello implica una responsabilidad adicional. “Hay que saber llevar el tema y hay que ser responsables con el pensamiento feminista para poder liderarlo positivamente” dijo en la charla con Jornada.

“Con Argentina hemos sido históricamente países vecinos; hay intercambio, compartimos una cultura y tenemos muchas cosas afines y similares en cuanto a comidas. Obviamente hay algunas diferencias pero todo es bastante similar”.

Y describe en el país la existencia de la comunidad de chilenos más grande en el mundo. “por razones políticas ha sido siempre el destino más cercano y donde hubo una mayor acogida. Hay 450 mil chilenos aproximadamente en todo el país y en Comodoro Rivadavia la comunidad chilena es muy importante. La razón de ser del Consulado son ellos”, remarcó a la par de un agradecimiento a la ciudad “que recibió a tantos chilenos que llegaron hace cuarenta o cincuenta años a trabajar, instalarse y formar sus familias”.

El Consulado de Chile se renueva desde una concepción más amplia, moderna, con una mirada quizás más acorde a estos tiempos. “Siempre estaré disponible para conversar y escuchar ideas y propuestas, las puertas están abiertas y siempre serán bienvenidos para quienes lleguen con una necesidad o iniciativa”.

Belleza natural

En lo personal, la flamante Cónsul reconoce la “belleza natural de la zona” tras viajar por tierra junto a su familia y la enorme potencialidad de la región, más allá del petróleo. “Tenemos la intención de reactivar la ruta de colectivo desde Comodoro a Coyhaique que fue suspendida por la pandemia. Queremos que se reactive el turismo en ambas regiones. Hay varios proyectos a futuro”.

“Tenemos la intención de mantener la misma línea de trabajo que tenía el cónsul anterior, buscando la mayor cooperación posible debido a que a Argentina y Chile nos une una de las fronteras más largas del mundo” dijo finalmente Mora sobre su gestión.#


NOTICIAS RELACIONADAS