Drogaron, secuestraron y violaron a una chica de 16 años: la tenían en una casilla rodante

Una adolescente de 16 años, que estuvo desaparecida durante 24 horas, fue rescatada en una casa rodante en la localidad mendocina de Lavalle, donde estaba atada, drogada y encerrada, y había sido abusada.

19 JUL 2022 - 20:38

Por el hecho, un sereno y un guardia de seguridad fueron detenidos esta semana. Se trata de Tomas Irala Cardozo, de 37 años; y César Rubén Ricarte, de 51.

Ambos estaban a cargo de la garita donde encontraron a la joven y no solo fueron demorados, sino también imputados por lo ocurrido.

La trama comenzó durante la madrugada del pasado jueves 14 de julio, cuando la adolescente miraba la televisión en su casa, ubicada a un costado de la ruta 40, en Lavalle. La acompañaban sus padres y un hermano, quienes se fueron a dormir pasada la medianoche.

Luego, durante la madrugada, otra hermana de la adolescente se levantó a efectos de tomar agua y descubrió que ella no estaba.

Más aún: avizoró que la puerta estaba abierta.

Acto seguido, comenzó la búsqueda de la menor, cuyo nombre se resguarda, que incluyó la oportuna denuncia judicial, radicada por la familia en la Comisaría 17°.

A su vez, intervino la Oficina Fiscal N° 7. A raíz de ello, una treintena de policías iniciaron los rastrillajes para encontrarla.

Los uniformados fueron apoyados por el Cuerpo de Canes y de la División de Vehículos Aéreos No Tripulados, que recorrieron la zona con un dron dotado con cámara de visión nocturna.

El trabajo conjunto llevó hasta la casa rodante, ocupada por el mencionado Irala, sereno de una obra en construcción que se encontraba frente a la vivienda de la víctima.

Por un leve movimiento de las cortinas de la casilla, los sabuesos decidieron mirar a través de la ventanilla: allí notaron que la joven estaba adentro, por lo que rompieron la ventanilla y forzaron la puerta de ingreso para sacarla.

La adolescente se encontraba semi inconsciente, acostada y tapada con unas sábanas. A su vez, tenía las manos atadas.

A los uniformados, la víctima les reveló que la habían drogado, y luego entró en shock. Quedó internada de inmediato.

Los médicos que la revisaron constataron que tenía signos de haber sido abusada sexualmente. La propia adolescente, cuando recuperó el conocimiento, acusó a los dos hombres que ahora están detenidos.

Enterate de las noticias de POLICIALES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
19 JUL 2022 - 20:38

Por el hecho, un sereno y un guardia de seguridad fueron detenidos esta semana. Se trata de Tomas Irala Cardozo, de 37 años; y César Rubén Ricarte, de 51.

Ambos estaban a cargo de la garita donde encontraron a la joven y no solo fueron demorados, sino también imputados por lo ocurrido.

La trama comenzó durante la madrugada del pasado jueves 14 de julio, cuando la adolescente miraba la televisión en su casa, ubicada a un costado de la ruta 40, en Lavalle. La acompañaban sus padres y un hermano, quienes se fueron a dormir pasada la medianoche.

Luego, durante la madrugada, otra hermana de la adolescente se levantó a efectos de tomar agua y descubrió que ella no estaba.

Más aún: avizoró que la puerta estaba abierta.

Acto seguido, comenzó la búsqueda de la menor, cuyo nombre se resguarda, que incluyó la oportuna denuncia judicial, radicada por la familia en la Comisaría 17°.

A su vez, intervino la Oficina Fiscal N° 7. A raíz de ello, una treintena de policías iniciaron los rastrillajes para encontrarla.

Los uniformados fueron apoyados por el Cuerpo de Canes y de la División de Vehículos Aéreos No Tripulados, que recorrieron la zona con un dron dotado con cámara de visión nocturna.

El trabajo conjunto llevó hasta la casa rodante, ocupada por el mencionado Irala, sereno de una obra en construcción que se encontraba frente a la vivienda de la víctima.

Por un leve movimiento de las cortinas de la casilla, los sabuesos decidieron mirar a través de la ventanilla: allí notaron que la joven estaba adentro, por lo que rompieron la ventanilla y forzaron la puerta de ingreso para sacarla.

La adolescente se encontraba semi inconsciente, acostada y tapada con unas sábanas. A su vez, tenía las manos atadas.

A los uniformados, la víctima les reveló que la habían drogado, y luego entró en shock. Quedó internada de inmediato.

Los médicos que la revisaron constataron que tenía signos de haber sido abusada sexualmente. La propia adolescente, cuando recuperó el conocimiento, acusó a los dos hombres que ahora están detenidos.


NOTICIAS RELACIONADAS