Hallaron tres cráneos humanos junto a libros de estudiantes

Un trabajador del basural de Dolavon descubrió 13 partes humanas enterradas junto a una caja de donaciones para una escuela de Treorky. Policía y médicos del Conicet trabajan en el caso.

09 AGO 2022 - 8:12

En la cantera del basurero municipal de Dolavon, ubicado a la vera de la Ruta nacional N°25, se requirió en la tarde del lunes la presencia inmediata de un inspector municipal.

Quien dio el aviso fue un maquinista de 45 años, que le manifestó haber encontrado restos óseos, entre los que se hallaba tres cráneos humanos. El caso se remitió a la fiscalía, quien dispuso que se levanten los restos con personal de la Policía Científica.

Así mismo, según indicaron fuentes policiales, cerca de los huesos se hallaba enterrada una caja con libros identificados como donativos para una escuela de Treorkyi, lo cual hizo presumir que se podría tratar de restos óseos utilizados con fines investigativos escolares.

En total se juntaron 13 huesos: un cráneo sin mandíbula, siete piezas que formarían un mismo cráneo, dos piezas de otro cráneo sin mandíbula, de fémures y un último hueso, aparentemente una tibia. Se informó a la guardia de Conicet Cenpat, quienes este martes informarían al médico especializado en ADN para que hoy se traslade a Dolavon para realizar las pruebas de identidad.

Enterate de las noticias de POLICIALES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
09 AGO 2022 - 8:12

En la cantera del basurero municipal de Dolavon, ubicado a la vera de la Ruta nacional N°25, se requirió en la tarde del lunes la presencia inmediata de un inspector municipal.

Quien dio el aviso fue un maquinista de 45 años, que le manifestó haber encontrado restos óseos, entre los que se hallaba tres cráneos humanos. El caso se remitió a la fiscalía, quien dispuso que se levanten los restos con personal de la Policía Científica.

Así mismo, según indicaron fuentes policiales, cerca de los huesos se hallaba enterrada una caja con libros identificados como donativos para una escuela de Treorkyi, lo cual hizo presumir que se podría tratar de restos óseos utilizados con fines investigativos escolares.

En total se juntaron 13 huesos: un cráneo sin mandíbula, siete piezas que formarían un mismo cráneo, dos piezas de otro cráneo sin mandíbula, de fémures y un último hueso, aparentemente una tibia. Se informó a la guardia de Conicet Cenpat, quienes este martes informarían al médico especializado en ADN para que hoy se traslade a Dolavon para realizar las pruebas de identidad.


NOTICIAS RELACIONADAS