Allanaron la casa de Trump en busca de documentos clasificados

El registro a la propiedad del expresidente estadounidense Donald Trump en Florida que llevó a cabo anoche el FBI formó parte de una investigación para determinar si el republicano se llevó documentos clasificados de la Casa Blanca al concluir su gobierno (2017-2021), en momentos en que el magnate enfrenta otras dos causas judiciales y mira con expectativas la posibilidad de pelear por un segundo mandato en 2024.

09 AGO 2022 - 10:30

"Estos son tiempos oscuros para nuestra Nación, ya que mi hermosa casa, Mar-A-Lago en Palm Beach, Florida, está actualmente sitiada, allanada y ocupada por un gran grupo de agentes del FBI", había dicho anoche Trump en un comunicado publicado en su red social Truth mientras se realizaba el procedimiento.

En una larga declaración, Trump reveló que los agentes habían abierto una caja fuerte en su casa y describió su trabajo como una “redada no anunciada” al tiempo que criticó la “mala conducta de la fiscalía”.

Trump y sus aliados intentan presentar la investigación como una causa armada e impulsada por los demócratas de cara a las próximas elecciones presidenciales, aunque el actual director del FBI, Christopher Wray, fue designado por el multimillonario hace cinco años y se desempeñó como funcionario de alto rango en un Departamento de Justicia liderado por republicanos.

“Nada como esto le había sucedido antes a un presidente de los Estados Unidos. Después de trabajar y cooperar con las agencias gubernamentales relevantes, esta redada no anunciada en mi casa no fue necesaria ni apropiada”, dijo Trump en su comunicado.

La vocera del Departamento de Justica, Dena Iverson, se negó a comentar sobre la búsqueda.

El Departamento de Justicia viene investigando el mal manejo de la información clasificada desde hace varios meses, luego de que la Administración Nacional de Archivos y Registros revelara que había recuperado de Mar a Lago 15 cajas de registros de la Casa Blanca a principios de este año.

Los documentos y recuerdos -que también incluían correspondencia del expresidente Barack Obama- deberían haber sido entregados por ley al final de la presidencia de Trump, pero en cambio acabaron en su complejo de Mar a Lago.

En Estados Unidos hay varias leyes que rigen el manejo de registros clasificados y documentos gubernamentales confidenciales.

Dos fuentes cercanas al asunto revelaron que el allanamiento fue el lunes temprano y estaba relacionada con la investigación de registros clasificados y documentos gubernamentales confidenciales, informó la cadena de noticias CNN.

Eric, uno de los hijos del expresidente, dijo anoche a la cadena de noticias Fox que “los Archivos Nacionales querían corroborar si Donald Trump tenía o no algún documento en su poder”.

Al ser consultado sobre cómo llegaron los documentos a Mar a Lago, dijo que las cajas estaban entre los artículos que se sacaron de la Casa Blanca el día de la toma de posesión, mientras Joe Biden y su familia se preparaba para mudarse al edificio.

“Mi padre siempre guardaba recortes de prensa”, dijo Eric Trump. “Tenía cajas, cuando se mudó de la Casa Blanca”.

Donald Trump cargó contra el departamento de Justicia y "los demócratas radicales de izquierda" que quieren impedir "desesperadamente" que se postule para las elecciones presidenciales de 2024.

La ironía en este caso es que en 2016 el propio Trump intentó explotar una investigación del FBI contra su rival en las elecciones, Hillary Clinton, por su manejo incorrecto de la información clasificada cuando fue secretaria de Estado de Barack Obama.

El FBI concluyó que Clinton no tenía la intención de infringir la ley.

Esta investigación contra Trump se suma a otra que trata de determinar si el magnate y sus aliados son responsables de los desmadres del 6 de enero de 2021 en el Capitolio de los Estados Unidos, cuando una turba de seguidores del republicano irrumpió en el Congreso para impedir que se validen los resultados electores de las elecciones de noviembre de 2020.

Además, un fiscal de Fulton, Georgia, está investigando si Trump y sus aliados intentaron interferir en las elecciones de ese estado, que finalmente le dio la victoria a Biden.

09 AGO 2022 - 10:30

"Estos son tiempos oscuros para nuestra Nación, ya que mi hermosa casa, Mar-A-Lago en Palm Beach, Florida, está actualmente sitiada, allanada y ocupada por un gran grupo de agentes del FBI", había dicho anoche Trump en un comunicado publicado en su red social Truth mientras se realizaba el procedimiento.

En una larga declaración, Trump reveló que los agentes habían abierto una caja fuerte en su casa y describió su trabajo como una “redada no anunciada” al tiempo que criticó la “mala conducta de la fiscalía”.

Trump y sus aliados intentan presentar la investigación como una causa armada e impulsada por los demócratas de cara a las próximas elecciones presidenciales, aunque el actual director del FBI, Christopher Wray, fue designado por el multimillonario hace cinco años y se desempeñó como funcionario de alto rango en un Departamento de Justicia liderado por republicanos.

“Nada como esto le había sucedido antes a un presidente de los Estados Unidos. Después de trabajar y cooperar con las agencias gubernamentales relevantes, esta redada no anunciada en mi casa no fue necesaria ni apropiada”, dijo Trump en su comunicado.

La vocera del Departamento de Justica, Dena Iverson, se negó a comentar sobre la búsqueda.

El Departamento de Justicia viene investigando el mal manejo de la información clasificada desde hace varios meses, luego de que la Administración Nacional de Archivos y Registros revelara que había recuperado de Mar a Lago 15 cajas de registros de la Casa Blanca a principios de este año.

Los documentos y recuerdos -que también incluían correspondencia del expresidente Barack Obama- deberían haber sido entregados por ley al final de la presidencia de Trump, pero en cambio acabaron en su complejo de Mar a Lago.

En Estados Unidos hay varias leyes que rigen el manejo de registros clasificados y documentos gubernamentales confidenciales.

Dos fuentes cercanas al asunto revelaron que el allanamiento fue el lunes temprano y estaba relacionada con la investigación de registros clasificados y documentos gubernamentales confidenciales, informó la cadena de noticias CNN.

Eric, uno de los hijos del expresidente, dijo anoche a la cadena de noticias Fox que “los Archivos Nacionales querían corroborar si Donald Trump tenía o no algún documento en su poder”.

Al ser consultado sobre cómo llegaron los documentos a Mar a Lago, dijo que las cajas estaban entre los artículos que se sacaron de la Casa Blanca el día de la toma de posesión, mientras Joe Biden y su familia se preparaba para mudarse al edificio.

“Mi padre siempre guardaba recortes de prensa”, dijo Eric Trump. “Tenía cajas, cuando se mudó de la Casa Blanca”.

Donald Trump cargó contra el departamento de Justicia y "los demócratas radicales de izquierda" que quieren impedir "desesperadamente" que se postule para las elecciones presidenciales de 2024.

La ironía en este caso es que en 2016 el propio Trump intentó explotar una investigación del FBI contra su rival en las elecciones, Hillary Clinton, por su manejo incorrecto de la información clasificada cuando fue secretaria de Estado de Barack Obama.

El FBI concluyó que Clinton no tenía la intención de infringir la ley.

Esta investigación contra Trump se suma a otra que trata de determinar si el magnate y sus aliados son responsables de los desmadres del 6 de enero de 2021 en el Capitolio de los Estados Unidos, cuando una turba de seguidores del republicano irrumpió en el Congreso para impedir que se validen los resultados electores de las elecciones de noviembre de 2020.

Además, un fiscal de Fulton, Georgia, está investigando si Trump y sus aliados intentaron interferir en las elecciones de ese estado, que finalmente le dio la victoria a Biden.


NOTICIAS RELACIONADAS