Gabriela Mansilla: “El 70% de las escuelas no saben acompañar las niñeces travestis-trans”

La mamá de Luana, la primera nena del mundo que obtuvo su DNI con cambio de identidad estuvo en Trelew. Habló con Jornada sobre su hija, la forma que la cuida, la falta información de las autoridades directivas sobre las niñeces travestis tras y la ley de Género. “El 80% no la conoce”

Gabriela Mansilla y fuertes frases sobre las niñeces travestis trans.“Hay escuelas que no saben acompañar”, dijo.
13 AGO 2022 - 20:28

Por Lorena Leeming / @loreleeming

Gabriela Mansilla estuvo en Trelew. Lleva escritos 8 libros y desplegó sobre el gimnasio de una escuela todo su material y herramientas, en especial su última edición que versa sobre la ESI (Educación Sexual Integral) con perspectiva travesti trans. Ella es la mamá de Luana, la primera nena del mundo que obtuvo su DNI con cambio de género. Pudo manifestar su disconformidad con el género que le habían asignado al nacer a los 2 años y 4 años después ya tenia su documentación como aval.

Pero lamentablemente en la actualidad, hay una gran parte de niños y niñas a las que la sociedad les debe mucho aún. “Hay más de un 70% de escuelas que no saben acompañar una niñez travesti-trans y más de un 80% que no conoce que existe la Ley de Identidad de Género entonces, la Ley cae en saco roto”dijo en una entrevista exclusiva con Jornada.

Gabriela no se da por vencida, vino a Trelew con Elías el hermano mellizo de Luana y va por cada provincia llevando su mensaje para que las infancias travestis trans-tengan el mismo derecho que las otras de ser feliz: toda una sociedad interpela que culturamente no se puede pensar en una niña con pene o un niño con vulva. Nos tenemos que informar.

Predispuesta, con una sonrisa, palabras claras y conceptos profundos. Así habló Gabriela Mansilla con este diario. La lucha que la mujer lleva no es de ayer, es de hace 10 años. “Luanita pudo manifestar la disconformidad con el género que se le asignó al momento del nacimiento cuando tenía 2 años. Ahora tiene 15. Cuando le dan el DNI tenía 6 años, fue en 2013 y habíamos llevado una lucha enorme”, recordó.

Pero la visibilización de la historia puntual de Luana y del abordaje de las niñeces trans se da a partir de uno de los primeros libros que escribió Gabriela. Por ejemplo: “Yo nena, yo princesa” que ahora fue llevado al cine y no paró la visibilidad que tomó la historia.

Una sociedad interpelada

Y... - dice- “es todo lo que interpela a una sociedad que culturalmente no puede pensar a una niña con pene o a un niño con vulva. Hay una realidad que existe desde que la humanidad es humanidad y que tenemos que conocer. Nos tenemos que informar. Lo más importante es apuntar a la educación”, remarcó.

¿Se avanzó en esta temática en los últimos tiempos?. La respuesta de Gabriela fue inmediata: “En lo que se ha avanzado es en el reclamo. En la exigencia del cumplimiento de derechos. No se ha avanzado en tener el tema en la en agenda emocional, en la política en todos los espacios”, aseguró.

“En las escuelas”

Advirtió además que no se avanzó en que la niñeces travestis y trans sean respetadas en las escuelas. Hay más de un 70% de escuelas que no saben cómo acompañar una niñez travesti-trans. Digo, docentes, directivos, etcétera. Hay un desconocimiento enorme pero a la vez hay mucha resistencia. Y no se trata si creo o no, se trata de respetar los derechos y la Ley de Identidad de Genero. Hay obligación para con las niñeces travestis y trans y gracias a la visibilidad que tomó la historia d Luana y que no hemos parado de llevar esta información a todo el país, hoy las niñeces travestis y trans están dentro de la escuela”.

“Saben cómo acompañar”

Y eso no es todo. Hoy, a diferencia de otros años “las familias saben cómo acompañar, donde ir, hay Direcciones, oficinas de Género, sabén qué materiales encontrar, “yo tengo 8 libros escritos. Este que presento hoy (por ayer) acá es “Un mundo donde quepan todes” que tiene ESI con una perspectiva travesti trans y 4 libros autogestivos de la asociación civil infancias libres” manifestó

“Todo al alcance”

La mamá de Luana asegura que quien quiera infomarse hoy tiene todo a su alcance. “Hay películas, documentales, herramientas etcétera. Pero todavía hay una toma de conciencia y de responsabilidad que todavía falta a la hora de estar frente a una niñez travesti trans y de todas las niñeces. Hay algo que hay que hacer de a poco”.

“Cae el letra muerta”

Sí, Gabriela conoce casi de memoria la Ley de Identidad de género. Y la normativa es muy pero muy clara frente a la diversidad y sus derechos. No obstante, asegura con mucha convicción que “la Ley cae en letra muerta cuando las personas no la conocen. Y más del 80% no sabe que existe la ley de identidad de género. La implementación está en manos de la personas. Es clara, está en vanguardia a nivel mundial pero cuando tenés en la escuela una niñez travesti trans no puede ser que ni siquiera con la Ley de Identidad de Género sepan qué hacer no sirve”.

“Las niñeces no exijen”

Gabriela no se sale del eje. Sabe que estamos hablando de infancias y de todo lo que ello significa para la formación del ser humano. “La Ley la deben conocer todos. Las niñeces no puede exigir desde su lugar de niñeces respeto porque en la ley de genero en el artículo 12 de la ley por ejemplo , dice tal cosa. El marco normativo, se lo deben a la comunidad travesti trans porque son quienes militaron y exigieron esa ley, es un legado que dejaron para las nuevas generaciones pero no alcanza y tenemos que reconocerlo”.

“La ESI no se aplica”

¿Por qué no alcanza? “Porque al momento de aplicarla no lo quieren hacer, como la ESI, existe desde hace más de 15 años y no se aplica que todas las escuelas. Hay trabajo interno personal y vencer la resistencia de los perjuicios que es lo que me pasa a mi con una niñez trans y después, llevarlo a la doble responsabilidad que cada una tiene en el sistema educativa”.

Perfil bajo

¿Luana te acompaña en esta lucha de información y concientización?. “¿Luana? Tiene un perfil bajo, la cuidé muchísimo. Cuidé su exposición. No es fácil ser Lulú en este país ni en otro, porque es reconocida internacionalmente ni medir lo que las personas le pueden pedir, fotos, etcétera y naturalizar las violencias. A mi misma se ha hecho muy pesado bancar todo lo que le causa a la otra persona. Ella tene 15 años, es adolescente. No solamente es tímida y tiene perfil bajo sino que tiene autocuidado que yo le enseñe: mantenerse al margen de algunas situaciones como para esta integra. Vine con su hermano mellizo Elías, me acompañó”, expresó con una sonrisa.

Para hacer la entrevista dejó su trabajo de sacar de las valijas libros y libros para ponerlos en una mesa del gimnasio de la escuela 712 para que pueden interiorizarse los asistentente de la bibliografía que existe. Se aseguró que los títutos estén bien a la vista y que las temáticas sean distinguidas como corresponde.

Traje todo lo que tengo

“Traje todo lo que que tengo, es única en el país. En el libro “Un mundo donde quepan todes”, hay mucha información para todo el sistema educativo. Tiene talleres, laminas , actividades, no solo para informarte sino herramientas para llevar al aula. Es muy importante que lo tengan” dijo y cerró la entrevista con la amabilidad que la caracteriza. Un paso más para aprender, capacitarse y por sobre todo, no hacer ningún tipo de distinción dentro de las niñeces. #

Gabriela Mansilla y fuertes frases sobre las niñeces travestis trans.“Hay escuelas que no saben acompañar”, dijo.
13 AGO 2022 - 20:28

Por Lorena Leeming / @loreleeming

Gabriela Mansilla estuvo en Trelew. Lleva escritos 8 libros y desplegó sobre el gimnasio de una escuela todo su material y herramientas, en especial su última edición que versa sobre la ESI (Educación Sexual Integral) con perspectiva travesti trans. Ella es la mamá de Luana, la primera nena del mundo que obtuvo su DNI con cambio de género. Pudo manifestar su disconformidad con el género que le habían asignado al nacer a los 2 años y 4 años después ya tenia su documentación como aval.

Pero lamentablemente en la actualidad, hay una gran parte de niños y niñas a las que la sociedad les debe mucho aún. “Hay más de un 70% de escuelas que no saben acompañar una niñez travesti-trans y más de un 80% que no conoce que existe la Ley de Identidad de Género entonces, la Ley cae en saco roto”dijo en una entrevista exclusiva con Jornada.

Gabriela no se da por vencida, vino a Trelew con Elías el hermano mellizo de Luana y va por cada provincia llevando su mensaje para que las infancias travestis trans-tengan el mismo derecho que las otras de ser feliz: toda una sociedad interpela que culturamente no se puede pensar en una niña con pene o un niño con vulva. Nos tenemos que informar.

Predispuesta, con una sonrisa, palabras claras y conceptos profundos. Así habló Gabriela Mansilla con este diario. La lucha que la mujer lleva no es de ayer, es de hace 10 años. “Luanita pudo manifestar la disconformidad con el género que se le asignó al momento del nacimiento cuando tenía 2 años. Ahora tiene 15. Cuando le dan el DNI tenía 6 años, fue en 2013 y habíamos llevado una lucha enorme”, recordó.

Pero la visibilización de la historia puntual de Luana y del abordaje de las niñeces trans se da a partir de uno de los primeros libros que escribió Gabriela. Por ejemplo: “Yo nena, yo princesa” que ahora fue llevado al cine y no paró la visibilidad que tomó la historia.

Una sociedad interpelada

Y... - dice- “es todo lo que interpela a una sociedad que culturalmente no puede pensar a una niña con pene o a un niño con vulva. Hay una realidad que existe desde que la humanidad es humanidad y que tenemos que conocer. Nos tenemos que informar. Lo más importante es apuntar a la educación”, remarcó.

¿Se avanzó en esta temática en los últimos tiempos?. La respuesta de Gabriela fue inmediata: “En lo que se ha avanzado es en el reclamo. En la exigencia del cumplimiento de derechos. No se ha avanzado en tener el tema en la en agenda emocional, en la política en todos los espacios”, aseguró.

“En las escuelas”

Advirtió además que no se avanzó en que la niñeces travestis y trans sean respetadas en las escuelas. Hay más de un 70% de escuelas que no saben cómo acompañar una niñez travesti-trans. Digo, docentes, directivos, etcétera. Hay un desconocimiento enorme pero a la vez hay mucha resistencia. Y no se trata si creo o no, se trata de respetar los derechos y la Ley de Identidad de Genero. Hay obligación para con las niñeces travestis y trans y gracias a la visibilidad que tomó la historia d Luana y que no hemos parado de llevar esta información a todo el país, hoy las niñeces travestis y trans están dentro de la escuela”.

“Saben cómo acompañar”

Y eso no es todo. Hoy, a diferencia de otros años “las familias saben cómo acompañar, donde ir, hay Direcciones, oficinas de Género, sabén qué materiales encontrar, “yo tengo 8 libros escritos. Este que presento hoy (por ayer) acá es “Un mundo donde quepan todes” que tiene ESI con una perspectiva travesti trans y 4 libros autogestivos de la asociación civil infancias libres” manifestó

“Todo al alcance”

La mamá de Luana asegura que quien quiera infomarse hoy tiene todo a su alcance. “Hay películas, documentales, herramientas etcétera. Pero todavía hay una toma de conciencia y de responsabilidad que todavía falta a la hora de estar frente a una niñez travesti trans y de todas las niñeces. Hay algo que hay que hacer de a poco”.

“Cae el letra muerta”

Sí, Gabriela conoce casi de memoria la Ley de Identidad de género. Y la normativa es muy pero muy clara frente a la diversidad y sus derechos. No obstante, asegura con mucha convicción que “la Ley cae en letra muerta cuando las personas no la conocen. Y más del 80% no sabe que existe la ley de identidad de género. La implementación está en manos de la personas. Es clara, está en vanguardia a nivel mundial pero cuando tenés en la escuela una niñez travesti trans no puede ser que ni siquiera con la Ley de Identidad de Género sepan qué hacer no sirve”.

“Las niñeces no exijen”

Gabriela no se sale del eje. Sabe que estamos hablando de infancias y de todo lo que ello significa para la formación del ser humano. “La Ley la deben conocer todos. Las niñeces no puede exigir desde su lugar de niñeces respeto porque en la ley de genero en el artículo 12 de la ley por ejemplo , dice tal cosa. El marco normativo, se lo deben a la comunidad travesti trans porque son quienes militaron y exigieron esa ley, es un legado que dejaron para las nuevas generaciones pero no alcanza y tenemos que reconocerlo”.

“La ESI no se aplica”

¿Por qué no alcanza? “Porque al momento de aplicarla no lo quieren hacer, como la ESI, existe desde hace más de 15 años y no se aplica que todas las escuelas. Hay trabajo interno personal y vencer la resistencia de los perjuicios que es lo que me pasa a mi con una niñez trans y después, llevarlo a la doble responsabilidad que cada una tiene en el sistema educativa”.

Perfil bajo

¿Luana te acompaña en esta lucha de información y concientización?. “¿Luana? Tiene un perfil bajo, la cuidé muchísimo. Cuidé su exposición. No es fácil ser Lulú en este país ni en otro, porque es reconocida internacionalmente ni medir lo que las personas le pueden pedir, fotos, etcétera y naturalizar las violencias. A mi misma se ha hecho muy pesado bancar todo lo que le causa a la otra persona. Ella tene 15 años, es adolescente. No solamente es tímida y tiene perfil bajo sino que tiene autocuidado que yo le enseñe: mantenerse al margen de algunas situaciones como para esta integra. Vine con su hermano mellizo Elías, me acompañó”, expresó con una sonrisa.

Para hacer la entrevista dejó su trabajo de sacar de las valijas libros y libros para ponerlos en una mesa del gimnasio de la escuela 712 para que pueden interiorizarse los asistentente de la bibliografía que existe. Se aseguró que los títutos estén bien a la vista y que las temáticas sean distinguidas como corresponde.

Traje todo lo que tengo

“Traje todo lo que que tengo, es única en el país. En el libro “Un mundo donde quepan todes”, hay mucha información para todo el sistema educativo. Tiene talleres, laminas , actividades, no solo para informarte sino herramientas para llevar al aula. Es muy importante que lo tengan” dijo y cerró la entrevista con la amabilidad que la caracteriza. Un paso más para aprender, capacitarse y por sobre todo, no hacer ningún tipo de distinción dentro de las niñeces. #


NOTICIAS RELACIONADAS