Lugo, con "signos positivos" pero pronóstico reservado

El expresidente de Paraguay Fernando Lugo presenta una evolución estable, pero con un pronóstico reservado, tras ser sometido el miércoles pasado a una cirugía de urgencia luego de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV).

14 AGO 2022 - 13:26

La evolución de Lugo es favorable al presentar unos signos positivos y también porque se cumplieron todas las metas trazadas, detalló el senador y médico Jorge Querey, quien encabeza el equipo de profesionales que atienden al expresidente, en el parte médico.

No obstante, continúa con un pronóstico reservado, con asistencia respiratoria mecánica y varios cuidados ante su estado de salud, agregó, informó el diario local ABC.

"La valoración neurológica se realizaría el lunes luego de obtener los resultados de algunos estudios", anticipó el informe médico.

Lugo atraviesa su cuarto día de hospitalización en cuidados intensivos del sanatorio privado Migone tras haber sufrido un ACV el pasado 10 de agosto.

El exmandatario se descompensó el miércoles pasado mientras estaba en el Senado y fue retirado del edificio por sus pares y funcionarios en silla de ruedas.

Luego se supo que el cuadro de convulsiones que había presentado era un accidente cerebrovascular (ACV), es decir, la rotura de uno de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro o una interrupción de la llegada de nutrientes al órgano.

El expresidente había sido diagnosticado en 2010 de linfoma, un cáncer del sistema linfático, por el que recibió tratamiento en Brasil y se recuperó en 2012.

Lugo, un exobispo católico, gobernó Paraguay entre 2008 y 2012. Su triunfo electoral en 2008 terminó con 61 años de hegemonía del Partido Colorado.

Es hasta ahora el único mandatario que no perteneció al Partido Colorado, de derecha, desde que esa fuerza política asumió el poder en 1954, primero bajo la dictadura de Alfredo Stroessner y a partir de 1989 en democracia.

Lugo fue destituido de la Presidencia en junio de 2012, nueve meses antes de las elecciones presidenciales, mediante un controvertido juicio político en el Congreso, acusado de mal desempeño de sus funciones.

14 AGO 2022 - 13:26

La evolución de Lugo es favorable al presentar unos signos positivos y también porque se cumplieron todas las metas trazadas, detalló el senador y médico Jorge Querey, quien encabeza el equipo de profesionales que atienden al expresidente, en el parte médico.

No obstante, continúa con un pronóstico reservado, con asistencia respiratoria mecánica y varios cuidados ante su estado de salud, agregó, informó el diario local ABC.

"La valoración neurológica se realizaría el lunes luego de obtener los resultados de algunos estudios", anticipó el informe médico.

Lugo atraviesa su cuarto día de hospitalización en cuidados intensivos del sanatorio privado Migone tras haber sufrido un ACV el pasado 10 de agosto.

El exmandatario se descompensó el miércoles pasado mientras estaba en el Senado y fue retirado del edificio por sus pares y funcionarios en silla de ruedas.

Luego se supo que el cuadro de convulsiones que había presentado era un accidente cerebrovascular (ACV), es decir, la rotura de uno de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro o una interrupción de la llegada de nutrientes al órgano.

El expresidente había sido diagnosticado en 2010 de linfoma, un cáncer del sistema linfático, por el que recibió tratamiento en Brasil y se recuperó en 2012.

Lugo, un exobispo católico, gobernó Paraguay entre 2008 y 2012. Su triunfo electoral en 2008 terminó con 61 años de hegemonía del Partido Colorado.

Es hasta ahora el único mandatario que no perteneció al Partido Colorado, de derecha, desde que esa fuerza política asumió el poder en 1954, primero bajo la dictadura de Alfredo Stroessner y a partir de 1989 en democracia.

Lugo fue destituido de la Presidencia en junio de 2012, nueve meses antes de las elecciones presidenciales, mediante un controvertido juicio político en el Congreso, acusado de mal desempeño de sus funciones.


NOTICIAS RELACIONADAS