DEPORTES

Aurinegro en Córdoba


El plantel de Deportivo Madryn llegó ayer por la mañana a Río Cuarto y tras el descanso y almuerzo, por la tarde realizó una práctica en el estadio de Atenas de esa ciudad esperando el choque de mañana a las 21 horas ante Estudiantes, en la final de ida del torneo.
03/06/2014 02:00

2.299

El plantel del Deportivo Madryn inició el viaje final, los kilómetros decisivos, los que recorrerá por última vez camino al ascenso de categoría, que puede darse el próximo domingo en su estadio, en el juego revancha del que mañana comenzará a disputar ante Estudiantes de Río Cuarto y que lo puede depositar en el torneo Argentino “A” después de otros 180 minutos intensos y seguramente cargados de emotividad por lo que se pone en juego.

Con la debida anticipación, el plantel se instaló en Córdoba para esperar este choque trascendente en su historia deportiva en el Argentino “B”, que puede ser el último que hará en condición de visitante en la categoría, después de años de búsqueda con una final disputada y otras semifinales en la que no pudo llegar a una definición como esta temporada, en la que se ha mostrado muy sólido tanto dentro como fuera de su estadio, en la que apenas cedió todos los puntos en juego en un par de partidos.

Si bien el de mañana parece un juego más complicado que los anteriores, no solo por la instancia sino también porque el rival ha hecho también un esfuerzo importante para poner en cancha un plantel competitivo, el “Depo” supo y sabe cómo jugarlos a partir de la idea que el técnico Portalau llevó adelante en su trabajo al frente del plantel, cuando asumió casi un año atrás y que a punto está de lograr el objetivo para el que fue contratado.

El local

No hay tiempo para festejar más de la cuenta. El calendario, con el Mundial de Brasil que está al caer, no da tregua y para Estudiantes llegó el momento de enfocar la mira en Deportivo Madryn, el último rival que enfrentará en su largo camino al ascenso.

Ascenso. Una palabra que le viene quitando el sueño al pueblo “celeste”. Una palabra que muy pocos se animan a pronunciar pero que todos anhelan que se haga realidad.

En poco más de 24 horas será el momento de poner primera. Un estadio “Ciudad de Río Cuarto” que lucirá repleto y la ilusión, tal como ocurrió en la serie de semifinales, de hacer una buena diferencia pensando en la revancha.

Se sabe que Deportivo Madryn es prácticamente infranqueable de local y por ese motivo la apuesta del técnico y los jugadores es, como primera medida, quedarse con la victoria en este cotejo de ida. Será fundamental imponer la localía.

De cara a este trascendental compromiso, Ricardo Dillon tendrá la dicha de contar con todo el plantel a disposición, algo de suma importancia si se tiene en cuenta que se trata de una final.

Tres vuelven tras cumplir sus respectivas suspensiones. En el ataque, y luego de perderse los dos encuentros ante Independiente de Chivilcoy puede reaparecer Martín Dopazo, el goleador del equipo. Y en la zona media, por su parte, podrán volver Carlos Lucero y Cristian Garraza, piezas vitales en la estructura del equipo. Además de estos regresos, Dillon espera contar con Germán Gigena en todo su esplendor. El delantero, que se recupera de una molestia, viene trabajando diferenciado aunque así y todo está teniendo minutos en cancha. Su desempeño puede ser determinante a la hora de la final, teniendo en cuenta su enorme experiencia. (Info: Diario Puntal).#


Argentino B Deportivo Madryn