#calvario


Ramón Álvarez golpeó las puertas del PAMI, de Anses y hasta de Desarrollo Social de Nación, pero al día de hoy sigue sin ingresos ni cobertura social. (Foto: Agustín Martínez-Imneuquén)

El calvario de un hombre al que el PAMI y la Anses lo dieron por muerto

Ramón Álvarez tiene 61 años y quedó inválido por un accidente laboral. En 2009 muere un hijo en un accidente y su esposa cae en una profunda depresión. Otro hijo, discapacitado, fallece dándole a la pareja otro duro golpe. Cuando notificó a la Anses sobre la muerte de su hijo discapacitado, por un error, le cortaron los beneficios a él y hoy no tiene ni pensión ni medicamentos.